xalapa
18
Search
Sabado, 17 de Noviembre de 2018
  • :
  • :

Barandal: La nueva Legislatura

LUIS_VELAZQUEZ

•Peor desigualdad social
•El paraíso femenino

Luis Velázquez
08 de noviembre de 2018

ESCALERAS: La LXV Legislatura ha iniciado esta semana. MORENA, que por segunda ocasión asciende al poder político en el Congreso local, ahora con mayoría. El PAN, reducido a sólo 13 diputados. El PRI, en su peor momento, que ni siquiera, vaya, el PAN y PRD en el infierno de otros tiempos.
En contraparte, habría de preguntarse la esperanza social para los 6 de los ocho millones de habitantes de Veracruz declarados en la miseria y la pobreza por el INEGI.
Además, claro, de una espantosa y creciente desigualdad social que cada nuevo periodo constitucional se acrecienta y multiplica.
Ya está dicho, pero como nadie hace caso, decía Andres Gide, ha de repetirse. Por ejemplo, uno de cada 3 jefes de familia lleva la torta a casa con los ingresos derivados del changarro en la vía pública, vendiendo fritangas, picadas, gordas, tacos de maciza y de carnitas, tortas, tostadas, garnachas, panucos, y refrescos de cola.
La LXLV Legislatura, con mayoría panista, fue debut y despedida. Y lo peor, mucho se duda del bienestar social generado en la población, pues la jodidez sigue, imparable y desbordada.
Por ejemplo, medio millón de habitantes de norte a sur y de este a oeste de Veracruz sólo hacen dos comidas al día y mal comidas.

PASAMANOS: El PRI, en su peor momento. De los 50 diputados, sólo tres, y por la vía pluri, ocupan una curul.
Y en el otro lado de la cancha, 13 el PAN, 5 el PT, 5 el PES, dos el PRD y dos el Movimiento Ciudadano.
He ahí la estadística del desencanto y la frustración social.
Cierto, cierto, cierto, los diputados están para legislar, hacer y actualizar las leyes.
Pero si en la anterior Legislatura el tiempo se fue en infiernitos, como por ejemplo, la despenalización del aborto que las elites eclesiásticas pararon como también pararon el matrimonio gay y la adopción de niños, ahora siguen relinchando en contra de la eutanasia.
La historia, que es una caja de sorpresas decía Octavio Paz, se repetirá en el Congreso actual.
Y de nuevo, la discordia civil.
La LXV Legislatura entre “la espada y la espada”. Despenaliza el aborto, por ejemplo, y queda bien con los activistas, o lo sigue penalizando y ganarán indulgencias en el otro lado del charco, como el ex gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivera, quien cuando envió iniciativa de ley para despenalizar el aborto y la iglesia lo amenazó con la excomunión dio marcha atrás.

CORREDORES: Por vez primera muchas cositas alentadoras.
Una: MORENA, la izquierda, es mayoría en el Congreso.
Dos: Y con tal mayoría, el primer gobernador de izquierda ejercerá el poder.
Tres: Por vez primera, hay 25 diputadas locales y 25 diputados. El equilibrio, pues. Igual número de mujeres, igual número de hombres.
Ya se verá, entonces, si en el camino, las mujeres con inteligencia, habilidad, talento, aterrizan la vieja lucha de la población femenina, entre otras, las siguientes:
A, una Alerta de Género efectiva pues, con todo, las mujeres siguen asesinadas.
B, una apertura democrática para los diecisiete Colectivos que integrados con madres con hijos desaparecidos los siguen buscando.
C, la igualdad de género para las mujeres en el estado de Veracruz para que la población femenina laboral perciba salarios dignos y decorosos, pues ahora, los hombres ganan más, y con frecuencia, con menos eficiencia y eficacia.
D, una mirada social al millón de indígenas, a los dos millones de campesinos y a los tres millones de obreros.
E, el dictamen definitivo para la despenalización del aborto, la boda gay y la adopción de niños y que en cada Legislatura y en cada gobierno estatal se convierte en rehén de las pasiones políticas desaforadas entre la generación política en el poder sexenal, las elites eclesiásticas y los activistas.

BALAUSTRES: La LXIV Legislatura fue un cochinero. Los diputados panistas se “despacharon con la cuchara grande”, igual, igualitos que los priistas en el tiempo imperial y faraónico como, por ejemplo, He Man Sergio Hernández Hernández, reelegido coordinador de la bancada azul, jugando con los privilegios y canonjías a su entender y/o bajo las órdenes del presidente del CDE del PAN.
Ahora, con la mitad de mujeres diputadas habrá la posibilidad, la esperanza, incluso, la certeza de purificar el manejo presupuestal, pero también la toma de decisiones, considerando, con los ojos vendados, que las mujeres son una institución de honestidad y honradez “a prueba de bomba”, más allá, claro, de que a veces en el camino al Gólgota hay sorpresas, como el Club de Tobi en la Mesa Directiva del nuevo Congreso.
Pero más aún, la sensibilidad social de las mujeres está fuera de duda y necesita transmutarse a los jodidos con el único objetivo de enaltecer la calidad de vida de cada día del grueso de la población.
Incluso, y como es natural, las 25 diputadas locales vigilando que el gobierno del Estado se traduzca en la dimensión social y que si el 1 de julio se manifestó en la democracia electoral entonces faltan sus brazos y piernas como son la democracia social, la democracia económica, la democracia educativa, la democracia de salud y la democracia de seguridad y procuración de la justicia.
Un error considerar que un diputado sólo está para legislar. Como Poder Legislativo es vigilante del quehacer cotidiano del Poder Ejecutivo y del Poder Judicial.
Y con las 25 mujeres como legisladores, como nunca antes en la historia local, la esperanza social “de los pobres entre los pobres”, Veracruz, estado pródigo en recursos naturales pero habitado por gente pobre y en la miseria, puede inflamarse de nuevo.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *