xalapa
18
Search
Jueves, 18 de Octubre de 2018
  • :
  • :

Barandal: Cuitláhuac con los alcaldes

LUIS_VELAZQUEZ

•Hora de seguir escuchando
•Vivir de esperanzas

Luis Velázquez
10 de octubre de 2018

ESCALERAS: A Cuitláhuac García Jiménez “se le cocían las habas para empezar a gobernar”. Y AMLO, el presidente electo, le dio la pauta, cuando comenzara a reunirse con los gobernadores en funciones. Ahora, su equipo se reunirá, “poco a poco” con los 212 presidentes municipales.
Una vez más repiten la cantaleta priista. En otros tiempos, dice, las elites partidistas triunfadoras en las urnas “bloqueaban y golpetean” a los adversarios y enemigos.
Ahora, tiempo de la república amorosa, tiempo de la amnistía, la mano tendida como la de Gustavo Díaz Ordaz en el movimiento estudiantil del 68, a los ediles.
El secretario General de Gobierno, Éric Patricio Cisneros Burgos, ya tiene la orden del jefe máximo de la revolución morenista en Veracruz.
Hora de escuchar y de planear, aun cuando, al mismo tiempo, se corre el riesgo de vivir en gerundio, es decir, planeando toda la vida, el sexenio, incluida la venta de esperanzas.
La campaña electoral, dice Cuitláhuac, igual que de todos los políticos, “quedó atrás”.
Es el momento de la reconciliación, aun cuando de por medio está el juicio político al Fiscal Jorge Wínckler y el cabildeo con los 29 diputados locales de MORENA para tumbar al Fiscal Anticorrupción, Marcos Even Torres Zamudio.

PASAMANOS: De hecho y derecho, los recursos federales, los más importantes, ya están etiquetados.
Por ejemplo, desde las participaciones federales hasta la obra pública con carácter regional.
Claro, y como en el duartazgo, hay el riesgo, siempre latente, de desviar los fondos federales, mínimo, poner a sudarlos, como se ha estilado en otros sexenios.
Pero de igual manera, ha de recordarse que semanas anteriores, el futuro secretario de Gobierno evidenció la aplicación de recursos públicos del presidente municipal, el panista Fernando Yunes Márquez, tocando así “los tambores de guerra”.
Se percibiría, entonces, un doble, triple discurso, de tal manera que la mano derecha nunca ha de saber las travesuras de la mano izquierda.
Y más, como en el caso, cuando AMLO ha dicho que otorgaría amnistía a los malandros buenos, en tanto jamás perdonaría a una tríada de políticos, integrada por Carlos Salinas, Vicente Fox y Miguel Ángel Yunes Linares.

CORREDORES: Según el góber electo, “vamos a apoyar los esfuerzos que hagan todos los alcaldes”.
Y, bueno, siguiendo la filosofía política de que “se me cuecen las habas para gobernar”, otro dicho popular dice que “de lengua me como un trapo”.
La historia de los 75 gobernadores que han caminado por el palacio principal de Xalapa ha sido igual que la máxima juarista, “para los amigos, justicia y gracia, y para los otros, justicia a secas”.
Los alcaldes amigos de la generación en el poder superior reciben bendiciones en obra pública y en negocios lícitos e ilícitos al por mayor.
Y los otros, digamos, un trato institucional si bien les pasa y/o, por el contrario, la indiferencia, la persecución, incluso.
Fue el caso de Rafael Hernández Villalpando como alcalde de Xalapa frente a Miguel Alemán Velasco y de Carlos Padilla Becerra como edil d l capital ante Agustín Acosta Lagunes y del jarocho Efrén López Meza ante Patricio Chirinos Calero, por citar un trío de referencias aun cuando existen otros más.
Bastaría recordar los más de cuarenta alcaldes que en el primer trimestre del año que corre renunciaron a sus partidos (PRI, PVEM y MORENA, entre otros) para cobijarse en el PAN de cara a la elección de gobernador, acosados por el ORFIS, Órgano de Fiscalización Superior, de Antonio Lorenzo Portilla Vázquez.
Pero ni hablar, “el beneficio de la duda” bien puede considerarse.

BALAUSTRES: Muchas, demasiadas expectativas ha levantado la república amorosa para crear y recrear el paraíso terrenal los próximos 6 años.
Ahora, y en el caso de Veracruz, es la hora de los presidentes municipales, sin que lo anterior signifique la desbandada de sus partidos a MORENA, soñando con que así a sus pueblos les irá mejor.
Lo dijo el góber electo, “la campaña electoral ya terminó” y “claro ha de quedar que habrá apoyos para todos”.
De entrada, una cosita es “el apoyo para todos” los ediles, y otra, mil años luz, para la población en una entidad federativa donde 6 de los 8 millones de habitantes están en la pobreza y la miseria según el INEGI y el CONEVAL.
Y en donde uno de cada tres jefes de familia lleva el itacate a casa del ingreso derivado del changarro en la vía pública.
Y un millón de paisanos trabaja de migrante en Estados Unidos.
Es más, por encima de los grandes pendientes, como la inseguridad, la calidad educativa y de salud, está la creación de empleos pagados con justicia social, seguro y estable, con las prestaciones sociales, económicas y médicas establecidas en la Ley Federal del Trabajo.
La población, simple y llanamente, necesita fuentes de empleo. Es la pesadilla que como fantasma pulpero chupa la vida y la paz y la tranquilidad en cada día de norte a sur y de este a oeste de la tierra jarocha.
Se necesita salir a la calle sin el miedo de un secuestro, y mejorar la oferta educativa y de salud pública para los precaristas, pero más, mucho más, alentar la creación de empleos tanto en la zona urbana como rural e indígena.
Todo lo demás es mero protocolo oficial como ese de que “se contempla coordinación con los tres niveles de gobierno para hacer más con menos”.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *