xalapa
22
Search
Miércoles, 26 de Setiembre de 2018
  • :
  • :

Barandal: La presidencia imperial

LUIS_VELAZQUEZ

•Resucita el viejo PRI
•El tiempo de los médiums

Luis Velázquez
07 de septiembre de 2018

ESCALERAS: La presidencia imperial y faraónica, “el país de un solo hombre”, el tiempo del tótem, el gurú y el tlatoani, ha resucitado en el país.
Su dimensión estelar fue el jueves 30 cuando los entonces 247 diputados federales de MORENA que tomaron posesión en el Congreso de la Unión gritaron al resto del mundo para que los escucharan:
“Es un honor/ estar con Obrador/ es un honor/ estar con Obrador”.
Fue el lema de campaña electoral de AMLO, el presidente electo. Es el grito de batalla millones de veces repetido desde el primero de julio.
Pero al mismo tiempo, dice el politólogo Carlos Ronzón Verónica, significa la resurrección del viejo PRI. El PRI en la época de esplendor cuando cada priista encumbrado debía rendir culto y pleitesía al jefe máximo “de la revolución hecha gobierno” como entonces se afirmaba.
El PRI de Luis Echeverría Álvarez descrito por el historiador Daniel Cosío Villegas en su libro clásico, “El estilo personal de gobernar”.
AMLO, el enviado de Dios. El iluminado. Bendecido por la Providencia. El Benito Juárez del siglo XXI. El León Tolstói de América Latina.

PASAMANOS: Francisco Ignacio Madero y Plutarco Elías Calles creían en los médiums y los espíritus y cada noche tenían sesiones con el más allá.
Benito Juárez, por ejemplo, ya muerto, convenció a Madero en un viaje esotérico de lanzarse como candidato presidencial porque estaba seguro de que derrotaría a Porfirio Díaz Mori.
Y Madero se lanzó.
Incluso, cada noche Madero se conectaba con Juárez a través de los médiums y Juárez se volvió su coordinador de la campaña electoral.
Plutarco Elías Calles también sesionaba con los espíritus. Su devoción cósmica se intensificó cuando el presidente Lázaro Cárdenas lo exilió a Los Angeles y meses después, un médium le dijo que era hora de regresar al país para reconquistar el poder.
Calles regresó, pero nunca pudo, luego de haber impuesto a cuatro presidentes de la república.
AMLO, el iluminado, también cree en la comunicación extraterrestre.

CORREDORES: Por ejemplo, Josefa González Ortiz Mena fue anunciada como secretaria del Medio Ambiente.
Y ella, quien en la casa de sus padres colecciona colmillos de elefantes (titular del Medio Ambiente que será) también cree en la existencia de los duendes.
Y, bueno, creer en los aluxes equivale a una forma de creer en los médiums.
Tatiana Clouthier fue anunciada como subsecretaria de Gobernación al lado de la titular, Olga Sánchez Cordero, ex ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Según versiones, Tatiana renunció al gabinete de AMLO, primero, por sus diferencias con el nombramiento de Manuel Bartlett como director de la CFE, y segundo, porque ella, conservadora, Olga Sánchez tiene la encomienda de legalizar la droga, el aborto, la boda gay y la adopción de hijos.
Y en su lugar fue nombrada Diana Álvarez Maury, licenciada por el ITAM, pero, oh paradoja esotérica, terapeuta en transmisión de energía cósmica y consultora en semiología de la vida que cura la depresión, la migraña y las adicciones con las manos.
AMLO, glorificado en la presidencia imperial y faraónica, con sus guardias pretorianas a un lado, una secretaria que cree en los duendes y una subsecretaria devota de la energía cósmica.

RODAPIE: Sólo falta, entonces que, de aquí a la toma de posesión, AMLO nombre en algún cargo público al ex gobernador de Tamaulipas y ex senador de la república, Manuel Cavazos Lerma, el político esotérico del PRI, famoso porque cree en la fuerza espiritual de las pirámides, tanto que, por ejemplo, según la fama pública suele traer la figura de una pirámide chiquita en el sombrero que siempre usa para esconder la calvicie.
Y de ser así, entonces, caray, Fidel Herrera Beltrán, el exgobernador de Veracruz, también tendría una oportunidad para blindar más a AMLO, pues cree a ciegas en las santeras y los brujos, tanto que en su tiempo de jefe del Poder Ejecutivo Estatal solía viajar a Cuba para consultar a las mejores del Golfo de México.
Sólo así, digamos, podría cerrarse el círculo del primer tabasqueño presidente de la república.
Por un lado, los 247 diputados federales (más cinco del PVEM recién afiliados a partir del operativo desaseado de Manuel Velasco Coello) glorificando su nombre, además, claro, de una población pobre y en la miseria y la jodidez que lo mira como un enviado de Dios.
Y por el otro, el blindaje contra el mal fario y el peor karma con su equipo de guardias pretorianos ligados a los médiums y espíritus como Francisco Madero y Plutarco Elías Calles y su gabinete legal creyendo en los aluxes y en la energía cósmica.
En campaña, los suyos siempre decían que AMLO trae una estampita de la Virgen de Guadalupe en su cartera, de igual manera como los campesinos de Miguel Hidalgo en la guerra de Independencia se ponían una estampita de la Morenita del Tepeyac en el sombrero para detener los balazos y los cañonazos de los realistas.

BALAUSTRES: La izquierda también tiene su presidencia imperial y faraónica.
Y si ahora, dice el maestro en Ciencias Políticas, Carlos Ronzón, los diputados federales loaron a AMLO gritando “Es un honor /estar con Obrador” (y que ninguna necesidad democrática existía), y lo que reitera la posibilidad de que todos ellos llegarán a cada sesión al Congreso de la Unión con la mano alzada.
Incluso, dormirán con la mano alzada.
Peor tantito, y para su fácil identificación, andarán en la calle con la mano alzada.
El primer acto como presidente de la república de Benito Juárez fue nombrar en cargos públicos a sus tres yernos.
El primer acto presidencial de Francisco I. Madero fue liquidar a sus familiares por las haciendas expropiadas en la revolución.
AMLO, entonces, ha de ser glorificado.
Incluso, parafraseando a Juárez los morenistas repetirán su frase bíblica, “contra AMLO… nunca tendremos razón”.
Simple y llanamente, el tabasqueño es todo. El dios terrenal. El jefe de jefes. Impoluto, infalible, intocado, intocable.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *