xalapa
22
Search
Martes, 22 de Agosto de 2017
  • :
  • :

547 niños, víctimas de abusos en un coro católico en Alemania

coro

Como una “prisión”, “infierno” y “campo de concentración” describen las víctimas su estadía en el coro de la mundialmente conocida Catedral de Ratisbona y sus escuelas asociadas, informó Ulrich Weber, investigador independiente. Uno de los más criticados, por presuntamente no haber intervenido, es Georg Ratzinger, hermano del Papa emérito Benedicto XVI, cuyo nombre civil es Joseph Ratzinger

 

En Alemania salió a la luz el peor escándalo de abusos de menores en el seno de la Iglesia católica; cientos de niños de la mundialmente conocida Catedral de Ratisbona sufrieron por décadas abusos físicos y psicológicos por parte de los encargados del coro de la iglesia.

De acuerdo con un reporte independiente que se dio a conocer este día después de dos años de trabajo por parte de un comité indpendiente de la Iglesia católica, desde el año 1945  han sido abusado al menos 547 integrantes del coro de la ciudad bávara; incluso en 67 casos hubo denuncias de agresiones sexuales. La supuesta motivación detrás de los abusos, fue un fuerte pensamiento elitista. Se identificaron a 49 sacerdotes como los probables responsables. En este entramado de delitos hay dos tipos de autores: los que los perpetraron y los que callaron.

Según informes de estudiantes que asistieron a las escuelas de la Catedral y el coro “los gorriones de la catedral de Ratisbona“, existía un elaborado sistema de opresión y abuso, que incluía golpes en la cara, los glúteos y la cabeza, con palos, látigos y anillos de sello, controles de higiene humillantes y el forzoso consumo del propio vómito. “Era como un campo de concentración mortal. Terror”, declaró un ex estudiante.

Las investigaciones dejan claro que el encubrimiento también era sistematizado. Hasta el 2010, los encargados ignoraban las denuncias por parte de los estudiantes. Los agresores se aseguraban del silencio de sus víctimas, amenazándolos con más violencia y la expulsión de la escuela. Uno de los más criticados, por presuntamente no haber intervenido, es Georg Ratzinger, hermano del Papa emérito Benedicto XVI, quien trabajó como maestro de capilla de catedral en Rotemburgo por 30 años. “Él era estricto, presionaba mucho, era cascarrabias y se le iba la mano muy fuerte”, declaró una víctima sobre Georg Raztinger.

Georg Ratzinger, ya jubilado, y el vicario general de Regensburg, Michael Fuchs, pidieron disculpas públicamente a los afectados, que ahora son adultos y delataron sus casos. Además de eso, la Iglesia católica alemana se comprometió a pagar a cada una de las víctimas una indemnización de 20 mil euros , y el pago de apoyo terapéutico si lo necesitan para superar los traumas que eso les pudiera haber causado.

Uno de los investigadores independientes, Uklrich Weber, informó que las víctimas describieron estas instituciones como una prisión, como el infierno y como campos de concentración. Para muchos fue la peor época de sus vidas, caracterizada por la violencia, el miedo y el desamparo.

Una de las víctimas fue Alexander Probst. “Hoy es un día muy importante para mí porque de alguna manera cierra un capítulo de mi vida. Un sentimiento de haber lidiado con lo que tenía que lidiar. La parte más dura está hecha, lo que faltan son los detalles”, manifestó.

El caso de Ratisbona es el que más víctimas abarca en el marco del escándalo sobre abuso del maltrato y de abuso sexual en la Iglesia católica de Alemania.

El estudio abarca los casos que se registaron en ese internado desde 1945 y principios de los 90. El vicario general, Michael Fuchs, reconoció que los medios alemanes de prensa contribuyeron de manera fundamental a sacar a la luz ese escándalos, que durante décadas se acalló en Regensburg.

 

Tomado de Aristegui Noticias.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *