xalapa
18
Search
Miércoles, 26 de Junio de 2019
  • :
  • :

Barandal: El PRI, una funeraria

LUIS_VELAZQUEZ

•14 aspirantes al CDE
•El billete manda

Luis Velázquez
27 de febrero de 2019

ESCALERAS: Dicen que el edificio del PRI en Xalapa parece una funeraria. Un féretro en la sala principal a las 2, 3 de la mañana. Uno o dos familiares del muerto dormitando. El muerto más sólo que nunca. Y aun así, y en rara y extraña contradicción, unos dieciséis militantes buscan la presidencia del CDE del PRI.
Mejor dicho, catorce, porque dos ya declinaron desde el momento del balance para hacer la campaña electoral y en donde están seguros, ciertos, como dice Giovanni Sartori, que en política quien trae el billete gana la elección y roza el cielo con la yema de los dedos.
Peor aún:
En la cancha partidista hay dos apuestas. Si el PRI de Miguel Ángel Yunes Linares o el PRI de los priistas quedará con el nuevo liderazgo.
Nunca un cadáver, ni siquiera Lázaro resucitado por su amigo Jesús, con tanta vida y empuje como el tricolor.
Casi casi la novela de Juan Rulfo, Pedro Páramo, donde los muertos son los protagonistas.

PASAMANOS: El domingo 24 hubo consejo político en Xalapa. Uno, para definir el método de elección del CDE que sustituya a la presidenta en funciones, Lillian Zepahua. Y dos, para precisar los tiempos.
Bajo el brazo, el delegado del CEN del PRI cargaba un folder. En el folder, la lista de los aspirantes y suspirantes.
De entrada, 16. Pero dos de ellos, mujeres, las diputadas Érika Ayala (CNOP y COBAEV) y Anilú Ingram (acusada de poseer 15 estancias infantiles según una legisladora federal de MORENA) decidieron bajarse del caballo a mitad del río.
Los otros son los siguientes:
Adolfo Ramírez (ex diputado local y exalcalde), Marilda Rodríguez (ex alcaldesa de Vega de Alatorre), Raúl Díaz Diez (exregidor y ex líder priista), Alejandro Montano (ex secretario de Seguridad Pública), Iraíz Morales (ex delegada de la Comisión de Desarrollo de Pueblos Indígenas), Silvia Domínguez (ex secretaria de Desarrollo Social) y Damara Morales (regidora en Minatitlán).
Carlos Aceves (el sobrino del cetemista Carlos Aceves del Olmos), Jorge Landa (ex líder del PRI de Xalapa), Denise, regidora en el Ayuntamiento de Acayucan, y la ex alcaldesa de San Andrés Tlanelhuayocan.
Guadalupe Porras, ex alcaldesa de Minatitlán. Marlon Ramírez (regidor yunista en Veracruz) y Antonio Benítez Lucho (ex diputado federal y ex delegado federal).

CORREDORES: De acuerdo con el politólogo Ramón Benítez, de los catorce solo dos tienen posibilidad real.
Uno, Marlon Ramírez, por el billete que trae, candidato de Miguel Ángel Yunes Linares, vía el alcalde Fernando Yunes Márquez.
Y dos, Benítez Lucho, candidato de parte de las elites y parte de la militancia.
Los otros doce, los doce apóstoles del PRI, llenos de enjundia para resucitar al tricolor, pero con nulas, estrechas, limitadas posibilidades.

BALCONES: Marlon Ramírez trae atrás la sombra yunista.
Además, los rojos que le apoyan son, entre otras, la diputada Anilú Ingram, cuya sombra bienhechora es el senador Miguel Ángel Osorio Chong, ex secretario de Gobernación.
Juan Carlos Molina Palacios, el dirigente campesino y Víctor García Trujeque, el líder cetemista que antes destapara a Molina Palacios, pero, todo indica, se trató de un elemento distractor.
PASILLOS: Marlon llegó a la regiduría traicionando a Raúl Díaz Diez, con quien suscribiera el acuerdo político. Marlon, para la candidatura a la alcaldía, donde quedó fuera, y Raúl Díaz, para la regiduría.
Pero conspiró en su contra y lo desbarrancó con ayuda, se afirma, de Anilú y Molina Palacios.
Desde entonces, son “uña y carne”.
A estas alturas ya le apodan “El político automático”, porque apenas tiene un cargo público está pensando en el siguiente. En el caso, el CDE del PRI.
Además, está peleado con casi todas las elites rojas locales. Incluso, en la cancha política aseguran que con tantos enemigos él solito se descarrilaría.
Lo peor ha sido que en el Cabildo apoyó sin reticencias a Jorge Wínckler Ortiz para la permanencia del Fiscal y el Ayuntamiento en pleno así lo demostró.

VENTANAS: Ahora, con la campaña electoral partidista en puerta y cuando el PRI anda sin recursos, entonces, Marlon Ramírez podría ganar tablas en el carril el priista con la lana, se afirma en el parloteo, está manejando.
Pero al mismo tiempo, el estigma que arrastra lo descalabraría.
De ganar la contienda el PRI sería el PRI de Yunes Linares, quien ya trae, por ahora, al PAN y PRD, y busca amacizarse de cara a la elección del año 2021 en que las diputaciones locales y federales y las 212 presidencias municipales serán renovadas.
Y es que, además, 2021 es la puerta de entrada al 2024 cuando el siguiente gobernador sea elegido.
Y aun cuando la fecha está lejos, en política está cerca, pues nunca una elección es ganada de un día para otro.

PUERTAS: El PRI con Lilian Zepahua al frente está muerto.
Por ejemplo:
Pasó la tragedia de Soledad Atzompa con el linchamiento de 6 malandros secuestradores de profesores a quienes la población quemó vivos, y el PRI callado.
En 84 días de Cuitlalandia han cometido 386 asesinatos, entre ellos, 41 feminicidios, y el PRI, callado.
Han asesinado a 7 políticos, el último, el ex presidente municipal de San Juan Evangelista, y el PRI callado.
La Fuerza Civil agredió a 7 vecinos de Actopan nacionalizados norteamericanos y el PRI callado.
En Coatzacoalcos hay un pueblo sublevado a la incertidumbre y zozobra (la esposa de un empresario decapitada), y el PRI, callado.
Se ignora el zíper de Lillian Zepahua. Quizá sería Jorge Carvallo Delfín, el político que todo recibió de Javier Duarte y nunca lo ha visitado en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México y fue blindado por la yunicidad según se afirma en la cancha pública y ahora quizá, digamos, jugó del lado de MORENA, camaleónico que es.

CERRADURAS: Tan desfasado está el tricolor que anda caminando sin los tentáculos que le dan vida.
Por ejemplo, los órganos políticos, órganos de dirección, están vencidos. Fuera de vigencia.
Vencido el Consejo Político Estatal.
Vencida la Comisión de Justicia Partidaria.
Vencida la Comisión de Ética Partidaria.
Vencido el Comité de Fiscalización.
Vencido el Comité de Financiamiento.
Vencida la Comisión Política Permanente.
Y hecho extraño, solo está vigente la Comisión de Procesos Internos, todavía Carlos Brito Gómez al frente, a quien el domingo 24 en el cónclave en Xalapa lo abuchearon.

PATIO: A partir de la fecha, las cúpulas priistas, de espaldas a la militancia, se dieron sesenta días para integrar una planilla de unidad, el mismo chorizo eterno.
Y si el PRI sigue convertido en un costal de perros y gatos rabiosos, entonces, convocatoria para elección abierta, abierta, digamos, solo digamos, a los militantes.
Pero si la militancia o algún curioso necrofílico se asoma al búnker priista luego enseguida percibirá el oler a la muerte. Un cadáver en el féretro, sin ningún tratamiento químico para desperdigar los olores fétidos.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *