xalapa
22
Search
Martes, 22 de Agosto de 2017
  • :
  • :

Barandal: Dura batalla en el PAN

LUIS_VELAZQUEZ

•Cinthya Lobato, acosada
•Destapó cloaca azul

Luis Velázquez
10 de agosto de 2017

ESCALERAS: Las batallas nunca acaban. En todo caso, hay una tregua. Pero sólo para seguir empujando la carreta. Y eso lo sabe muy bien la diputada local, Cinthya Lobato Calderón.
Semanas anteriores, se fue a la yugular del coordinador de la bancada panista en la LXIV Legislatura, He Man Sergio Hernández Hernández, el antiguo carga-maletas de Pepe Mancha, el presidente del CDE del PAN, quien en un momento de éxtasis y delirio, destapó al gobernador como candidato presidencial.
Entonces, la diputada incómoda denunció que He Man y su ex diputado, Carlos Fuentes Urrutia, gastaban el erario “en borracheras, drogas, mujeres y orgías”.
Y lo hizo público. Sin rodeos. Con firmeza y dureza. “Al pan pan y al vino vino”.
Y aun cuando nunca la denuncia se tradujo, digamos, en denuncia penal, por tratarse de dinero público (el mismo desvío de recursos que tiene a Javier Duarte y a ocho duartistas presos), de cualquier manera, victoria o derrota, Cinthya Lobato se ha distanciado, y con mucho, de sus compañeros de partido en la curul.
Por ejemplo, desde hace ratito ha dejado de asistir a las sesiones en corto de los diputados panistas, y en contraparte, está cumpliendo con las sesiones parlamentarias.
“Yo no encuentro motivos para ir”, dice, consciente y segura de que las cenizas de su calambre a He Man pudieran terminar igual que un volcán en erupción.
En el caos.
Y en el caos, porque también ha revelado que en su momento fue amenazada con la excomunión de la bancada panista.
Y, si así fuera, está claro, en ningún momento sería la primera.
Eva Cadena, por ejemplo, fue lanzada de MORENA y desaforada.
Sebastián Reyes, se fue solito de MORENA y se cobijó en el PAN.
Varios priistas y verdes (Rodrigo García Escalante y Vicente Benítez, por ejemplo) renunciaron a sus partidos y se declararon independientes y después, hijos pródigos, otra vez al redil.
“El fuego amigo” llevó a exhibir que Marijose Gamboa había renunciado a la bancada panista y luego ella misma reviró diciendo que morirá en el PAN.
“Un partido, advierte Cinthya Lobato, no te puede expulsar por buscar la transparencia”.
Y ella, que ya fue diputada local, se volvió incómoda por reclamar la claridad en el manejo de los recursos públicos.
Y desde luego, por exigir honestidad.
Honestidad “a prueba de bomba”.
He Man gastando el erario en orgías, que significa alcohol, drogas y cortesanas.
¡Vaya generación panista!

PASAMANOS: Cierto, la ropa sucia “se lava en casa”.
Pero en un tiempo cuando el penal de Pacho Viejo está repleto de políticos presos acusados de ladrones y pillos…
Y cuando un ex gobernador, Javier Duarte, está preso en el Reclusorio Norte hasta por delincuencia organizada y lavado de dinero…
Y cuando la PGR ha congelado las cuentas bancarias de Karime Macías y diez familiares…
Y cuando la Fiscalía tiene 64 denuncias penales en contra de igual número de duartistas…
Y cuando también ha solicitado el desafuero (por ahora) de un par de diputados federales, Alberto Silva Ramos y Tarek Abdalá…
Y cuando ha expedido órdenes de aprehensión en contra del ex secretario de Salud, Juan Antonio Nemi Dib, y del ex titular de la SEFIPLAN, Carlos Aguirre Morales…
Entonces, sólo entonces, puede ejercerse el poder y gobernar con autoridad moral cuando los otros se aplican en la integridad total y absoluta.
Pero resulta que Cinthya Lobato se volvió incómoda porque exhibió el uso patrimonial de los fondos públicos del Poder Legislativo, a cargo, ni más ni menos, de He Man, pastor de los diputados panistas, un joven que desea tragarse la vida a mil por hora, consciente y seguro de que sólo estará, por ahora, dos años en el poder faraónico e imperial, aun cuando 47 de los 50 diputados aprobaron la reelección por tres periodos consecutivos.
Es decir, doce años más para seguir en las francachelas.

CASCAJO: Lobato Calderón es lacónica: ninguna razón tiene para asistir a las sesiones de la bancada, porque hay temas que ni siquiera tratan, y si tratan, los dejan oscuros, en el limbo, en la oscuridad, mejor dicho, listos para el manipuleo según los intereses de cada quien, como fue el caso, por ejemplo, de los diputados que repartieron el presupuesto de comunicación social entre los medios amigos.
La diputada es una mujer independiente, autónoma, soberana. Tiene una forma digna de vivir, sin depender de nadie.
Hecha por sí misma, su carrera política la llevó a estar antes en el PAN y renunció. Luego fue al Movimiento Ciudadano y se deslindó. Volvió al partido azul, pero conserva su pensamiento crítico, con luz propia.
Otros, en cambio, quizá He Man, con estudios inconclusos de Derecho, darán gracias a su mecenas de que lograron la curul y tienen manos libres para disponer del presupuesto.
Pero como He Man tiene un ángel de la guarda, Pepe Mancha, quien a la sazón es presidente del CDE y está soñando con la Senaduría, y fue capaz de traicionar a su mecenas, Víctor Serralde, entonces, se deslumbraron y descarrilaron con el poder efímero.
Joven, digamos, pragmático, en el pasillo se habla de que unos cuarenta panistas de Pepe Mancha fueron dados de alta en el Congreso como “aviadores”.
Y de ser así, si es, entonces, ha de tener mucha capacidad de maniobra, tanta, como por ejemplo, para amenazar con la expulsión de la bancada azul a Lobato Calderón.
Las batallas nunca se acaban. Y esta apenas, apenitas estaría comenzando.
Pero Cinthya Lobato es una mujer y una política que nunca se dará por vencida.
Por encima de todo, tiene principios, valores, ideas, ideales, utopías, sueños.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *