xalapa
18
Search
Viernes, 13 de Diciembre de 2019
  • :
  • :

Barandal: Julen Rementería, al Senado

Sólo un año estará en la SIOP

  • Su discípulo predilecto

 

LUIS_VELAZQUEZEMBARCADERO: Comerciante por herencia, desde que Julen Rementería brincó a la política, ha respirado vientos favorables. Siempre para arriba. Desde negocios pujantes hasta cargos públicos para el hijo, Bingen, el diputado local, siguiendo la huella del padre. Ahora, la SIOP es apenas, apenitas, la estrategia de un año para brincar a la senaduría, y “con el tiempo y un ganchito”, a la gubernatura.

Vasco, inició como un simple director de Desarrollo Económico, ajá, que ni uno ni lo otro, en el puerto jarocho. Regidor, alcalde, coordinador de los Centros SCT y dos veces legislador, se inventó una licenciatura para asumir la secretaría de Infraestructura y Obra Pública.

Así, se apegó a la tradición duartista. Un licenciado, Tomás Ruiz, titular. Un ingeniero químico, Gerardo Buganza, titular. Otro licenciado, Guillermo Herrera, titular. Hacia el final del día, los técnicos que se encarguen de la obra pública y ellos, digamos, de los negocitos.

En el camino soñó con la candidatura al Senado y perdió. También con la gubernatura y perdió.

Pero a cambio, negoció, en la más alta dimensión de la política que, dicen los enterados, consiste en pactar.

Su hijo al Congreso y él a la SIOP, para estar, dice a los suyos, sólo un año y luego enseguida al Senado.

De vendedor de muebles, que por lo regular el local estaba vacío, la fama pública registra que en la SCT otorgó obra pública en el país a su aliado y socio desde la alcaldía, el constructor panista, Rafael “El loco” Acosta Croda.

Pero se conflictuaron. Y fue, dice la leyenda, porque Julen le dio a guardar cien millones de pesos que “El loco” le birló.

Después, puso una fábrica de sándwiches para vender en forma masiva, primero, en los Oxxos, y luego en los Oxxos en la carretera de Veracruz a la Ciudad de México, y que acaba de vender en 70 millones de pesos a Sigma, una firma nacional de alimentos.

También ha incursionado en los moteles. Aquz, uno de ellos.

Pero el negociazo es la política que desde su edificio en la avenida “Bulevar del mar”, en el fraccionamiento Costa de Oro, Boca del Río, cerca de la iglesia para que la bendición le alcance, planea. Diseña. Ejecuta. Actúa. Opera.

ROMPEOLAS: La pasión política lo alejó este año más, mucho más, de “El loco” cuando, por ejemplo, le pegó duro, durísimo, y por facebook, al candidato de la alianza PAN y PRD y le llamó, entre otros cositas, pederasta.

Incluso, hasta en mantas que colgaba de casas y edificios, muchos azules, dicen, por órdenes de Javier Duarte, su jefe en turno.

Con todo, incluso, que Croda fue candidato de los Yunes a la alcaldía jarocha contraviniendo a Julen, quien, por cierto, en la justa interna fue derrotado por Fernando Yunes Márquez en la candidatura al Senado.

Con todo, incluso, que en aquel tiempo, el ex diputado federal, Víctor Serralde, distanciado ahora de Pepe Mancha, su ex amigo y ex socio, dice que en el reparto político “hay para todos”.

Distanciado de “El loco”, Julen tiene en “El choriqueso” su aliado más fiel. Escudero leal desde aquel tiempo en que, Julen regidor, Marco Antonio Núñez le hacía guardia en el palacio cada vez que salía.

–¿Vas a Xalapa?, le dijo un día.

–Sí.

–Voy contigo.

–Pero no sé a qué hora regresaré.

–Estoy contigo, reviró.

Y se fue con él como su sombra bienhechora. Su escolta. Su chofer. Su otro yo.

La estrategia le ha dado resultado: dejó de vender tortas de queso y chorizo y dejó atrás la presidencia de la CANACOPE (donde la esposa de Agustín Morga le llevaba la contabilidad) y Murga lo llevó al PAN y desde entonces, dos veces ha sido regidor y ha

usufructuado dos curules locales (el mismo) y otra más para una de sus barbies, Ana María Ledezma.

Además, de la secretaría General del CDE del PAN y paso furtivo a la presidencia, encargado del despacho.

“Yo… lo admiro” ha dicho Gabriela Reva, “porque pocos panistas, pocos políticos, logran tales alcances.

“El chori-queso” dice un panista “es un garbanzo de a libra”.

Todo, gracias a Julen.

 

ASTILLEROS: En el PAN, como en todos los partidos políticos, “la dedocracia” opera infalible.

El Yunes azul es ahora el gran elector.

Y mientras Julen Rementería sea institucional, pero más aún, leal, sin pactar negocitos, digamos, con su antiguo socio, Rafael “El loco” Acosta, ni tampoco con Víctor Serralde, el gran constructor con Pepe Mancha de los “Pisos firmes”, ni menos con Jesús Suverza, su aliado desde el Ayuntamiento, entonces, habría química con el góber azul y la fiesta se llevará en paz.

Con todo y que antes jugaron en canchas y tribus diferentes.

Por ahora, igual que la secretaría de Desarrollo Social, desde la SIOP sueña con la candidatura al Senado.

Y la tendrá si, por ejemplo, en medio del descarriarte económico heredado por Javier Duarte, arma con imaginación financiera un programa de obra pública, más allá, por ejemplo, de satanizar más al duartismo con aquello de que auditará cien obras públicas anunciadas por sus antecesores, Tomás Ruiz, Gerardo Buganza y Guillermo Herrera.

Y la auditoría, claro, significa, encarcelar lo más pronto posible, antes que el resto del gabinete legal, a uno de sus antecesores.

Fidel Castro solía decir que los grandes crímenes de la humanidad son por dinero, pasiones enfermizas y la política.

Julen Rementería, con tal disyuntiva ante sí mismo.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *