xalapa
18
Search
Sabado, 20 de Julio de 2019
  • :
  • :

Barandal: “Dados cargados” en el PRI

LUIS_VELAZQUEZ

•Pelos y señales de…

•Dedazo a Marlon Ramírez

Luis Velázquez

01 de abril de 2019

ESCALERAS: En el CDE del PRI Veracruz están velando su cadáver y hay cúpulas que ya tienen una pala en las manos listas para arrojar tierra al féretro, pero otras, con todo y tempestad, ni así se arrodillan.

Y de igual manera que en el siglo pasado reproducen los mismos males de la caja de Pandora que llevaron al tricolor a la tumba electoral, entre estos, “los dados cargados”.

Y “los dados cargados” para elegir al presidente del ex partidazo rojo ahora cuando de catorce aspirantes diez renunciaron y “la estampida de los búfalos” resonara con Marlon Ramírez como el preferido iluminado

PASAMANOS: El viernes 22 de marzo, el priista Raúl Díaz Diez, aspirante al CDE, ofreció rueda de prensa en el puerto jarocho.

Y con “el dedo flamígero”, reveló nombres de los operadores de “los dados cargados” y que por alguna razón omitiera Antonio Benítez Lucho cuando declinara su candidatura.

Uno. Zeferino Tejeda Uscanga, perpetuo secretario de Acción Electoral del CDE del PRI.

Dos. Julio Cerecedo, secretario de Organización.

Y tres. El silencio indicativo de la presidenta del CDE, Lillián Zepahua, quien “ni ata ni desata”, acallada, todo indica, por el ex diputado local y federal y ex secretario de Desarrollo Social y ex dirigente rojo, Jorge Alejandro Carvallo Delfín, uno de los protectores de Marlon.

CORREDORES: “Los dados cargados” de Zeferino en favor de Marlon operan de la siguiente manera:

Luego de que Zeferino fue despedido como secretario particular de Flavino Ríos Alvarado, ungido secretario General de Gobierno de Javier Duarte, Marlon lo introdujo con el alcalde jarocho, Ramón Poo Gil, como director de Gobernación, aun cuando cabildeara nombrarlo secretario del Ayuntamiento.

Entonces, sus vidas públicas se estrecharon más, crecida más allá de que son casi de la misma estatura y redondez, desde el sexenio de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte cuando Marlon fue subsecretario General de Gobierno, Zeferino en la secretaría de Elecciones del CDE del PRI, y Julio Cerecedo, el otro operador de “los dados cargados” a favor de Marlon, director de Política Regional de la SEGOB.

BALCONES: Ahora, cuando la elección del CDE está en juego, Zeferino tiene “más que los pelos de la burra en la mano, la burra completa”:

A, le toca nombrar a los delegados distritales para elegir a los funcionarios de casillas.

B, le corresponda capacitarlos y que “a ojo de buen cubero” significa adoctrinarlos.

C, se encarga del material electoral para así manipular los tiempos.

D, distribuye a su sabio entender y objetivo el material electoral.

E, supervisa la jornada electoral.

F, le toca el operativo para recoger las urnas.

Y G, le toca contar los votos.

Todo, y en el caso, para favorecer a Marlon Ramírez.

PASILLOS: Y más, por lo siguiente:

El 75 por ciento de la operación electoral le toca a Zeferino. Un 20 por ciento, aprox., a Julio Cerecedo, quien en tiempo anterior llegara por vez primera al CDE del PRI con Ranulfo Márquez, presidente, amigo entrañable de Zeferino Tejeda.

Y el restante 5 por ciento de la operación electoral le toca llevar a la Comisión de Asuntos Internos a cargo de Carlos Brito Gómez, el dinosaurio que da gracias a su dios porque lo dejan estar.

Además, la presidenta del CDE tiene como secretario particular al doctor en Economía, Pablo Vilaboa, compañero de la infancia de Marlon para así tenerle un marcaje personal.

VENTANAS: Diez aspirantes renunciaron porque “los dados cargados” estuvieron cargados, por ejemplo, en el nombramiento de los consejeros.

Incluso, cuando todos ellos lo advirtieron, el delegado del CEN, Hugo Contreras Zepeda, y el subsecretario de Organización del CEN, Rafael Ortiz, juraron que se ajustarían al padrón registrado en el OPLE, donde hay reportados un aproximado de 160 mil militantes.

Pero a la hora decidieron que el padrón sería uno reinventado por los alfiles de Marlon.

Tan es así, que por ejemplo, por sus pistolas, preparando la tamaliza, borraron de un plumazo a Silvia Domínguez y Carlos Aceves, dos de los aspirantes, como consejeros cuando tienen años de estar y figurar.

PUERTAS: De los catorce aspirantes sólo quedaron cuatro.

Uno. Marlon Ramírez llevando como suplente a Arianna Guadalupe Ángeles Aguirre, ex alcaldesa de Tlalnelhuayocan y líder de las mujeres priistas, apadrinado, además, se afirma en la cancha tricolor, por Miguel Ángel Yunes Linares a través de su hijo, el alcalde Fernando Yunes Márquez, para adueñarse del PRI cuando el Yunes azul ya tiene bajo su férula al PAN (Pepe Mancha), PRD (Rogelio Franco), PANAL (Vicente Benítez) y PES (Gonzalo Guízar Valladares).

Dos. Carlos Aceves, sobrino del líder nacional de la CTM, Carlos Aceves del Olmo, quien lleva de suplente a Marilda Rodríguez, exdiputada y exalcaldesa de Vega de Alatorre.

Tres. Damara Gómez, regidora con licencia en el Ayuntamiento de Minatitlán, amadrinada por Elizabeth Morales, ex alcaldesa de Xalapa y ex diputada federal, llevando como suplente a su padre, Eligio Morales.

Y cuatro. Adolfo Ramírez, quien lleva como suplente a la ex senadora Silvia Domínguez, apadrinados por Héctor Yunes Landa.

El día cuando Marlon fue informado de que Héctor Yunes apadrinaba a Adolfo Ramírez, ex alcalde de Paso de Ovejas y ex diputado local, cambió a la suplente, dejó “vestida y alborotada” a la que tenía y nombró a Arianna Guadalupe Ángeles, fans de Pepe Yunes Zorrilla, y quien se ha mantenido lejos del juego sucesorio tricolor.

CERRADURAS: Apoyado por las elites partidistas (Yunes Linares, Anilú Ingram y MAO y Jorge Carvallo), Marlon tiene, sin embargo, mal fario con las cúpulas priistas jarochas.

Por ejemplo, entre sus malquerientes están Carolina Gudiño Corro, Fabiola Balmori, Belem Palmeros, Sheila Flores, Raúl Zarrabal, Nino Baxzi, Roger Pavón, David Galindo y el Congreso del Trabajo, que está dividido en varios amores.

Pero, bueno, trae el billete, todo indica, a tal grado que el día de su registro en Xalapa movilizó cuarenta autobuses de pasajeros de la ciudad de Veracruz y a diez de Tantoyuca, el feudo de Joaquín Guzmán Avilés, amigo de Yunes Linares, quien lo excluyera de la candidatura al CDE del PAN.

PATIO: Con “los dados cargados”, la única posibilidad de tronar a Marlon es una alianza entre Damara Gómez, Carlos Aceves y Adolfo Ramírez en una planilla única.

En el pasillo partidista trasciende que Carlos Aceves (CTM) está platicando con Elizabeth Morales (Damara) y Bertha Hernández (Beatriz Paredes Rangel) para determinar una negociación y a la que bien podría unirse Adolfo Ramírez (Héctor Yunes).

Igual que en el siglo pasado, la tamaliza en el PRI, al mejor estilo de Plutarco Elías Calles, con todo y que ahora, los vientos son huracanados, han causado demasiados estragos y las elites están sin arrodillarse.

Así, sueñan con rescatar la confianza, primero, de los militantes, y luego, de la población electoral.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *