xalapa
18
Search
Lunes, 21 de Octubre de 2019
  • :
  • :

20 películas para gente que odia la Navidad

odianavidad

Si no te apetece darle al turrón mientras te obligan a tragarte otra de esas insoportables películas navideñas de siempre, apunta

 

Juan Nadie (1941)

Un Capra sin lo peor de Capra. Un cuento duro, muy actual y menos ñoño que ¡Qué bello es vivir!. Un magnate compra un diario y echa a la calle a casi todos sus empleados. Una pizpireta periodista escribe, como despedida, una falsa carta en la que un parado amenaza con tirarse desde el tejado del ayuntamiento el día de Navidad. La carta es un bombazo y el periódico se ve obligado a inventarse al desempleado. El casting les sale tan bien que eligen a Gary Coope.

 

El apartamento (1960)

Las Navidades más tristes que yo recuerde en el cine son las de El apartamento. Y dentro de lo tristes que pueden llegar ser, aquí vemos algo más triste todavía: las cenas o fiestas de empresa. El trepa Buxter, el jefe Sheldrake y la ascensorista Fran forman un trío inolvidable y que hace de esta película una absoluta obra maestra.

 

Santa Claus conquista a los marcianos (1964)

Una de las películas más horripilantes y delirantes de la historia del cine. Así sería el cine navideño de Ed Wood. En resumen: los marcianos están depres y abducen a Santa y a dos niños horrorosos para recuperar la felicidad. Para verla con amigos y fumado es maravillosa.

 

La semilla del diablo (1968)

¿Qué hay más cercano al demonio que dos habladoras vecinas que hacen ganchillo? Pocas pelis hay más perfectas para amargar el buen rollo de la noche del 24. Ambientada en Navidades, aquí no hay villancicos, pero sí cantos satánicos. Con El bebé de Rosemary (título original, y mejor) Paramount solo buscaba una buena taquilla con no demasiado presupuesto y acabaron produciendo la obra maestra de Polanski.

 

Tales From the Crypt (1972)

En concreto el episodio And all through the House, protagonizado por Joan Collins y dirigido por Freddie Francis. Una nochebuena, una mujer decide matar a su marido y preparar el crimen perfecto. Pero nada sale como desea: esa misma noche, un maníaco escapa de un hospital para homicidas dementes disfrazado de Santa Claus.

 

Silent Night, Bloody Night (1974)

Nochebuena. Un cuerpo aparece sobre la nieve del jardín de la casa Butler. El cadáver pertenece a Wildfred Butler, que ha muerto a lo Freddy Krueger: quemado. El caso queda archivado como accidente, pero veintidós años después el nieto de Butler pretende vender la casa. En la peli sale John Carradine.

 

Black Christmas (1974)

Es Navidad y las chicas de una fraternidad preparan sus vacaciones con la familia. Pero antes de irse a comer el pavo, deciden hacer una fiestecita. En ella un acosador llama a dos de ellas por teléfono. Ya saben: sonidos extraños, jadeos, frases guarras…

 

Testigo silencioso (1978)

Una peli setentera muy entretenida y con guión de un joven Curtis Hanson (L. A. Confidential). Christopher Plummer entra en un banco disfrazado de Papa Noel y apunta a Elliott Gould, cajero de la sucursal que le da 100.000 dólares. Cuando el atracador descubre en el periódico que el robo en el banco ha sido de 200.000, ata cabos: el cajero se ha quedado con los otros 100.000.

 

Feliz Navidad, Mr Lawrence (1983)

Se vendió como la versión marica de El puente sobre el río Kwai, pero con total injusticia. Película de Nagisa Oshima (El imperio de los sentidos) protagonizada por dos músicos: Ryuichi Sakamoto y David Bowie. También sale Takeshi Kitano interpretando al bestial sargento Hara. Y todo antes del Humor amarillo y de ser idolatrado en festivales y filmotecas.

 

Silent Night, Deadly Night (1984)

Billy ve cómo un tipo vestido de Santa Claus mata a sus padres. Billy es encerrado en un orfanato bajo las órdenes de una horrible monja hasta que cumple la mayoría de edad, que es cuando se pone a trabajar en una tienda de juguetes… vestido de Santa Claus. Mala idea.

 

Gremlins (1984)

Magistralmente dirigida por Joe Dante y producida por Splielberg (con drama de orfandad marca de la casa incluido). En este cuento navideño, a un chaval, que también se llama Billy, le regalan un peluche de carne y hueso y tres facilísimas reglas. Pero el chaval es un poco lentito y se lía parda. Clasicazo antinavideño.

 

Eduardo Manostijeras (1990)

Otro cuento navideño, pero más triste. Un buen Tim Burton, el de antes de hacer mamarrachadas como El planeta de los simios o Alicia en el país de las maravillas. Hasta Johnny Depp está bien porque tiene que hacer de persona rara y casi no habla. Lo mejor: la impresionante banda sonora de un gran aliado de Burton: Danny Elfman.

 

Solo en casa (1990)

Bombazo mundial de Chris Columbus que se deja ver a pesar de algunos toques ñoños y muy empalagosos. Gran banda sonora de John Williams, bastante eficaz guión de John Hughes (La chica de rosa) y los cacos, Joe Pesci y Daniel Stern, están estupendos. El crío es para matarlo.

 

Los Teleñecos en Cuento de Navidad (1992)

Sí, el clásico de Dickens ya huele todas las Navidades, pero un respeto que estos son los Teleñecos y Michael Caine está fabuloso como Mr. Scrooge. Frank Oz puso voz a seis personajes y se rodó en los míticos Shepperton Studios.

 

Pesadilla antes de Navidad (1993)

Otra joya macabra de la factoría Burton, esta vez un musical con otra soberbia banda sonora de Elfman, que también puso voz al prota en sus canciones. Se rodó con la técnica de stop motion (como La novia cadáver, también producida por Burton) y financiada por Walt Disney, que mutiló la película para hacerla “para todos los públicos”.

 

Jack Frost (1997)

No se confundan con esa infumable película navideña con Michael Keaton ni con la peli de animación del mismo título. Aquí un asesino en serie vuelve a la vida en forma de muñeco de nieve. Como lo leen.

 

El Grinch (2000)

Sólo recomendable para los fans de Jim Carrey, aquí maquillado de pies a cabeza y más desatado que nunca. Solo él puede hacer algo así. Si no le gusta la detestará, pero si le hace gracia Carrey pasará un buen rato. La primera aparición de este personaje es de 1966, fue en la televisión y nada menos que con Boris Karloff como el Grinch.

 

A L’ interieur (2007)

Una verdadera salvajada gore rodada en Francia y ambientada en una extraña Nochebuena. No coman demasiado cordero si la ven porque hay hasta una cesárea sin anestesia (y con tijeras) y más sangre que en la fiesta de fin de curso de Carrie.

 

Disney’s A Christmas Carol (2009)

Vale, Dickens, Navidad, Disney… ya, ya, pero no se engañen. También la protagoniza Jim Carrey y tiene su mala leche además del histrionismo que tanto nos gusta a sus admiradores. Aparecen (tuneados) Gary Oldman, Colin Firth, Cary Elwes, Robin Wright y el desaparecido Bob Hoskin, que ya trabajó con su director en ¿Quién engañó a Roger Rabbit?.

 

Sint (2010)

La película fue muy polémica en Holanda y algunas aburridas asociaciones de padres pidieron retirar los carteles de la peli de las calles. En esta película “Sint” (nombre coloquial de San Nicolás) no es un anciano gordito, bueno y simpático, sino un bestia que decapita niños. No me digan que no promete…

 

 

Información de Cinemanía

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *