xalapa
22
Search
Domingo, 25 de Febrero de 2018
  • :
  • :

Barandal: Desencantó gabinete

 

LUIS_VELAZQUEZ
•Omisos y sumisos 
•Reprobada la mayoría

Luis Velázquez
23 de junio de 2017

ESCALERAS: Casi siete meses después, parte del gabinete yunista está en el limbo. Si existen, Mahoma sabrá. Si están operando acciones, bendito sea el Señor. Si están en el éxtasis y viviendo en gerundio, la culpa es de Javier Duarte por saquear el erario. Si pasan el día mirándose entre sí y retransmitiéndose un buen karma, ¡qué bueno! Si continúan soñando, hosanna, hosanna, que algunos sueñen en medio de tantos cadáveres. Si están arrepentidos de aceptar el cargo comodaticio, la quincena lo vale.
El caso es que luego de tantas cacayacas del bienio del cambio, ni fu ni fa.
Por ejemplo:
Secretaría de Desarrollo Social. Indira de Jesús Rosales San Román, sólo se le recuerda vestidita de indígena Pocahontas en Mixtla de Altamirano, echando tortillas, y sonriendo ante el fotógrafo.
Trabajo y Previsión Social y Productividad. Silvia Edith Mora Herrera. Sólo quizá habría actuado, y con bajo perfil, en el tiroteo en el sindicato de Tamsa con saldo de dos muertos, veinte heridos, y el líder Pascual Lagunes Ochoa, defendido a ultranza por los dueños de TAMSA, preso en el Penalito para enfrentar el zipizape.
Medio Ambiente. Mariana Aguilar López, ni fu ni fa, la antigua perredista que en la acción social parecía dinamita.
Desarrollo Agropecuario. Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, su familia trepada en el poder, con la última hazaña: uno de sus hermanos, presidente municipal de Tantoyuca en funciones, entregará la estafeta a otro hermano, alcalde electo. Una hermana, senadora de la república y diputada local con licencia, y el mismo “Chapito” buscando la candidatura del PAN a la senaduría el año entrante.
Turismo. Leopoldo Domínguez Armengual, sólo abre la boca para justificar tantos ahogados.
Infraestructura y Obras Públicas. Julen Rementería del Puerto, reducido al mero anuncio de obra pública, pero en el papel, y con su hijito de diputado local.
Desarrollo Económico. Alejandro Zairick Morante, en el limbo. Ni un solo empleo alentado en su creación en siete meses.
DIF. María Luis García Beltrán de Suárez Villa. Los poblanos al poder.
Comisión de Agua. Víctir Manuel Esparza Pérez. Sabrá Dios.
Educación para los Adultos. Shiara Desyanir Tienda Haces. 600 mil analfabetos de 14 años de edad en adelante, más un millón de paisanos con la educación primaria inconclusa, más otro millón con la educación secundaria a medias, más 600 mil más con el bachillerato incompleto.
Instituto de la Juventud. Víctor Hugo Delfín Vázquez, nada de nada.
Instituto de la Cultura. Enrique Márquez Almazán, viviendo de inanición, es más, haciendo antigüedad.
Radio Televisión de Veracruz. Raúl Martínez Chávez, su única gran obra en siete meses la creación de su programa televisivo llamado “La entrevista”.
Instituto de Capacitación para el Trabajo. Alfredo Valente Grajales Jiménez, en el sótano del limbo.
Procuración de Protección al Medio Ambiente. Ricardo Colorado Alfonso, en su casa lo conocen.
Instituto de la Vivienda, Enrique de Jesús Nachón García, una concesión a la elite Nachón de Xalapa para que hagan y deshagan.
Instituto de Pensiones. Hilario Barcelata. El IPE, el reino de las barbies. Además, un operativo mediático para dar paso a las cuotas individualizadas para los pensionados, de igual manera como fue establecido en el Chile de Augusto Pinochet, el asesino de Salvador Allende, el primer presidente socialista de América Latina por la vía electoral, y cuyo sistema pensionario fue reproducido en México por Felipe Calderón Hinojosa, teniendo a Miguel Ángel Yunes Linares de director general del ISSSTE.
Siete meses después, el gabinete anterior, en el limbo político y social.

BALAUSTRADAS: Serán, quizá, los tiempos. El tiempo sórdido heredado por Javier Duarte en SEFIPLAN. El tiempo siniestro dejado por Arturo Bermúdez en Seguridad Pública. El tiempo nublado heredado por Fernando Benítez, Juan Antonio Nemi Dib y Pablo Anaya en Salud. El tiempo oscuro de Xóchitl Osorio, Flavino Ríos y Adolfo Mota en Educación. El tiempo electoral del nepotismo.
El caso es que los secretarios Clementina Guerrero García (SEFIPLAN), Jaime Téllez Marié (Seguridad) y Arturo Irán Suárez Villa (Salud) y la vocería (Elías Assad Danini) han ocupado los titulares y los Periscope y los Facebook Live en los últimos seis meses con 23 días.
Y por angas o anchas, el mayor número de boletines sobre sus acciones han desfilado en las redes mediáticas y sociales, opacando al cien por ciento al resto del gabinete.
Nadie pensaría, por ejemplo, que la estrategia mediática de María Georgina Domínguez Colio, la primera vocera del duartazgo, se está repitiendo, en el sentido de que ella decidía el juego para cada uno de acuerdo con sus intereses, su hígado, su corazón y sus neuronas.
Pero si la información oficial fue concentrada en la dirección de Comunicación Social, entonces, lo menos que se esperaría es que los boletines fueron dosificados entre el gabinete legal y ampliado para crear así una imagen de conjunto y en conjunto trabajando por el bienestar social.
En contraparte, resulta extraño y raro que el gabinete citado en el primer apartado guarde silencio y se resigne a que los días transcurran sin que su actividad sea conocida, partiendo de que son figuras públicas, cuya vida política en ningún momento terminará el año entrante, sino que cada uno desea proyectarse y perfilarse de cara al futuro.
Ni siquiera, vaya, en las redes sociales (a las que tan proclive es el jefe de la revolución azul hecha gobierno), los secretarios y directores omisos y occisos… se cacarean.
Además, está canijo desempeñar un cargo público y vivir en la opacidad en un tiempo cuando la mitad del mundo y la otra mitad alardea de la transparencia y la rendición de cuentas.
Desde luego, nadie descartaría que ellos rinden cuentas al góber azul y es suficiente.

BARANDILLA: En el servicio público siempre han cacareado que hay trabajos “que no se ven, pero se sienten”.
Por ejemplo, ¿se sentirá el trabajo de la directora de Asuntos Indígenas, María Angélica Méndez Margarito, en un Veracruz con un millón de indígenas en las ocho regiones étnicas en la pobreza, la miseria, la jodidez, el desempleo, la migración y la pésima calidad educativa, de salud y de seguridad?
Digamos, por ejemplo, que aquella leyenda real que parece ficticia de que en las zonas indígenas hay centros de salud, pero sin médicos ni enfermeras ni medicinas, y/o en contraparte, centros de salud con médicos, pero sin medicinas se habrá superado ahora con Méndez Margarito?
Por ejemplo, se sentirá en el estilo personal de ejercer el poder y gobernar el trabajo del jefe de la oficina del Programa de Gobierno, Marcelo Francisco Monfort Guillén, cuando en siete meses la tónica ha sido única y exclusivamente alentar la denuncia penal en contra de los duartistas para incentivar la Fiscalía de la Venganza, el Odio y el Resentimiento (Jorge Wínckler Primero) y, de ñapa, la Fiscalía del pitorreo a los familiares de los desaparecidos.
Mirado en conjunto, el gabinete azul sale reprobado en la mayor parte de las materias.
Claro, quizá están aplicándose con la obra social más significativa del bienio…, pero, de ser así, nadie la conoce, nadie la sabe.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *