xalapa
22
Search
Jueves, 20 de Julio de 2017
  • :
  • :

Absolutamente, México pagará por el muro, insiste el magnate

lideres de hamburgo
La esperada reunión de los presidentes Enrique Peña Nieto y Donald Trump en el contexto de la Cumbre del G20 –primera luego de aquel accidentado encuentro del 31 de agosto de 2016 en Los Pinos– tampoco transcurrió esta vez sin un desaguisado. A la pregunta lanzada por una reportera sobre si todavía espera que México pague por el muro fronterizo, el republicano respondió: “absolutamente’’.

El gobierno mexicano, cuya posición ha sido siempre de rechazo a cualquier posibilidad de erogar un solo centavo por esa valla, respondió a través del canciller Luis Videgaray: “Yo no puedo desmentir. Lo que les puedo decir es que yo no lo escuché. Si lo dijo, no lo escuchamos…”

Se refería a los integrantes de la delegación mexicana, y por supuesto al propio presidente Peña Nieto, sentado a un lado de su homólogo de Estados Unidos. Y porque además, dijo el canciller Videgaray, no tocar ese tema había sido un acuerdo previo entre los responsables de preparar esa reunión.

Aunque las diversas evidencias en audio y video no resultan perfectamente claras sobre la respuesta de Trump, la pregunta de la reportera de Ap fue lanzada cuando los pools de la prensa de Estados Unidos y México salían del lugar donde ambos mandatarios habían dirigido un breve mensaje para de inmediato pasar a hablar en privado, sí es posible distinguir la expresión del republicano.

De inmediato las agencias de noticias distribuyeron despachos informativos con este hecho y en las redes sociales se reprodujo el momento. Y ni la Casa Blanca o el propio Trump –éste tan afecto a reprochar a la prensa cuando según él le atribuyen noticias falsas– salieron a desmentir ésta.

Videgaray Caso llegó a la sala de prensa internacional. Aseguró que el muro fronterizo no fue parte de la conversación entre los mandatarios.

Este comentario que dicen que hizo en voz baja el presidente Trump yo no lo escuché. Estaba poniendo atención probablemente a la salida de los medios de comunicación, insistió el canciller.

Enumeró primero los temas abordados en el encuentro y enseguida puntualizó: el tema del muro no se trató.

La posición de México respecto de esa valla decidida por el ocupante de la Casa Blanca desde su campaña por la Presidencia es invariable, insistió el funcionario. No es un tema de la relación bilateral ni es parte de la conversación entre los dos países, dijo.

Además, reveló: “Habíamos acordado previamente con los equipos que el muro no se tocaría, y efectivamente no se habló de éste. He visto estos reportes. Yo estaba en la reunión, no escuché este comentario; tal vez estaba poniendo más atención a la salida de los compañeros de la prensa, pero lo que les puedo confirmar es que no fue parte de la conversación’’.

Admitió haber escuchado la pregunta de la reportera, pero este comentario en algunos medios, particularmente internacionales, no lo escuché. Lo pudo haber hecho el presidente, pero yo no lo escuché.

Para Videgaray, además, la relación entre Trump y Peña Nieto es respetuosa y cordial, y la importancia de sus conversaciones es que contribuyan a una condición de trabajo seria y con normalidad institucional entre los dos países.

Sábado 8 de julio de 2017, p. 3 Hamburgo. La esperada reunión de los presidentes Enrique Peña Nieto y Donald Trump en el contexto de la Cumbre del G20 –primera luego de aquel accidentado encuentro del 31 de agosto de 2016 en Los Pinos– tampoco transcurrió esta vez sin un desaguisado. A la pregunta lanzada por una reportera sobre si todavía espera que México pague por el muro fronterizo, el republicano respondió: “absolutamente’’. El gobierno mexicano, cuya posición ha sido siempre de rechazo a cualquier posibilidad de erogar un solo centavo por esa valla, respondió a través del canciller Luis Videgaray: “Yo no puedo desmentir. Lo que les puedo decir es que yo no lo escuché. Si lo dijo, no lo escuchamos…” Se refería a los integrantes de la delegación mexicana, y por supuesto al propio presidente Peña Nieto, sentado a un lado de su homólogo de Estados Unidos. Y porque además, dijo el canciller Videgaray, no tocar ese tema había sido un acuerdo previo entre los responsables de preparar esa reunión. Aunque las diversas evidencias en audio y video no resultan perfectamente claras sobre la respuesta de Trump, la pregunta de la reportera de Ap fue lanzada cuando los pools de la prensa de Estados Unidos y México salían del lugar donde ambos mandatarios habían dirigido un breve mensaje para de inmediato pasar a hablar en privado, sí es posible distinguir la expresión del republicano. De inmediato las agencias de noticias distribuyeron despachos informativos con este hecho y en las redes sociales se reprodujo el momento. Y ni la Casa Blanca o el propio Trump –éste tan afecto a reprochar a la prensa cuando según él le atribuyen noticias falsas– salieron a desmentir ésta. Videgaray Caso llegó a la sala de prensa internacional. Aseguró que el muro fronterizo no fue parte de la conversación entre los mandatarios. Este comentario que dicen que hizo en voz baja el presidente Trump yo no lo escuché. Estaba poniendo atención probablemente a la salida de los medios de comunicación, insistió el canciller. Enumeró primero los temas abordados en el encuentro y enseguida puntualizó: el tema del muro no se trató. La posición de México respecto de esa valla decidida por el ocupante de la Casa Blanca desde su campaña por la Presidencia es invariable, insistió el funcionario. No es un tema de la relación bilateral ni es parte de la conversación entre los dos países, dijo. Además, reveló: “Habíamos acordado previamente con los equipos que el muro no se tocaría, y efectivamente no se habló de éste. He visto estos reportes. Yo estaba en la reunión, no escuché este comentario; tal vez estaba poniendo más atención a la salida de los compañeros de la prensa, pero lo que les puedo confirmar es que no fue parte de la conversación’’. Admitió haber escuchado la pregunta de la reportera, pero este comentario en algunos medios, particularmente internacionales, no lo escuché. Lo pudo haber hecho el presidente, pero yo no lo escuché. Para Videgaray, además, la relación entre Trump y Peña Nieto es respetuosa y cordial, y la importancia de sus conversaciones es que contribuyan a una condición de trabajo seria y con normalidad institucional entre los dos países. AnteriorSiguiente Subir al inicio del texto

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *