xalapa
18
Search
Lunes, 19 de Noviembre de 2018
  • :
  • :

Aprueban en lo general el PEF 2018; el monto, superior a 5 billones de pesos

3-34

Confirmado: continuará el financiamiento público a los partidos

El nivel de operación política y el reparto de recursos públicos entre la mayoría de partidos políticos para cumplir sus múltiples requerimientos, desplegados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), derivó en la aprobación –en lo general– del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2018 en la Cámara de Diputados.

El PEF 2018 no sólo cubrirá los requerimientos de gasto del gobierno federal en un año en que habrá elecciones, sino que confirmó la continuidad del financiamiento público a los partidos, una vez que la Comisión de Puntos Constitucionales ni siquiera se reunió para analizar las iniciativas de distintos grupos parlamentarios y regresar al esquema de aportaciones privadas.

En San Lázaro, la SHCP, por conducto de la Unidad de Apoyo Técnico –encabezada por Antonio Rojas Navarrete, nieto de Ifigenia Martínez–, dirigió el trabajo en la Comisión de Presupuesto, con la finalidad de cumplir las demandas de la mayoría de los partidos y así granjearse el respaldo al dictamen presupuestario que será promulgado por el Presidente de la República en los próximos días, como anticipó el titular de la dependencia, José Antonio Meade.

Incluso, ayer, mientras el presidente de la Comisión de Presupuesto, Jorge Estefan, argumentaba en favor del dictamen en tribuna, Antonio Rojas observaba de pie desde las curules y cuando concluyó, esperó a que el priísta Estefan se dirigiera a él para conversar un momento.

Así, el gasto que habrá de distribuirse en todos los rubros económicos del país durante 2108 fue aprobado horas antes en lo general, en la reunión de la Comisión de Presupuesto, en menos de 10 minutos. De ahí pasó al pleno, donde 413 legisladores de PRI, PAN, PRD, PVEM, Movimiento Ciudadano (MC), Panal y PES lo avalaron con 413 votos y 49 en contra de Morena.

Agilidad legislativa

El procedimiento legislativo fue conducido, en forma impecable, por el presidente de la mesa directiva, Jorge Carlos Ramírez Marín, quien ha sido tres veces diputado federal. Esa experiencia lo llevó a solventar reclamos o desajustes. Tanto que, para disminuir el tiempo, estimado en 14 horas de sesión para dirimir 346 reservas, negoció con los coordinadores de las fuerzas políticas reducir la duración de las intervenciones, y así, lo que se preveía una tortuosa sesión aprobatoria del PEF 2018, se realizó rápido.

Se aplicó la regla de intervención de acuerdo con los artículos reservados, por conducto de 89 oradores.

Así, con sustento en la Ley de Ingresos de la Federación para 2018, el gobierno federal dispondrá de 5 billones 279 mil 667 millones de pesos. En ese monto se incluyen 43 mil 291 millones adicionales a la propuesta del Ejecutivo federal.

Durante dos meses, la Comisión de Presupuesto recibió 5 mil 139 solicitudes con 46 mil 865 proyectos con requerimiento de inversión federal adicional por 690 mil 319.1 millones de pesos. La principal demanda de recursos fue para desarrollo municipal, infraestructura, agua potable y saneamiento, educación pública y servicios educativos, y deporte.

No obstante, Vidal Llerenas (Morena) afirmó que hoy no estamos haciendo frente al tema de los sismos de manera adecuada, porque hoy pagamos un manejo financiero inadecuado de un gobierno de la República que da malas cuentas en materia hacendaria. Tenemos malas finanzas públicas porque nos endeudamos, porque no recaudamos bien y no gastamos bien. Y por eso no estamos atendiendo las necesidades de los mexicanos.

En respuesta, Claudia Edith Anaya (PRI) desplegó una defensa pragmática del dictamen: Es un presupuesto que atiende los grandes retos que enfrentamos como nación y que mantiene su compromiso con las finanzas sanas. Es un presupuesto diseñado para incentivar el crecimiento sostenido del producto interno bruto (PIB) mediante la inversión productiva, pero también es un presupuesto que atiende la vulnerabilidad sectorial manteniendo y fortaleciendo los programas sociales.

Con dureza, Rodrigo Abdalá (Morena) la emprendió contra el contenido del presupuesto, y cuestionó el papel de Movimiento Ciudadano:

“No podía sino llevar los sellos de la casa, el atropello, la simulación, el engaño, y por supuesto el más distintivo entre todos los sellos de identidad de esta administración y la de sus aliados opositores: la corrupción. Esta vez ni las formas parlamentarias guardaron. En tiempo digno de récord Guinness, aprobaron en comisión este dictamen de una forma tan atropellada que ni siquiera dieron tiempo de registrar en forma nuestros votos en contra.

“Y la mayoría de los diputados, felices, dispuestos y cómplices, renunciando a generar políticas públicas, renunciando tanto en la forma como en el fondo a su facultad exclusiva para modificar por sí mismos y sin la tutela ni la venia de la Secretaría de Hacienda el proyecto de presupuesto. Y es entonces cuando comienza la simulación y el engaño de esta falsa oposición que pomposamente se hace llamar Frente Ciudadano por México, lo que en realidad se debería llamar como el frente inmobiliario por México. Ya saben, casa en Miami, en Atlanta, en Las Lomas, y las que se acumulen después de los moches de este presupuesto que van a aprobar.”

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *