xalapa
18
Search
Lunes, 10 de Diciembre de 2018
  • :
  • :

Barandal : Los días contados

LUIS_VELAZQUEZ

•Adiós al fiscal
•Patrocinio “pela la piña”

Luis Velázquez/ Parte II y última

ESCALERAS: El Fiscal Jorge Wínckler tiene los días contados. Por más y más cacayacas que lance a los 29 diputados locales de MORENA y al góber electo de que todavía le faltan siete años en el mando como procurador de justicia.
Y si alguna duda existiera el penúltimo mensaje le fue enviado por el futuro secretario General de Gobierno, Éric Patrocinio Cisneros Burgos.
Incluso, por vez primera una gente de AMLO y de la senadora Rocío Nahle, le ha ampliado la lectura de la cartilla, y, por ejemplo, culpa a Wínckler de que Javier Duarte, en efecto, está sentenciado a 9 años de cárcel, pero “de los delitos por el cual lo sentenciaron no hay uno solo que lo haya acreditado el fiscal de Veracruz”.
Por eso, el ingeniero agrónomo de 53 años de edad, formado en Baja California Sur, en el otro extremo del país porque para vivir debió migrar, se lo dice con claridad meridiana:
“El responsable de lo que hoy está sucediendo con Duarte no es Duarte. Es el fiscal de Veracruz”.
Por ejemplo, el delito de desaparición forzada que todavía está pendiente, el más grave.

PASAMANOS: Hay, entonces, en el equipo de AMLO en Veracruz una obsesión, una fijación, para llevar al Fiscal a un juicio político y que dados los vientos huracanados significa, simple y llanamente, su caída.
Más aún: por aquí caiga Wínckler también caerá su Fiscal Anticorrupción, el profesor Marcos Even Torres Zamudio.
Y, por añadidura, el fiscal de los Desaparecidos, Eduardo Coronel junior, quien ingresó al relato bíblico por su frase de “¿Cuál prisa si los desaparecidos desaparecidos están?”…por más y más que la diputada local, Marijose Gamboa Torales, jure y perjure que nunca la pronunció.
“Wínckler está haciendo todas las tropelías posibles. Ha de revisar su actuar y todo lo que no ha cumplido y ha atropellado será revisado. En todos los casos que ha sido omiso, pero sobre todo abusivo”.
Bastaría referir que en la lista de agravios en manos del góber electo, Cuitláhuac García Jiménez, y del futuro secretario de Gobierno están, entre otros, los lanzados en contra del Solecito, integrado con madres con hijos desaparecidos.
Y es que al mismo tiempo que Wínckler y compañía rafaguearon al grupo de la maestra Lucy Díaz Genao cabildearon para ganarse la voluntad del Colectivo de la señora Aracely Salcedo, madre de Fernanda Rubí, la chica secuestrada en un antro de Orizaba.

CORREDORES: En ningún caso, la gente de AMLO en Veracruz ha sido tan expresiva y categórica como con el Fiscal y aun cuando han sido reiterativos se debe a que Wínckler se ha puesto los guantes, engreído, soberbio y ególatra como es, y se cree y siente el fantomas del Golfo de México, impoluto, intocable.
Y como está contestando “a tiro por viaje”, entonces, se la están devolviendo, a diferencia, por ejemplo, de su antecesor, Luis Ángel Bravo Contreras, a quien luego de que el gobernador Yunes le apretara tuercas y obligara a renunciar, prefirió el silencio, el bajo perfil y la discreción y, no obstante, semanas después fue apañado y sigue internado en el penal de Pacho Viejo acusado de desaparición forzada.
Wínckler, por el contrario, y quizá debido a su juventud e inmadurez, está muy echado pa’lante, olvidando el funcionamiento del sistema político donde el jefe es el jefe y nadie está por encima, y en el caso, del gobernador en turno ni tampoco del presidente de la república en turno.
Y más cuando los diputados locales de MORENA serán mayoría, 29 en total, más los anexos, conexos y similares, para descarrilar por completo a Wínckler.
Nada fácil será que cuando el juicio político proceda terminaría igual que Bravo Contreras en el penal de Pacho Viejo.

BALAUSTRES: Incluso, en su plática con el diario Notiver (21 de octubre, 2018), Éric Patrocinio Cisneros recuerda que, por ahora, cuatro escoltas, cuatro guardaespaldas, cuatro policías, “cuidan a la esposa del fiscal, cuando esa señora no trabaja en el gobierno y tiene seguridad”.
El futuro secretario General de Gobierno engloba la circunstancia:
“Todo eso será retirado. No puede ser así. El fiscal creo que anda buscando que lo cuide todo mundo, porque le debe a todos y sobre todo justicia a los veracruzanos”.
Nunca antes desde el primero de julio, día de la elección triunfante para MORENA, un morenista se ha ocupado con tanta precisión del fiscal.
Y más como en el caos, cuando Patrocinio será el jefe político de Veracruz, a tal grado que, por ejemplo, también dice que “hace unos días fuimos a la Academia de Policía y el secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié, trae nueve Suburban que lo cuidan… Calcúlele, cuanta seguridad trae… No sé cuántos escoltas irían en cada Suburban y así andan todos”.
Cisneros Burgos “ha pelado la piña” a una parte del gabinete de la yunicidad.
Y nadie pensaría que se trata de un simple alarde, una faramalla.
Hora, pues, de recoger varas.
El bienio azul está terminando. Le quedan cinco semanas. Y por delante, hay seis largos y extensos años en que MORENA y AMLO y los suyos en Veracruz tendrán “el látigo en la mano”.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *