xalapa
18
Search
Sabado, 20 de Julio de 2019
  • :
  • :

Barandal: “Fiscalía tozuda y contumaz” 

LUIS_VELAZQUEZ
•Solecito en pie de lucha
•Soberbio entre los soberbios

Luis Velázquez
12 de marzo de 2019


ESCALERAS:
Hay muchos asuntos pendientes en Veracruz. Uno, la desigualdad económica, social, educativa y de salud. Dos, un pueblo sin desarrollo humano. Tres, la inseguridad. Y cuatro, la impunidad.
Quizá los dos últimos, los más graves.
La tranquilidad en el diario vivir, tarea de la secretaría de Seguridad Pública.
La procuración de justicia, tarea de la Fiscalía.
Y es ahí donde luego de nueve años de lucha, el Solecito de la vocera Lucy Díaz Genao, maestra en Letras Hispánicas, apapachada ahora por AMLO, el presidente, para hacer justicia con su hijo desaparecido en el año 2013, Javier Duarte “en la plenitud del pinche poder”, insiste.
Hay, dice, “un escollo gigante” en la búsqueda de los desaparecidos, y es la “Fiscalía tozuda y contumaz”.

PASAMANOS: La vocera del Solecito lo expresa invocando y convocando los dos años más atroces de Veracruz, igual o peores que los del duartazgo:
“El Fiscal General, Jorge Wínckler, y el Fiscal Anticorrupción, Marcos Even Torres Zamudio, son operadores políticos de Miguel Ángel Yunes Linares… que buscan que a Cuitláhuac García le vaya mal”.
Se ignora, claro, la dimensión real de su experiencia amarga, pero, bueno, es su mirada sobre la realidad.
Y es que, además, resultaría inverosímil que algún operador de Yunes o del Fiscal estremeciera, descarrilara, desplomara en ruleta rusa al gobernador de MORENA y de AMLO.
Y más, mucho más, teniendo el respaldo del presidente de la república.
Claro, “caras vemos y corazones ignoramos”, y desde el Solecito podrían, digamos, decir que si más carteles están llegando a Veracruz (aun cuando el góber lo desmintiera) se debería a que Yunes Linares lo estaría alentando.

CORREDORES: En el duartazo y la yunicidad, el Solecito sufrió y padeció y enfrentó el desdén, el menosprecio y el desprecio juntos, y sin embargo, se mantuvo con firmeza en su frenética búsqueda de sus desaparecidos, hijos, sobrinos, tíos, parientes, etcétera.
Ahora, con MORENA en el trono imperial y faraónico, Díaz Genao exalta la defensa de los derechos humanos, pues, y entre otras cositas, ya destinaron un presupuesto especial (que nunca antes) para continuar su búsqueda.
Y más, y cuando como ahora, trasciende que hay más fosas clandestinas en varias demarcaciones, entre ellas, Veracruz, Boca del Río, Alvarado y Río Blanco.
Además, claro, de más fosas en Colinas de Santa Fe, el ícono de Veracruz en América Latina, como también lo son, digamos, “Las Patronas” de Amatlán, premiadas en la LXV Legislatura en el Día Internacional de la Legislatura, allí mismo donde en el mes de diciembre del año 2016 entregaron la medalla Adolfo Ruiz Cortines a los Colectivos.

BALCONES: Con todo, el Solecito se queja de que ninguna interlocución existe con la Fiscalía.
Y, bueno, resulta insólito, inverosímil, que luego de que el Fiscal descarriló el intento de juicio político en su contra en la LXV Legislatura, siga igual de soberbio y egotista, creyéndose parido por los dioses, cuando la posibilidad era de que sentara cabeza y pusiera los pies en la tierra y fuera humilde, simple y llanamente, humilde como servidor público que es.
Así se percibía, pero, ni hablar, si en la yunicidad declaró la guerra al Solecito porque mantuvo su dignidad y nunca se “le tiró al piso”, su misma actitud expresa el grado de soberbia fermentando su corazón, su hígado y sus neuronas.
“Tozudo y contumaz” le llama el Solecito.

PASILLOS: Incluso, la vocera puso, como dice el clásico, “el dedo en la llaga”: “El gobernador necesita tomar una postura. Mandar una señal (al Fiscal) de quién es el líder. Quién manda”.
Más todavía, tiró la sal en la llaga:
“Falta (al gobernador) tomar una postura. Su presencia con fuerza, con integridad, con firmeza”.
Y es que luego del fracaso de la bancada de la izquierda en la LXV Legislatura para destituir al Fiscal, y con todo y que el gobierno de Veracruz “fue el hazmerreír nacional” según el diputado José Magdaleno Rosales Torres, queda clara, desde luego, la autonomía de la Fiscalía ante el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, pero al mismo tiempo, resulta inexplicable la tozudez y contumacia del Fiscal, tan crecido doble, triplemente, al castigo luego de su triunfo en el Congreso local.
Y más cuando un simple apretón de tuercas, un manotazo, bastó para que Miguel Ángel Yunes Linares doblegara al ex Fiscal, Luis Ángel Bravo Contreras.

VENTANAS: El Solecito resume su visión de Veracruz en diálogo con el cronista Ignacio Carvajal García:
“Los criminales salen libres. No los detienen. Crece la impunidad. Los asesinos saben que pueden delinquir. Y asesinar. Y secuestrar. Y no hay nadie que los esté fiscalizando”.
Se trata, claro, del mismo discurso ene número de veces cantado por el gobernador y el secretario General de Gobierno.
Y tan parecido, gota de agua a gota de agua que, por ejemplo, la vocera omite inculpar al secretario de Seguridad Pública, SSP, el primer responsable según el Estado de Derecho de la incertidumbre y la zozobra en el diario vivir de un Veracruz chorreando sangre.
Claro, si a la ineficacia, principio de Peter, de la SSP, se añade el otro principio de Peter de la Fiscalía, encargada de hacer justicia ante tantos crímenes, entonces, Veracruz está perdido desde hace más de cien días.

PUERTAS: Según el Colectivo, “Yunes Linares no puede ser tan poderoso para que Veracruz siga en un momento sangriento”.
Caray, queda la sensación de que el Solecito atribuye al ex gobernador del bienio azul un poder del que simple y llanamente, carece.
Por la siguientes razones:
1. Desde el día último de noviembre del año anterior ya dejó el poder. Y muerto el rey, viva el rey.
2. Por más lealtad de los cuerpos policiacos, por ejemplo, a la yunicidad, saben, están conscientes que el gobernador y el secretario de Seguridad Pública son otros. Y “en donde manda capitán nunca ha gobernado marinero”.
3. Por más y más dinero que tuviera el Yunes azul resultaría ilógico que tres meses después lo siguiera, digamos, invirtiendo para comprar lealtades. Su tiempo ya pasó. Y le saldría, en todo caso, ultra contra súper costoso.
4. El gobernador es turno es el jefe máximo. El jefe nato de las finanzas, de las corporaciones policiacas, de los penales, de las delegaciones de Tránsito, de la mayoría en la LXV Legislatura y el jefe nato de su partido.
Y por eso mismo, resultaría inverosímil que la llamada nomenklatura continuara al servicio de Yunes.
Peor tantito, si así fuera expresaría la incapacidad del gobernador en turno.
5. Y más, mucho más teniendo el apoyo presidencial irrestricto, “El choco-jarocho”, le ha llamado el señor Cuitláhuac García.
Por el contrario, más de cien días después, la estadística de la muerte es desorbitante con 443 asesinatos hacia el día 99 y el gobierno de Veracruz se ha de aplicar garantizando la seguridad en la vida, en tanto la Fiscalía sepultar en alguna fosa clandestina en la ribera alvaradeña y procurar la justicia de la mano, con profundo, inalterable respeto, con el Solecito, uno de los diecisiete Colectivos, al que parece odiar con toda su pasión oaxaqueña.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *