xalapa
18
Search
Lunes, 18 de Noviembre de 2019
  • :
  • :

Barandal: El góber de hierro

LUIS_VELAZQUEZ

•Reticente a negociar

•Ninguna voluntad tiene

Luis Velázquez

09 de noviembre de 2019

ESCALERAS: Si en el gobierno de Veracruz existiera voluntad política y social para la negociación, desde hace rato habría dialogado, por ejemplo, con los diputados locales y federales de Morena, y suscribir un acuerdo para mejorar la vida democrática.

Pero como ninguna voluntad hay, entonces, el fuego amigo y enemigo está desprestigiando más a Morena.

Peor aún: el modelo panista, priista y perredista de ejercer el poder con pugnas internas se reproduce.

Y más peor, olvidando la llamada República Amorosa y la Cartilla Moral.

PASAMANOS: La reticencia al diálogo para llegar a la negociación ha hecho “saltar por los aires” (Jan Martínez Ahrens) la última posibilidad.

Es decir, “fumar la pipa de la paz” en víspera del primer informe.

Una de tres: A, la reticencia se debe a que en ningún momento les interesa la concordia política. B, lo intentaron y fracasaron. Y C, los vale.

De ser así, caray, resulta insólita la filosofía política y social del equipo gobernante de Morena, pues los “Malenos”, integrado con los legisladores opositores y críticos, encabezados por el diputado Magdaleno Rosales Torres, solo esperan un sexenio honesto “a prueba de bomba” pues en once meses y días han dado varios resbalones.

CORREDORES: El primero, y como se recuerda, el nepotismo con los familiares de los funcionarios estatales.

El segundo, con la compra por dedazo de las patrullas policiacas.

El tercero, con la compra por asignación de las medicinas.

El cuarto, la denuncia de que el secretario General de Gobierno se está comprando bienes (terrenos, casas, edificios, ranchos, etcétera) en Baja California, su tierra adoptiva, con recursos públicos de Veracruz.

Y el quinto, más lo que se desconoce.

BALCONES: El politólogo Ramón Benítez refiere que el rechazo a la negociación del góber de AMLO con los opositores se debería, entre otras cositas, a que en el reino de Cuitlalandia mostraron el diente demasiado pronto, antes de que el gallito cantara tres veces, y han “ordeñado la vaca”.

Y como en la cultura priista y panista rara, extraordinaria ocasión los políticos pillos y ladrones fueron sujetos a un proceso penal y encarcelados, entonces, conscientes de que solo durarán 6 años en el poder han de apresurarse a “meter la mano al cajón”.

PASILLOS: En la campaña electoral del año anterior daba harto gusto mirar la forma como los Morenistas se querían. Todos eran leche y miel. Incluso, algunos se querían tanto que hasta juraron morir juntos para “darse ánimos uno al otro en el viaje eterno”.

Ahora, la profecía de Juan Maldonado Pereda, 4 veces diputado federal, se está cumpliendo. “La política, dijo, es un tragadero de hombres”.

Y más, cuando de por medio florece el sentido patrimonialista del poder. Bastaría referir que la Auditoría Superior de la Federación interpuso más de 50 denuncias penales por corrupción en contra de Javier Duarte y que significan observaciones por 88 mil millones de pesos.

VENTANAS: Y si Cuitláhuac y los suyos se encumbraron en el poder sexenal hace once meses y días, la leyenda histórica dice que “el poder nunca se comparte”.

Y como siempre en la vida hay críticos, disidentes, opositores, enemigos, adversarios, envidiosos, intrigantes y quisquillosos, entonces, allá los Malenos que sigan con su alharaca que la negociación política en ningún momento significa un traje a la medida para el góber de AMLO.

Incluso, así le quedaran unas balas en la cartuchera al góber las utilizaría para asestar el tiro de gracia a los Malenos, pues ni modo de permitir sigan fregando con su “honestidad valiente”.

Es más fácil que “el sol saque luz a las piedras” (Juan Rulfo) que Cuitláhuac negocie con los adversarios.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *