xalapa
18
Search
Sabado, 19 de Enero de 2019
  • :
  • :

Barandal: Burdo ajuste de cuentas

LUIS_VELAZQUEZ

•Carnicería política

•Y los pobres, bien, gracias

Luis Velázquez

21 de diciembre de 2018

ESCALERAS: El botón nuclear de la era Cuitláhuac García en contra de la yunicidad ha sido duro y tupido.

Primero fue el gobernador en contra de su antecesor. Que hay delitos que perseguir por oficio, digamos, para exhibirse en la hoguera pública.

Luego, el mismo Cuitláhuac puso en la cancha el despido del Fiscal Jorge Wínckler, a tal grado que el último rafagueo fue con los alcaldes de Coatzacoalcos, Nanchital, Moloacán y Jáltipan quienes en nombre de 45 presidentes municipales, dicen, insisten en removerlo.

Entonces, el secretario General de Gobierno tocó los tambores de guerra con más insistencia en contra del Fiscal.

De pronto, ¡zas!, apareció en el carril el secretario de Salud en contra de sus antecesores y que van desde Miguel Ángel Yunes Linares, con quien trabajara como director del Hospital Civil de Coatzacoalcos, hasta Javier Duarte y Fidel Herrera Beltrán, calambrito puro.

Enseguida, el doctor Roberto Ramos Alor declaró a Veracruz en una crisis humanitaria de salud sin precedente.

El fin del mundo. El Apocalipsis. El Día D.

Y aterrizado desde Nuevo León, el secretario de Seguridad Pública, pistola al cincho, tronó contra su antecesor por las dudosas video cámaras de vigilancia instaladas de norte a sur y de este a oeste.

Así, el profe strippero, secretario de Educación, levantó la mano y tronó contra su antecesor, denunciando la asignación irregular de plazas magisteriales, una de ellas, para el especialista en penales, Enrique Pérez Rodríguez, aun cuando ahora, y según las versiones en la cancha pública, él mismo entrega nombramientos a sus cuates.

Igual que siempre, la política convertida en una carnicería humana.

PASAMANOS: Nunca Javier Duarte, Fidel Herrera, Miguel Alemán Velasco, Fernando Gutiérrez Barrios, Rafael Hernández Ochoa, Rafael Murillo Vidal y Fernando López Arias, entre otros, barrieron para atrás en contra de sus antecesores y los suyos y que razones habrían tenido y de sobra.

Miguel Ángel Yunes Linares, Dante Delgado Rannauro, Patricio Chirinos Calero y Agustín Silvestre Acosta Lagunes, tomaron la escoba, mejor dicho, la guillotina, y despedazaron a parte de sus antecesores y hasta los encarcelaron.

Se ignora si algún tiempo fue mejor que otro con los ex mandatarios.

Se ignora si en política, la población mira bien, aumenta su confianza, aprueba que un político ajusticie a quienes antes ocuparon la silla embrujada del palacio y del gabinete legal y ampliado y los exhiban y sometan a un proceso penal y los encarcelen.

Se ignora si con el hecho de que unos ex gobernadores hayan barrido para atrás, la calidad de vida de la población haya mejorado y enaltecido cada familia su diario vivir cuando al tiempo de hoy de los 8 millones de habitantes de Veracruz seis millones están atrapados y sin salida en la pobreza, la miseria, la jodidez, el desempleo, el subempleo y los salarios de hambre.

CORREDORES: El caso es que con el primer sexenio de la izquierda en la tierra jarocha se está viviendo el mismo tsunami del ajuste de cuentas y de los políticos villanos.

Y lo peor:

Con las mismas características de los gobiernos panista y priistas de Veracruz, cuando han manipulado con alevosía, ventaja y premeditación los hechos para incendiar el ánimo social y satanizar en las redes mediáticas.

Por ejemplo, con todo y que el Solecito “se cura en salud” nadie duda de que la toma del palacio de la Fiscalía fue inducida desde alguna zona oscura del poder.

Bastaría referir, por ejemplo, que mientras el Solecito pone su puesto de fritangas en la playa del Golfo de México y en el carnaval para avenirse de recursos, llegó a la toma de la Fiscalía en autobús de lujo.

Y la referencia, claro, del tsunami en contra del Fiscal para apresurar su renuncia, y en contra de quien han levantado la mano el gobernador, el secretario General de Gobierno, el presidente de la Mesa Directiva y el coordinador de la JUCOPO en la LXV Legislatura, y los diputados locales y alcaldes de MORENA, el PT y el PES, anexos, conexos y similares, en un operativo político nunca antes visto.

RODAPIÉ: Ahora, Zenyazen Escobar, secretario de Educación, rafagueando a su antecesor en la SEV.

Que reparto irregular de plazas magisteriales para los jefes superiores y mandos medios. Que violentaron la ley. Que tienen todo documentado. Que favorecieron a los amigos. Que el cochinero alcanza al COBAEV, los Tecnológicos y otros subsistemas educativos.

Y todavía de ñapa, la peor cizaña del mundo y que, bueno, entra en el terreno de la especulación strippera:

Que de seguro en otras secretarías del gabinete se actuó igual o peor. Que los secretarios del gabinete legal de Cuitláhuac están obligados a la denuncia. Que los operadores políticos del PAN se fueron cabezones. Que cancelarán las plazas a modo (La Jornada-Veracruz, Jair García).

Por lo pronto, sembrar la sospecha y la duda, alrededor de un vaso comunicante:

Todos los yunistas, unos corruptos. Todos nosotros, los de MORENA, ángeles de la pureza.

BALAUSTRES: La cizaña llega a tanto que hasta el presidente de la Comisión de Vigilancia de la LXV Legislatura, Érick Domínguez Vázquez, levanta la mano y entra a la especulación.

Se revisará, dijo, si la LXIV Legislatura, “dominada por el PAN, hizo algo indebido al perdonar irregularidades a municipios”.

Nada, pues, en firme, porque, bueno, se entiende que la Contraloría Interna del Congreso investiga.

Pero mientras, qué caray, apretar el botón nuclear y poner a sus antecesores en la picota. Tu calumnia, reza el dicho popular, que algo queda.

Así, pues, gobiernan y ejercen el poder los Morenos, igual, igualitos que los panistas y los priistas, por ejemplo.

Queda la duda de si así el millón de indígenas, los dos millones de campesinos y los tres millones de obreros mejoran su calidad de vida con un buen empleo pagado con justicia social y una mejor educación y sistema de salud para sus hijos.

O si por el contrario, se trata de un burdo ajuste de cuentas entre las elites políticas que acaban de irse y las que llegaron, reproduciendo el mismo modelito carnívoro de otros tiempos.

En todo caso, Cuitláhuac García, al mismo nivel que los ex gobernadores que barrieron para atrás…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *