xalapa
18
Search
Lunes, 22 de Julio de 2019
  • :
  • :

Barandal: Más desencanto social

LUIS_VELAZQUEZ

•Bolas de humo de Cuitlalandia

•Denunciar a antecesores

Luis Velázquez

15 de abril de 2019

ESCALERAS: La filosofía política de MORENA en el gobierno de Veracruz es así: cero obra pública, más que, digamos, callecitas encarpetadas.

Anuncios de infraestructura, en el vacío, 4 meses y medio después de ascender al poder.

39 millones de pesos para el festival Tajín que resultó un fracaso económico según los prestadores de servicios turísticos.

40 millones de pesos para el festival de Salsa en Boca del Río, primero, en la austeridad republicana y la pobreza franciscana, y segundo, porque con todo, es la pasión fogosa del señor, y de lo que, y como él dice cacarea en sus redes sociales, está orgulloso.

PASAMANOS: Por eso, el politólogo Ramón Benítez, dice que ante la falta de obra pública, la obra pública consiste en interponer denuncias penales en contra de los yunistas y de los duartistas y hasta del fidelato.

Un fuego pirotécnico en su más alto decibel. Un elemento distractor, igualito que en el siglo pasado en el tiempo priista.

Bolas de humo para cubrir un expediente social, mejor dicho, la indolencia pública.

CORREDORES: Y más, cuando el góber alardea tener la llave mágica del Palacio Federal para entrar y salir.

Y cuando, de postre, festina llevarse de tú a tú con el gabinete legal y ampliado de AMLO.

Y cuando se pavonea de formar parte de una cosita llamada el “Sureste Power” integrado con sus homólogos de Tabasco y Chiapas como los mandatarios más cercanos, más íntimos, al presidente de la república.

Y cuando en su momento llegó a la locura con las tres giras de AMLO en Veracruz, la primera el dos de diciembre del año 2018, un día después de tomar ambos posesión del trono imperial y faraónico.

BALCONES: Los días caminan aprisa y van 4 meses y medio de la era Cuitláhuac.

El Plan Veracruzano de Desarrollo, apenas cocinándose.

La llegada de la famosa Guardia Nacional todavía tardará ha reconocido el secretario General de Gobierno.

El gobierno estatal endrogándose más para salir del paso dice el politólogo Carlos Ernesto Ronzón Verónica.

Además, pidiendo anticipadas el 25 por ciento de las participaciones federales a la secretaría de Hacienda y Crédito Público… pero de los próximos 6 años y con lo que, observa el maestro, el resto de los años las finanzas estarán estranguladas.

PASILLOS: Todavía peor: los presidentes municipales pidiendo también adelantadas las participaciones para, digamos, igual que el Estado, gastar el dinero oficial por adelantado, con el riesgo de que hacia el final del cuatrienio y el sexenio no tengan nada.

La economía, asfixiada: casas en venta en todo Veracruz. Comercios quebrados y cerrados. Baja clientela en las plazas comerciales y restaurantes y hoteles.

Carritos en las tiendas comerciales con poca monta.

Migración creciendo a Estados Unidos.

Pésimo manejo de la seguridad pública y de la procuración de justicia.

El desgaste en las redes sociales de la figura del gobernador… cada vez más evidenciado por más y más que él mismo alardee su orgullo salsero.

VENTANAS: Así, observa el politólogo egresado de la Complutense de Madrid, el riesgo político y social de que con MORENA gobernando Veracruz se reproduzca lo peor del PRI y lo peor del PAN.

Cada semana, a veces todos los días, un nuevo escándalo.

El último, protagonizado por la senadora Tómbola, Claudia Balderas, con uno de sus empleados, su pareja dicen, acusado de depredador sexual de una niña de trece años en el sur de Veracruz.

De ñapa, evidenciándose más con las denuncias penales en contra de la yunicidad, igual, igualitas que las de la yunicidad contra el duartazgo.

¡Vaya destino social del millón de indígenas, los dos millones de campesinos y los tres millones de obreros!

PUERTAS: 4 meses y medio después de la llegada de MORENA al poder público en Veracruz, el desencanto y la ilegitimidad.

Más allá de las denuncias penales y cuyo dictamen está por verse, las ocurrencias, ni siquiera, geniales, tipo Pedro Aspe con el desempleo.

Por ejemplo, el góber lanzó al mundo su tuitorreada de estar orgulloso del Festival de Salsa.

Y luego, enseguida, el opaco secretario de Seguridad Pública (opaco porque van ya ochenta feminicidios, por ejemplo), “tiró incienso” a su patrón y publicó lo siguiente, digamos, para congraciarse y ganarse el apapacho del góber:

“La música transforma la sociedad” (vaya, claro, descubrimiento insólito). El regreso del festival de Salsa para que niños y jóvenes bailen, canten, jueguen y tomen las calles para bailar”.

¿Tomar las calles? ¡Ah, solo una o dos calles de Boca del Río, y por un tiempo, tres días del festival salsero, en tanto miles de calles y avenidas de norte a sur y de este a oeste de Veracruz tomadas…, pero por los carteles y cartelitos, la delincuencia organizada y común, dueños del día y de la noche.

CERRADURAS: Muchos escándalos avasallan a MORENA de cara al Golfo de México. Entre otros, los siguientes:

El reality-show de la senadora Claudia Balderas con su “asesor”, acusado de depredador sexual de una niña de 13 años. La foto del diputado José Magdaleno Rosales semidesnudo, tapada sus partes con una ventana negra. El pleito entre el alcalde y la síndica de Coatzacoalcos por el nepotismo, el amiguismo, el cuatismo y el presunto desvío de recursos.

El fallido operativo en la LXV Legislatura para destituir al Fiscal. Los policías dados de baja, ajá, acusados de desaparición forzada y ejecuciones extrajudiciales.

Un nuevo cartel, del Siglo, desembarcado en Veracruz.

El puño, la macana y el garrote con que el secretario General de Gobierno ha trascendido para solucionar pendientes sociales.

Veracruz, chorreando sangre en el carril social. El imborrable titular de la SSP con pistola al cincho en su primer acto público. La policía asesinada. La emboscada a unos migrantes de Guatemala. El crimen de otro migrante, hondureño, en la ciudad de Veracruz.

Y, claro, la leyenda bíblica de “soy sabadaba, soy fifí, soy salsero” como el gran lema de la Cuarta Transformación jarocha.

PATIO: “Vamos bien” gritaba Javier Duarte. “Todo está bien” dice el góber de MORENA. “Vendrán tiempos bonitos”, anuncia. En Veracruz, “todo bajo control” replica el secretario de Seguridad Nacional.

“El mundo color de rosa” como fuego pirotécnico, elemento distractor, de los días y noches que pasan en Veracruz sin dejar huella del primer sexenio de la izquierda.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *