xalapa
18
Search
Viernes, 19 de Octubre de 2018
  • :
  • :

Barandal: Cartucheras vs R-15

LUIS_VELAZQUEZ

•Policías desarmados
•Fosas en Alvarado

Luis Velázquez
29 de junio de 2018

ESCALERAS: En Alvarado hay un nuevo estilo de garantizar la seguridad en la vida y en los bienes. La policía, desarmada por la yunicidad, utiliza resorteras. Como si saliera a la caza de pájaros de cuenta. Malandros, digamos.
El gobernador Yunes despojó de sus armas a 130 policías. Salieron rezongones con su alcalde para presentar el examen de certificación.
Y que los aprietan.
Así, han entrado a la historia de la epopeya en el país.
Antes, mucho antes, por ejemplo, los indios defendían a sus pueblos a base de lanzas.
Antes, mucho antes, David derrotó a Goliat de un hondazo.
Los troyanos utilizaron el caballo de Troya para defender a Helena, la mujer más bella de su reino.
Narciso Mendoza, “El Niño Artillero” defendió la Alhóndiga de Granaditas con una losa en su espalda.
Los indígenas y campesinos que siguieron a Hidalgo se defendían de los cañones y fusiles y armas de los realistas poniéndose en el sombrero una estampita de la Virgen de Guadalupe que la morenita del Tepeyac se encargaba de neutralizar los tiros.
“Canoas”, el pueblo mítico, fue defendido con teas contra los agentes comunistas, ajá, que llegaron.
Las estudiantes de Checoslovaquia en el movimiento del 68 enfrentaron los tanques rusos regalando flores a los soldados.
En Alvarado, cartucheras… contra R-15.

PASAMANOS: Siempre Alvarado ha marcado la pauta estatal.
Por ejemplo:
En la segunda década del siglo XIX, Antonio López de Santa Anna gobernó Veracruz. Entonces, casó con una adolescente de 14 años, originaria de Alvarado, hija de un comerciante español, para congraciarse con el emperador Agustín de Iturbide luego de que sedujo a su hermana de 60 años para así colarse en el imperio aquel.
Luis Echeverría Álvarez se lanzó a la conquista de Alvarado con el “Puerto Piloto Pesquero” y años después, y ante el fracaso económico y social, los barcos nuevecitos se emohecían en la bahía y poco a poco fueron hundiéndose.
En Alvarado, nacieron Dante Delgado Rannauro, quien luego sería gobernador, y Ángel Trinidad Ferreira, el más importante columnista político (“Frentes Políticos” de Excélsior) en el siglo pasado.
Todos en el pueblo fueron rebautizados con apodos y la Casa de Cultura imprimió un folleto con los sobrenombres y las razones sociales del apodo correspondiente y lo que significó un antecedente nacional.
Las cartucheras de Alvarado para el mundo.

CORREDORES: Desde entonces, los 130 policías de Alvarado recorren el pueblo a pie y en las patrullas armados “hasta los dientes” con cartucheras.
Antes, claro, participaron en un curso intensivo de cartucheras, deseosos de pacificar Alvarado que, como se recuerda, fue el infierno en el tiempo de la alcaldesa duartista, Sara Luz Herrera Cano (“Sarita” le llamaban sus fans), quien ordenara a los malandros, jefes narcos en el pueblo, asesinar a su secretario particular y quien era su hermano de crianza y le sabía sus movidas.
Incluso, con tanta furia y venganza que el cadáver fue sepultado en el patio de su casa.
Ahora, los polis y sus cartucheras cumplen con su obligación, pero al mismo tiempo, saben que sus vidas peligran pues los malosos, igual que en el resto de Veracruz, se han adueñado del escenario público y privado.
Y más, luego de que en el año 2017 fueron descubiertos 47 cráneos en una fosa clandestina del paraíso terrenal que es el pueblo y en un espacio conocido como “Arbolillo”.
“Animo, mucho ánimo” les dicen los paisanos cuando los han visto por ahí merodeando en el pueblo con sus cartucheras listas para el combate.
BALAUSTRES: Una parte de la población de Alvarado dice que la policía fue desarmada porque hay un pleito entre el alcalde Bogar Ruiz y el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.
Según ellos, se trata “de una venganza”. (La Jornada-Veracruz, Roxana Aguirre, 26 de junio, 2018)
Y una venganza, porque el presidente municipal, quien antes fue panista y favorecido con cargos públicos, se indisciplinó al Yunes azul.
Pero en el otro lado de la cancha, el argumento es que la policía de los 212 municipios ha de certificarse y que, por ejemplo, llevara a un enfrentamiento a los alcaldes de MORENA (Coatzacoalcos, Minatitlán, Xalapa y Poza Rica) con la yunicidad.
Incluso, y hacia el final del día y de la noche, el Ayuntamiento de Xalapa aceptó la instalación de cámaras de videovigilancia y a lo que en un principio se resistían.
Y más allá de la teoría utópica del municipio libre, la lucha entre un alcalde y un gobernador es desigual.
Y si el edil se pone rejego tarde o temprano le va mal, como le fue en su tiempo a Carlos Padilla Becerra, de Xalapa, con el gobernador Agustín Acosta Lagunes, y a Rafael Hernández Villalpando con Miguel Alemán Velasco, incluso, a Efrén López Meza con Patricio Chirinos Calero.
Por eso, ene número de veces la cohabitación política y los acuerdos institucionales por el camino de la concordia.
Medir fuerzas, mostrar el puño y el músculo, ponerse al “tú por tú”, a nada bueno lleva… por más y más pataleos que el cuerpo edilicio pudiera dar.
Por lo pronto, el ex panista Bogar Ruiz está pidiendo el apoyo de la secretaría de Marina, cuando, caray, uno, es fin del sexenio de Enrique Peña Nieto, y segundo, Marina y la secretaría de la Defensa Nacional integraron un equipo multidisciplinario con las fuerzas armadas del gobierno de Veracruz, y por añadidura, todo pasa por la yunicidad.
Sólo falta que el alcalde regale cartucheras a la población para defenderse.
Así, quizá saldrían derrotados si se enfrentaran con los malosos, pero, digamos, podrían cazar a un pez saltarín que de pronto brincara en las aguas del Golfo de México.
Y en vez de redes, los pescadores utilizarían cartucheras para estar todos a tono y en nombre de la solidaridad patriótica.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *