xalapa
18
Search
Sabado, 20 de Julio de 2019
  • :
  • :

ASF evidencia paro en el Complejo Petroquímico de Cosoleacaque

??????????

 

En 2017 el Complejo Petroquímico Cosoleacaque (CPC) comenzó a padecer insuficiencia severa del volumen y presión de gas entregado en Cosoleacaque, lo cual no solamente produjo paros no programados, sino que ha sido la causa de que desde agosto de 2018 Cosoleacaque se mantenga fuera de operación.
La auditoria con número 471 para la Rehabilitación de las Plantas de Fertilizantes Nitrogenados, en el Estado de Veracruz realizada por la Auditoria Superior de la Federación fue de cumplimiento e inversiones físicas.
En la primera entrega de la Cuenta Pública 2018, la ASF auditó 5 millones 591 mil pesos, en cuanto a ingresos y 275 millones 314 mil pesos que fueron de los egreso de esta planta, por lo que fue el 100% de los recursos.

“Se revisaron los ocho contratos que comprendieron la ejecución y supervisión de las obras para la rehabilitación de las plantas de fertilizantes nitrogenados en el estado de Veracruz por un monto 275,314.0 miles de pesos y dos contratos por la venta de chatarra que generaron ingresos por 5,590.1 miles de peso”, señaló el documento.

La ASF señaló que en 2018 se iniciaron las pruebas en la planta urea 1 pero tuvieron que ser detenidas después de 8 horas por una alerta crítica y obligó a parar el Complejo Petroquímico Cosoleacaque.
Ante la falta de gas, contempla una demanda de 115 MMPCD (millones de pies cúbicos diarios) para el CPC se habrá de satisfacer en el segundo trimestre de 2019.
Se espera la entrada en operación del Sistema Sur de Texas-Tuxpan (CFE), la interconexión en Montegrande (Tuxpan) y la primera fase de rehabilitación de la Estación de Compresión de Cempoala (Veracruz).
En conclusión la planta de fertilizantes nitrogenados no ha generado los beneficios esperados para el Estado.
La rehabilitación de la planta tenía como objetivo reactivar la industria de fertilizantes en el país, y se encontraba dentro del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, y este proyecto es parte del Pacto por México.
“Con la adquisición y la rehabilitación de la planta de fertilizantes, la producción esperada de urea representa cerca de 75.0% de la demanda nacional de este insumo para el sistema agrícola nacional, con lo cual se podría sustituir la importación de fertilizantes por más de 400,000.0 miles de dólares”, proyectó.

El 29 de agosto de 2014 se entregó el primer contrato para la ingeniería, procura y construcción de la rehabilitación de las plantas urea por 80 millones de dólares, para el 17 de noviembre de 2015 se realizaron modificaciones que estimaron un costo final de 443 millones de dólares y la conclusión para marzo de 2017.
“La fecha estimada de entrada en operación de la planta de urea 1 era para el 23 de diciembre de 2017; y para la planta de urea 2, el 19 de noviembre de 2017; aunado a que las obras relacionadas con las áreas VI y de servicios auxiliares y materias primas (SAMP) debían estar concluidas con anterioridad a la fecha de terminación de la planta de urea II”, dijo la ASF.

Durante la Cuenta Pública 2016 la ASF se encontró con que se incumplieron los objetivos y las metas de poner en operación la planta de fertilizantes nitrogenados, los costos se rebasaron de 195,000.0 a 443,099.2 millones de dólares, los tiempos se alargaron de 610 a 943 días calendario y el proyecto no era ya rentable.
Ante esto se formalizo la compra de la planta, con el equipo incompleto y en mal estado, tampoco se tuvo estudios para garantizar su rentabilidad; tampoco se establecieron antes de la contratación los trabajos que podían subcontratarse y se incumplió verificar si la contratista tenía habilidades técnicas, material y humana.
“Con la revisión de los trabajos de rehabilitación efectuada durante la fiscalización de la cuenta pública 2017 se determinaron los hallazgos siguientes: no se proporcionó evidencia documental de las razones o causas por las que se excluyeron trabajos que se habían considerado originalmente; falta de registros y de control de los materiales producto de desmantelamiento de tuberías y equipos para su venta como chatarra; falta de evidencia documental del costo real de los trabajos que se excluyeron en la orden de cambio núm. 2; se recuperaron pagos indebidos por 135.4 miles de pesos”, detalló la ASF el año pasado.

Los primeros contratos se entregaron a la empresa Jacobs Engineering de México S.A. de C.V.; así como Avanzia Istalaciones S.A. de C.V.;OPCO soluciones , S.A. de C.V.; Arendal-United Pipeline por conducto de sus filiales Atrix, S. de R.L. de C.V., y Miller Infraestructure Group, S. de R.L. de C.V.;PRAXAIR México, S. de R.L. de C.V.; por último a Pemex Transformación Industrial y Pemex Fertilizantes.
En los resultados se determinó que PEMEX no consideró la disponibilidad de materias primas, y no se cumplió con la puesta en operación de las plantas de urea 1 y 2 por la falta de materia.
“La planeación integral del proyecto por parte de los encargados de realizar esta actividad que han ocasionado erogaciones en 2018 de 25,779.6 miles de pesos y 3.8 miles de dólares por concepto de pago de rentas de equipos y flujos mínimos de insumos estipulados en los contratos que amparan el suministro de  agua tratada y de nitrógeno, ya que la planta no ha generado los beneficios esperados para el Estado”.

 

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *