xalapa
22
Search
Domingo, 30 de Abril de 2017
  • :
  • :

Barandal: “Los demonios del Edén”

LUIS_VELAZQUEZ

  • El libro de Lydia Cacho
  • Portada en Gatopardo

 

PASAMANOS: Lydia Cacho es reportera, escritora y activista. En tareas periodísticas ha recorrido parte del mundo. Uno de sus objetivos es la lucha contra los tratantes de blancas. Desde Cancún, su paraíso de residencia, hasta el otro extremo del planeta.

La revista “Gatopardo” del mes de marzo, número 179, publica su foto en portada con un amplio reportaje con 14 páginas en interiores.

El reportero Alejandro González Romo escribe la crónica, con fotos de Ana Laframboise y Daniel Almazán Klinckwort.

En la página 53 publica lo siguiente:

“En la lista de nombres relacionados a la red de explotación sexual infantil que Lydia Cacho citó en “Los demonios del Edén” (el libro que la llevara a la fama mundial) aparece el nombre d Miguel Ángel Yunes Linares, actual gobernador de Veracruz. Otro político prominente nombrado es el hoy senador del PRI, Emilio Gamboa Patrón.

Para la periodista, el ascenso de Yunes Linares a la gubernatura es una vergüenza y no teme decirlo.

‘Es la misma muestra de la decadencia y creo que es el principio del fin’.

Cuando alguna vez dijo en público que estaba convencida de que Yunes Linares iba a ganar la elección, como ocurrió, mucha gente se asombró.

‘Yo dije ‘Va a ganar, va a ganar porque el sistema se lo va a permitir, porque el sistema lo protegió’.

Cuando Lydia publicó su libro, Yunes Linares era subsecretario de Seguridad Pública, en los tiempos de la presidencia de Felipe Calderón.

El político intentó boicotear la obra.

Ariel Rosales recuerda que él y Faustino Linares, director general de la editorial, fueron a verlo.

El político de pasado priista intentó convencerlos de que leyeran una carta en la que, supuestamente, la Procuraduría de Quintana Roo decía que él no tenía nada que ver.

No era la menor estrategia: quería que la editorial denostara al libro durante la presentación, dos días después.

BALAUSTRADAS: Los editores y la periodista resistieron.

Lydia Cacho abunda.

‘Lo que pienso de Yunes ya lo he escrito y lo sostengo.

Aunque cada vez que digo algo… me vuelve a mandar amenazas con los abogados.

Es un tipo que cometió un delito y debería pagar por ellos y no debería estar siendo gobernador de Veracruz.

Me queda claro que está ahí para subsanar los acuerdos entre la delincuencia organizada y los gobernantes”.

Lydia Cacho, como se recuerda, fue perseguida por los gobernadores de Quintana Roo y Puebla, donde Mario Marín ejercía el poder en alianza, entre otros, con el empresario Kamel Nacif, y quienes la llevaron al infierno.

Desde entonces, observa el cronista de Gatopardo, “aprendió a autoprotegerse.

Su casa está rodeada de cámaras de seguridad. Y aunque disfruta de su reclusión, siempre tiene la necesidad de salir a reportear.

En el fondo encuentra en las historias de los demás su razón de existencia”.

Entre otros de sus libros de periodismo no ficción, periodismo basado en la realidad, están “Historia de una infamia”, “En busca de Kayla” y “Las esclavas del poder”, y que ha sido traducido al sueco, el polaco y el finlandés, entre otros idiomas.

Lydia Cacho es hoy una escritora internacional que ha recibido, además, varios premios en el extranjero.

Solidaria con las causas más difíciles, entre ellas, el caso de su amiga, la actriz Kate del Castillo con Sean Penn y Joaquín “El chapo” Guzmán, el poder político nunca la ha doblado, arrodillado ni amedrentado.

 

ESCALERAS: En su casa “en la vegetación salvaje del Caribe mexicano”, Lydia Cacho trabaja en los siguientes proyectos que “exploran los múltiples matices de la infancia”:

Uno. Una docuserie sobre niños que ella escribió y ella dirige intitulada “Somos valientes” y que, se entendería, ha de ser una continuación de “Los demonios del Edén”.

Dos. Escribe un nuevo volumen infantil para dar continuidad a su libro “En busca de Kayla”.

Y tres. Otro libro más “Sobre los menores que reconstruyen sus vidas tras haber sido reclutados por el narco y el terrorismo”.

Incluso, en las grandes ligas del periodismo y la literatura, negocia con Netflix la compra y distribución de su serie.

Ella, claro, bien pudiera vivir y con tranquilidad con las regalías de su primer libro “Los demonios del Edén”.

Pero el periodismo es su vocación de vida y siempre un periodismo, dice ella, que sirva a la gente, con todo y los riesgos que significa cuando los políticos se sienten agredidos.

En su caso, nunca ha funcionado el acoso, la intimidación, la amenaza y la represión, como en el año 2015 en que una ex diputada del PRI de Quintana Roo, Virginia Betanzos, publicó un libro en su contra intitulado: “Lydia Cacho, la otra cara de la pederastia”.

Yo sólo documento la realidad, dijo a Gatopardo.

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *