xalapa
18
Search
Lunes, 19 de Noviembre de 2018
  • :
  • :

Barandal: Elecciones en tres municipios

LUIS_VELAZQUEZ

•Ayuntamientos jodidos

•La Federación, un pulpo

 

Luis Velázquez

17 de marzo de 2018

 

EMBARCADERO: El domingo habrá elecciones extraordinarias de presidentes municipales en Emiliano Zapata, Camarón y Sayula.

Los partidos políticos y sus candidatos están en una feroz lucha por el poder edilicio, como si se tratara de la tercera guerra mundial.

Algún acelerado dirá que los ciudadanos en las urnas anunciarían el resultado electoral del primero de julio con la gubernatura, la presidencia de la república, las senadurías y las curules locales y federales.

En el fondo subyace una realidad desastrosa. Veracruz, pródigo en recursos naturales, habitado por gente pobre y jodida.

El politólogo Ramón Benítez lo ilustra de la siguiente ecuación:

De los 212 municipios sólo a nueve alcanza el presupuesto para obra pública. Y el resto, en la orfandad financiera y económica total.

En 203 demarcaciones, el presupuesto apenas, apenitas, alcanza para cubrir la nómina y el gasto corriente.

Los nueve Ayuntamientos privilegiados que destinan el 80 por ciento del presupuesto para la nómina y el 20 por ciento para la infraestructura son los siguientes:

Veracruz, Xalapa, Boca del Río, Coatzacoalcos, Minatitlán, Córdoba, Orizaba, Tuxpan y Poza Rica.

Por eso, la pasión política en los tres municipios donde mañana los ciudadanos irán a las urnas tendría una explicación: la sórdida lucha por el poder público que significa poder económico y poder social.

 

ROMPEOLAS: En todos lados hay desencanto y molestia de la población con las elites políticas.

A: Las cúpulas lucran con la pobreza y la miseria para conseguir otro cargo público.

Un hecho: La obsesiva obsesión de Anilú Ingram Vallines y Elizabeth Morales, Elmo, para amarrar la candidatura pluri a la diputación federal, sin hacer campaña, sin gastar un centavo y sin exponerse a una derrota, luego de perder la candidatura al Senado de la República.

Iluminadas.

Iluminada también, por ejemplo, la senadora Gabriela Cuevas, con su foto en portada de la revista Quién, páginas a colores en interiores, quien cuando el PAN le negó la candidatura pluri a la Cámara de Diputados desertó del partido azul, militancia de más de 25 años con varios cargos, y ahora descubrió que sus principios y valores están cerca de AMLO.

B: Seis de cada 10 habitantes de Veracruz están en la pobreza y la miseria según el CONEVAL.

Según el gobernador Yunes, son 6 millones de habitantes pobres de norte a sur y de este a oeste.

6 millones… de los 8 millones.

Tal cual, ha de preguntarse, entonces, si los 75 gobernadores que han pasado por el palacio principal de gobierno de Xalapa han dejado un beneficio social.

Tampoco los presidentes municipales.

C: Cada sexenio, cada trienio antes, cada cuatrienio ahora, suelen aparecer nuevos ricos y nuevas fortunas familiares.

Un dato estremecedor: el país ocupa el primer lugar de corrupción política en el mundo.

 

ASTILLEROS: De cada peso que el gobierno recauda del contribuyente como impuesto, el reparto es el siguiente:

80 centavos… para la Federación.

16 centavos… para el gobierno del Estado.

4 centavos… para los municipios.

Por eso, la asfixia económica de los alcaldes, incapaces de satisfacer la demanda social, además, claro, del saqueo del erario.

“Robé poquito… porque poquito había” dijo en frase bíblica el ex alcalde de San Blas, Nayarit, Layín, y quien enfrenta denuncia penal del sucesor por el desvío de doce millones de pesos.

Cada quincena, la mayoría de alcaldes se truena los dedos para cumplir con la obligación laboral.

 

ARRECIFES: Desde tiempo inmemorial hay una lucha entre los Estados y la Federación para lograr un mejor reparto del ingreso público.

En el sexenio de Rafael Murillo Vidal, 1968/1974, el profesor Rafael Arriola Molina, entonces presidente del CDE del PRI, fue candidato a Senador de la República.

Y parte de su discurso lo centró en la misma realidad que ahora enfrentan los presidentes municipales.

La Federación, dijo, es un pulpo que se queda con todo.

Ganó la elección en las urnas, tiempo, claro, del partido único y poderoso.

Pero “la mafia en el poder”, mafia priista, molesta y encabritada con Arriola Molina, lo congeló y nunca tomó posesión. Su relevo fue el líder petrolero, Samuel Terrazas Zozaya.

Hubo otro ingrediente político para congelar a Arriola Molina, pues alardeaba de que había obtenido más votos en las urnas que Luis Echeverría Álvarez como candidato presidencial.

 

PLAZOLETA: El pendiente fiscal, sin embargo, existe y subsiste para lograr una mejor distribución del recurso público.

La Federación, igual que en la década de finales de los sesenta en el siglo pasado, sigue vigente, y nada indica que pueda revertirse.

Incluso, con todo y programitas sociales, pareciera que el equilibrio presupuestal entre la Federación, los Estados y los Municipios camina a paso de tortuga vieja, decrépita y enferma.

En los días revolcados que vivimos y padecemos, nada documenta la asfixia de los alcaldes como la incertidumbre, la zozobra y la inseguridad pública.

Javier Duarte, por ejemplo, liquidó la Policía Intermunicipal pues estaba demasiado contaminada y el gobernador Yunes la resucita.

Y cada alcalde ha de asumir su responsabilidad.

Pero, caray, con presupuestos tan jodidos en 203 municipios solo tienen posibilidad de pagar sueldos bajos a los policías y que los vuelven flexibles ante la tentación de los carteles y cartelitos.

Y otra vez, la misma corrupción.

Entonces, una vez más han de preguntarse las razones sociales (si las tuvieran) de la pasión volcánica de las elites partidistas para tanta rebatinga por manejar los Ayuntamientos de Emiliano Zapata, Camarón y Sayula.

 

POSTES: Sólo quedan unas respuestas:

A: La corrupción política.

B: La alcaldía como escalón para seguir ascendiendo en la vida pública, por ejemplo, de la silla edilicia a la curul local y luego a la curul federal y luego a la senaduría y/o a un cargo público en el gobierno del estado.

C: 4 años felices en el poder trepados con la familia, dueños únicos y absolutos del pueblo.

D: El trono faraónico de los pueblos como un oasis económico y social ante el fracaso de la política económica para alentar la creación de empleos estables y pagados con justicia laboral y social.

La realidad es aplastante: las cúpulas políticas se enriquecen y los ciudadanos siguen igual de jodidos.

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *