xalapa
18
Search
Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
  • :
  • :

Barandal: Batalla estelar

LUIS_VELAZQUEZ

•Wínckler o Cuitláhuac
•“Me canso… ganso”

Luis Velázquez
07 de diciembre de 2018

ESCALERAS: Hay una andanada en contra del Fiscal Jorge Wínckler. Y nada ni nadie la detiene. “Me canso… ganso, de que el Fiscal cae” dice a cada rato el secretario General de Gobierno.
Primero fueron los diputados locales de la izquierda aglutinados en MORENA, PT y PES.
Luego siguió Éric Patrocinio Cisneros Burgos.
Después siguió el gobernador electo.
Más tarde, la dirigente nacional de MORENA.
Entonces, el secretario Ejecutivo del Sistema Estatal Anticorrupción “tiró su espada en prenda”.
De inmediato, el abogado Jorge Reyes Peralta, activista al lado de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte, abanderando, ajá, las mejores causas de los desprotegidos, también solicitó el juicio político contra Wínckler y su caída.
Y ahora, en un video, el ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, denunciando que con Miguel Ángel Yunes Linares le aplicaron tortura física y sicológica.
Fue cuando los diputados locales de Acción Nacional tuvieron cuenta del tsunami en contra del Fiscal azul y advirtieron que de consumarse el juicio político interpondrán una Controversia Constitucional en la Suprema Corte de Justicia para que cumpla los 9 años para los cuales fue elegido.
El sexenio de MORENA apenas, apenitas, apenititas, inicia, en tanto Wínckler fue elegido por nueve años y solo lleva dos.
Es decir, que de permanecer trascenderá al primer gobierno de la izquierda en Veracruz.
PASAMANOS: “Me canso… ganso, de que el Fiscal caerá” ha expresado con profunda, inalterable filosofía política, social y penal el secretario General de Gobierno, llamado “El dos de palacio”.
Ya se verá si se cansa, porque en todo tanto el Fiscal como su jefe, el Yunes azul, “son huesos duros de roer”.
Más, el ex gobernador del bienio acostumbrado desde la infancia a pelearse con la vida, su entorno y su contorno.
Incluso, hasta se burlan de que Veracruz haya sido declarado en “crisis humanitaria”, igual que en el Medio Oriente, Etiopía, Biafra, Somalia y Siria, un juego pirotécnico que tuvo la misma efectividad, digamos, que “el periódico de ayer” descrito por Héctor Lavoe.
Así es que las partes están avisadas.
Y por añadidura, los Morenos ni tampoco los azules de Yunes cederán en la que parece la pelea estelar del sexenio, también llamada “la madre de todas las batallas”.
Y si cae Wínckler en automático caerán el Fiscal Anticorrupción, Marcos Even Torres Zamudio, y el Fiscal de los Desaparecidos, Eduardo Coronel junior, los tres nombrados en el bienio azul.
Y si los tres caen, entonces, Yunes Linares estaría a un pasito de pisar de un juicio penal, pues ya por allí lo están acusando de algunos delitos, mensaje, más que subliminal, claro y sin rodeos.

CORREDORES: Los diputados locales de Acción Nacional tienen listo el borrador para interponer la Controversia Constitucional en la Suprema Corte de Justicia de la Nación para proteger y blindar a Wínckler.
Y, bueno, si en su oportunidad hacia el mes de diciembre del año 2016, muchos duartistas ya andaban con un amparo en la bolsa de la camisa y del traje, y otros, prófugos de la justicia, y otros más, con bajo perfil, reclutados en su casa, ahora, los yunistas están dispuestos a inmolarse por Wínckler.
Y, claro, también por el Yunes azul, previendo que el rafagueo de las R-15 de los Morenos lo alcance, como todo indica.
Nada de amnistía política tipo AMLO con cinco de los 6 ex presidentes de la república que están vivos.
Nada del perdón para una parte de “la mafia en el poder”.
Nada de tolerancia para los carteles y cartelitos.
Yunes, Wínckler, Marcos Even y Coronel junior, en la picota. En medio del mar huracanado en puerta.
El manotazo que el gobernador de MORENA necesita asestar para que lo tomen en serio, pues, ya lo dijo el ex, nunca es ni será lo mismo bailar salsa en los antros que gobernador y ejercer el poder.
Tal cual, “una sopa de su propio chocolate” al Yunes azul, anexos, conexos y similares.

BALAUSTRES: Los hechos son así:
A: El juicio político a Wínckler implica un tiempo burocrático.
B: Si el juicio político procede, entonces, pasará a decisión del Tribunal Superior de Justicia, TSJ, para pronunciar las últimas palabras.
C: Y en el TSJ bien puede atorarse.
D: Para entonces, sabrá el chamán si la denuncia de Arturo Bermúdez por tortura física y sicológica en contra de Yunes y Wínckler estará caminando y si es así, ya se verá el avance.
E: Y desde la secretaría General de Gobierno, “El dos de palacio” utilizando el aparato gubernamental para desenredar el trámite burocrático lo más pronto posible, pues todos ellos tienen prisa y caminan de prisa.
Simple y llanamente, “se les cuecen las habas por gobernar” y ejercer el poder.
Y en el caso, ejercer el poder significa la caída de Wínckler como primer paso.
Cada mes que pase, cada semestre, cada año que se escurra y Wínckler siga en la Fiscalía significará una derrota política, jurídica, penal, legal, moral y social para los Morenos de palacio.
Y ojalá AMLO, el presidente de la república, les tenga paciencia…, pues el primer balance va contando hasta juntar los primeros tradicionales cien días en el poder.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *