xalapa
22
Search
Lunes, 20 de Agosto de 2018
  • :
  • :

Barandal: Embustera de MORENA

LUIS_VELAZQUEZ

•Plagio de Tanya Carola
•Oportunidad de oro

Luis Velázquez
19 de abril de 2018

PASAMANOS: En el relato bíblico queda claro que la peor ofensa a una persona es llamarla embustera. Incluso, hacia 1723, Adam Smith, uno de los precursores del liberalismo, decía que “la más mortal de las afrentas” es llamar embustera una persona.
Más todavía, Smith decía que la peor desgracia en la vida humana es que nadie crea en lo que dices, aun cuando, y en contraparte, siempre existe un juez interior, un árbitro de la conducta, que es el yo de cada quien para definir si se habla con la verdad o la mentira.
El caso es que el gobernador Yunes ha llamado embustera a la diputada local de MORENA con licencia, Tanya Carola Viveros Cházaro, luego de que el sábado 14 anunciara al mundo que con su habilidad libró la intentona de un secuestro.
Yahvé, claro, corrigió a Samuel cuando le dijera que “el hombre mira las apariencias”, pero él, Dios supremo, mira el corazón de los mortales.
“No hubo absolutamente ninguna tentativa de secuestro. Lo que hubo fue un hecho para llamar la atención de los medios cuando no ha existido ningún riesgo” reviró Miguel Ángel Yunes Linares.

ESCALERAS: El dos de febrero de 2012, Miguel Ángel Yunes Márquez, coordinador del programa “Oportunidades” de la SEDESOL de Felipe Calderón Hinojosa, sufrió un atentado en Castillo de Teayo y la libró porque iba en una camioneta blindada.
Y no obstante, y con todo y su espíritu atrabiliario, nunca Javier Duarte lo llamó embustero.
El 5 de junio de 2016, el senador Fernando Yunes Márquez fue sitiado en Coatzacoalcos cuando hacía campaña electoral por su padre, candidato a gobernador.
Y jamás fue llamado embustero por Duarte arguyendo, digamos, un montaje, como ahora Yunes padre a Tanya.
En el mes de julio de 2013, el candidato panista a regidor para el Ayuntamiento de Boca del Río, Carlos Valenzuela, secretario General ahora del CDE del PAN y candidato pluri a diputado federal, denunció al mundo su fallido secuestro una mañana cuando llevaba a sus dos hijos a la escuela y que le libró, dijo, por su gran habilidad para manejar.
Y aun cuando él mismo se clavara la estaca como kamikaze diciendo que era un secuestro político bien mereció el adjetivo calificativo de embustero porque a todas luces fue un invento mesiánico, protagónico y ególatra.

CORREDORES: Tanya y compañía (Rocío Nahle, Cuitláhuac García, Zenyanzen, etcétera) aplicarán al Yunes azul una estrofa de Pablo Neruda en “Canto general” cuando dice que en su sangre “crepita sin descanso el volcán de la cólera”.
Pero, caray, tampoco se vale que Tanya cacaree que estuvo en riesgo de secuestro cuando en ningún momento, dice el gobernador, interpuso denuncia en la Fiscalía, con todo y parece.
Y en contraparte, vaya paradoja, “acudió a los medios de comunicación”, reproduciendo el modelo estratégico, ajá, de Cuitláhuac y Nahle de apretar el botón nuclear de la prensa escrita, hablada y digital en contra del Yunes azul.
Y es que, los ciudadanos lo saben, a ningún camino se llega con una simple denuncia en los medios, sino, y como en el caso, ha de interponerse una denuncia penal en la Fiscalía.
Y si en la Fiscalía aplican la aburridora está la Comisión Estatal de Derechos Humanos.
Y si la CEDH se hace tonta está la Comisión Nacional de Derechos Humanos.
Y si ahí se enredan en el trámite burocrático, entonces, a la Procuraduría General de la República, y en el caso, a la FEPADE.
Hay caminos, pues, que han de observarse.

RODAPIÉ: Hay tiempo electoral. Y la yunicidad y MORENA y/o AMLO están apretando el botón nuclear desde hace rato.
Incluso, el rafagueo entre Yunes Linares y López Obrador ha mudado a los presidentes municipales de Coatzacoalcos, Minatitlán, Xalapa y Poza Rica, y en donde han sucedido los casos más raros y extraños como, por ejemplo, la sublevación burocrática y la suspensión de obra pública, pasando por el reality-show del Mando Único.
El candidato de AMLO a gobernador, Cuitláhuac García llamó “bodoque” al candidato del PAN, Miguel Ángel Yunes Márquez, y ahora, de manera rara y extraña, el secuestro de Tanya, quien dejara atrás su vida discreta como chef y ahora legisla a favor de los más de 6 millones de habitantes de Veracruz en la pobreza, la miseria, la jodidez, el desempleo, el subempleo y los salarios mezquinos.
Y, bueno, el fuego enemigo sigue expresándose y la tormenta electoral arreciará conforme inicien las campañas formales.
Es más, bien podría formarse un club de embusteros compulsivos con el panista Carlos Valenzuela, a menos, claro, que demuestre los hechos.

CASCAJO: Tanya es una antigua conocida de los medios porque su sobrina, en la nómina que estuvo de la LXIV Legislatura, llamó “muertos de hambre” a los reporteros de la fuente legislativa.
También es una conocida de sus compañeros diputados por “rasgarse las vestiduras” cada vez que escucha el Himno Nacional y que suele cantar con el puño de frente y enfrente porque el himno es lucha.
Y si el gobernador Yunes ya la rafagueó, entonces, en los días siguientes se conocerá su espíritu aguerrido y su consistencia para demostrar que los carteles y cartelitos y/o ladrones y rateros de Xalapa la tenían, o la tienen, en la mira.
En todo caso, si el Yunes azul le reviró en vez de que se ocuparan del asunto tanto el secretario de Seguridad Pública y/o el Fiscal, incluso, el secretario General de Gobierno, va de gane, pues el gobernador ya se puso los guantes con ella, una oportunidad de oro que bien puede aprovechar en su dimensión estelar.
“La bebe o la derrama” o queda como total.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *