xalapa
22
Search
Jueves, 29 de Junio de 2017
  • :
  • :

Barandal •Aterrado Fidel Kuri

LUIS_VELAZQUEZ

•El voto, prostituido
•Su riqueza, insuficiente

Luis Velázquez
24 de mayo de 2017

PASAMANOS: El priista millonario, Fidel Kuri Grajales, está aterrado. En la campaña de candidato a alcalde jarocho se ha topado con una realidad inimaginable. Luego de escuchar, digamos, sus legítimos sueños, la población electoral le formula una sola pregunta: “¿Y de cuánto será?”.
El destino, pues, lo alcanzó. El voto tiene precio. El voto fue, está, prostituido. El voto se venderá, ni hablar, al mejor postor.
Y el magnate, dueño de la franquicia del club de fútbol, los Tiburones Rojos, dueño de la franquicia de unos casinos y dueño de una compañía constructora exitosa en el Fidelato con los “Pisos Fieles” en la sierra de Zongolica, y socio, se afirma, del dueño del sindicato ferrocarrilero, Víctor Flores Morales, cuya fortuna, calculan los amigos, en doce mil millones de dólares, está asustado.
Se ignora si la pregunta apocalíptica a Fidel Kuri tendrá ya precio. Digamos, unos tres mil, cuatro mil, cinco mil pesos, por voto. Y si se trata del voto familiar, entonces, “entre más seguro más amarrado”, y por tanto, y dada la plusvalía electoral, el precio aumenta.
Sabrá la bruja de los Llanos de Sotavento si Kuri le pondrá, digamos, dinerito fresco a la compra del voto.
O si la delegada del CEN del PRI, Lorena Martínez, operará en el altiplano para avenirse de recursos.
O si estarán apostando a que las edecanes y las barbies de los Tiburones Rojos convenzan con sus meneítos en faldita corta y sabrosa, insinuante, a la población electoral.
O si Víctor Flores le entrará al quite.
O si el presidente municipal de Veracruz ya tendrá disponible el billete.
Etcétera.
Tal ha sido la tónica en el periplo cívico del árabe priista.
Lo peor del asunto sería que mientras a Kuri le han puesto precio al voto, a los otros árabes (Ricardo Exsome, de MORENA, y Fernando Yunes Márquez, del PAN) le estén ofreciendo el voto por sus caras bonitas.
Además, claro, del hartazgo ciudadano creado y multiplicado por Javier Duarte y los suyos con tanto exceso y abuso del poder, traducido en el peculado y el enriquecimiento ilícito, y que ahora, digamos, tendría como resultado la venta del sufragio.
Unos, pues, habrían sembrado la irritación social, y otros, los Kuri, cosechando la discordia.

BALAUSTRADAS: Desde hace mucho tiempo, el voto fue prostituido. Alcanzó, claro, su esplendor y resplandor en el Fidelato. Se multiplicó en el duartazgo.
Caso insólito: nadie, absolutamente nadie cree que Érick Lagos Hernández haya obtenido la más alta votación nacional como candidato a diputado federal por el distrito de Acayucan.
Todos están seguros de que compró el voto. En unos casos, con dinero en efectivo. Y bien ajuareado. En otros, con cargos públicos. En otros, con regalos en especie. En otros, hasta con casas incendiadas en la noche como medida de presión.
Luego de la herencia siniestra y sórdida dejada por la llamada Decena Trágica, de Fidel Herrera a Javier Duarte, con una población encabritada, molesta, ahora, con todo el desparpajo del mundo, el voto, ni hablar, tiene precio.
Y más, en el caso de Fidel Kuri, quien originario de Orizaba, de donde es diputado federal, avecindado en la ribera jarocha en Alvarado, coqueteando con la candidatura priista a alcalde de Boca del Río, con un mesías populachero, terminó, ajá, de candidato por Veracruz.
Así, la aventura intrépida, mezclada y entremezclada con la osadía, la soberbia y la petulancia, se ha traducido en la actitud más sabia de la población, como es la venta del sufragio.
Ya se verá si Kuri, un tipo rústico pero populachero, que se pone a bailar con las señoras en las colonias, limitado en su discurso, engolosinado con su fortuna, vendiendo espejitos con los Tiburones Rojos, cambia el sentido de la historia en los próximos días de campaña electoral y convence, digamos, a la población de que es el profeta de la democracia, el paladín de un nuevo mundo, un mundo justo para todos, y el voto adquiere dimensión patriótica.
Claro, se está hablando de un milagro, y los milagros, ya se sabe, está canijo que existan…

ESCALERAS: Según los priistas, Kuri trae algunas ideas para enaltecer el destino común.
Y de paso, evidenciar el mundo iluminado ofrecido por sus adversarios a la alcaldía.
Uno de ellos, por ejemplo, el discurso de Fernando Yunes de que hará obra pública por mil millones de pesos cuando el presupuesto anual del Ayuntamiento de Veracruz es de mil millones de pesos.
Cuestión de enfoques, pero a partir de tal exposición de ideas, Kuri ha arremetido en contra de Yunes, y solo en las urnas, con o sin compra de votos, se conocerán las últimas palabras de la población electoral.
Lo que sí está fuera de duda es que los líderes de colonias y los colonos y las amas de casa y los jefes de familia acosan al candidato priista con la misma pregunta:
“¿De cuánto será?”.
De ser así, caray, la experiencia partidista indica que ni hay dinero suficiente para comprar todos los sufragios ni tampoco hay partidos políticos ni candidatos que lo aguanten.
Además, de que por ahí brinquen los delatores y la oposición se avenga de pruebas irrefutables del desaseo electoral que lleguen al OPLE.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *