xalapa
18
Search
Miércoles, 19 de Diciembre de 2018
  • :
  • :

Bala policial arruina vida a deportista; queda parapléjico

IMG_4493Veracruz ocupa el tercer lugar en la República Mexicana con el mayor número de personas con discapacidad.

La bala perdida de un policía municipal arrebató la movilidad a Sergio Benítez Ramírez cuando concluía un partido de fútbol rápido en El Roble, municipio de Emiliano Zapata.
El tiro que se le escapó al uniformado golpeó la espalda del entonces futbolista, ocasionándole una lesión medular y una discapacidad motora, misma que le impide mover su cuerpo del pecho hacia abajo.
Aquel 27 de noviembre de 1997, hace 25 años, la munición también perforó su pulmón izquierdo, fracturó una costilla y se desvió hacia la columna vertebral, quedando alojada entre los discos ocho y nueve.
“El proyectil se encuentra alojado en mi tórax, tener un fierro ahí desconocido siempre (es incómodo) en estos climas, haz de cuenta que trajera yo el refrigerador en mi persona”, cuenta.
El señor de 52 años recuerda que tenía 27 cuando la negligencia por parte de un miembro de la corporación policial, lo marcó de por vida.
Sus ojos enrojecen, pero el llanto no aparece. Ya no hay odio, rencor ni dolor en su interior hacia quien lo hirió y enfrenta una pena en la cárcel por su error.
PÉRDIDA MATRIMONIAL
Las dos ruedas de su silla lo ayudaron a levantarse y son ahora sus piernas para seguir adelante; lo llevan a donde quiere, no se deprime y no enmudece.
Su esposa lo dejó porque había quedado discapacitado. Sus piernas también lo habían abandonado. Ambas pérdidas lo lastimaron, pero no lo imposibilitaron.
Unos 15 años pasaron para que Sergio encontrara trabajo. En el proceso, sufrió lo mismo que la mayoría de las personas con discapacidad: discriminación.
“Después de estar inhabilitado, a veces burlonamente te dicen: ¿pues en qué puedes trabajar?, ¿en qué te puedo poner?, y dices tú: yo puedo contestar una línea telefónica, puedo llevar una agenda”.
Desde hace siete años, labora en un Módulo de Información y Transparencia del ayuntamiento de Xalapa, donde se siente complacido de ayudar a la gente que acude a realizar algún trámite y desconoce dónde dirigirse.
Sin embargo, aún entristece y su ceño endurece, porque hace dos años su hijo mayor murió de un paro cardíaco a la misma edad que Jesucristo; tenía 33.
Los médicos dijeron a don Sergio que su hijo consumía con frecuencia la bebida energizante “VIVE 100” y eso había dañado sus arterias.
“Es un dolor tremendo. Fue una muerte repentina. Médicamente dijeron: es este producto lo que le ocasionó que viniera congelándole, tipo miel, le tapara sus arterias y llegara al corazón”.
SUPERACIÓN ATLÉTICA
Cuando su vida cambió, decidió superarse y aprovechar la fuerza de sus brazos y su mente para destacar en el baloncesto.
Comenzó a entrenar básquetbol en silla de ruedas en el equipo “Toros de Xalapa”, en una cancha abierta de la unidad habitacional Fovissste.
Después fue seleccionado para participar en el Campeonato Nacional de Federación de Básquetbol sobre Silla de Ruedas de 1ª fuerza de la rama varonil Veracruz 2018, para representar al estado.
La entidad obtuvo el tercer lugar por encima de Sinaloa, Guanajuato, México y otros equipos de mayor renombre.
Sergio Benítez se prepara para un nuevo certamen nacional, a realizarse en seis meses.
Tiene una amplia experiencia en materia deportiva, pues, ya en silla de ruedas, entrenaba a niños en el campo de tierra del Omega, ubicado a un costado del Quirasco, y les trasmitía sus conocimientos en fútbol.
También entrenó a jóvenes que quedaron tricampeones a nivel preparatorias, en el mismo deporte.
Cabe destacar que Benítez Ramírez recibirá un reconocimiento por su alto rendimiento deportivo en el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad.
TERCER LUGAR NACIONAL CON MÁS PERSONAS CON DISCAPACIDAD
De acuerdo con información del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Veracruz, la entidad ocupa el tercer lugar en la República Mexicana con el mayor número de personas con discapacidad.
Se estima que 750 mil niños y adultos padecen algún tipo de discapacidad: física, sensorial, intelectual, psíquica, visceral y múltiple.
Hace un par de meses, la entonces presidenta del DIF estatal, Leticia Márquez, esposa del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, declaró que la discapacidad motriz (física) es más común en la población infantil y adulta.
En aquella ocasión, presumía que la ciudad de Veracruz sería la primera en el territorio estatal en contar con un parque inclusivo para las personas con discapacidad.
A su juicio, se trataba de uno de los proyectos que beneficiarán a uno de los grupos más vulnerables de la sociedad veracruzana y que cumpliría con los lineamientos de aceptibilidad para asegurar el acceso de las personas con discapacidad en igualdad de condiciones con las demás.
Y es que se destinarían 14 millones de pesos en la construcción del parque inclusivo, un proyecto que había sido respaldado por los Sistemas DIF nacional y estatal, el cual deberá ser valorado por el actual gobierno de Cuitláhuac García Jiménez.
 
UNO DE CADA 5 PADECEN DISCRIMINACIÓN
Cabe destacar que en México una de cada cinco personas de 18 años y más fue discriminada en 2017, según los resultados de la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS), que permite reconocer la prevalencia de la discriminación y sus diversas manifestaciones.
ENADIS capta actitudes, prejuicios y opiniones hacia distintos grupos de la población discriminados por motivos étnicos, etarios, de orientación sexual, entre otros.
Identifica también las experiencias de discriminación en distintos ámbitos de la vida social, así como la discriminación y desigualdad que enfrentan la población indígena, con discapacidad, diversidad religiosa, niñas y niños, mujeres, personas mayores, adolescentes y jóvenes.
El portal de transparencia del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) detalla que la encuesta se realizó en coordinación con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) y en sociedad con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).
Ésta reveló que el 23.3 por ciento de la población de 18 años y más considera que en los últimos cinco años se le negó injustificadamente algún derecho.
También exhibe que el 20.2 por ciento de la población de 18 años y más declaró haber sido discriminada en el último año por alguna característica o condición personal, tono de piel, manera de hablar, peso o estatura, forma de vestir o arreglo personal, clase social, lugar donde vive, creencias religiosas, sexo, edad y orientación sexual.
Este comportamiento se presenta en proporciones similares: 20.1 por ciento mujeres y 20.2 por ciento hombres. El estado de Guerrero registra una mayor prevalencia de discriminación hacia los hombres (26.8%) respecto de las mujeres (23.5%). En la Ciudad de México los varones declararon menor discriminación (20.6%) respecto de las mujeres (26.4 por ciento).
Las prácticas discriminatorias concretas suelen presentarse en ámbitos institucionales específicos, donde las consecuencias de la discriminación en un ámbito pueden tener efectos acumulativos en otros.
La ENADIS 2017 captó la discriminación experimentada en distintos ámbitos sociales, tales como el trabajo o escuela; la familia; los servicios médicos; las oficinas de gobierno; el negocio, centro comercial o banco; calle o transporte público; y las redes sociales.
El 71.5 por ciento de las personas con discapacidad encuestadas dijeron haber sido rechazadas por la mayoría de la gente.

 

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *