xalapa
18
Search
Viernes, 13 de Diciembre de 2019
  • :
  • :

Barandal: Once años en el poder jarocho

Los discípulos de Fidel Herrera

Opacaron a todos los grupos

 

LUIS_VELAZQUEZPASAMANO: Se están cumpliendo once años de que la generación fidelista aterrizó en el poder político de Veracruz… Desde entonces, diciembre del año 2004, han ejercido el poder con sentido patrimonialista y han jodido a la tierra jarocha de norte a sur y de este a oeste… Nunca la desigualdad social, económica, educativa, de salud y de seguridad se ha multiplicado tanto, de igual manera como el número de pobres y de ricos, y ricos, entre ellos mismos… Los llamados “Niños infieles” (Jorge Carvallo, Érick Lagos, Adolfo Mota, Gabriel Deantes, Alberto Silva Ramos, entre otros, los discípulos más aventajados) se hicieron políticos en el transcurso de la última década, pues nunca antes habían ejercido el poder ni tampoco acumulado tanto poder… Incluso, con el Fidelato todos ellos tuvieron por vez primera al frente de secretarías del gabinete legal y ampliado, por consiguiente ejercieron un presupuesto para “ordeñar la vaca a plenitud”… Así, fueron unos improvisados y arribistas que en once años desplazaron por completo a las generaciones priistas de Veracruz con muchos, muchísimos años de trayectoria, currículo, talacha partidista y lealtad probada y comprobada  a las, digamos, instituciones… Ellos, pues, rebasaron a los Viagras (Felipe Amadeo Flores Espinosa), los aliancistas (Héctor Yunes Landa), los Bembones (Ramón Ferrari Pardiño), los Flavinos (Ríos Alvarado), los Britos (Carlos Brito Gómez), los Pepes (Yunes Zorrilla), los Morgados (Gonzalo Morgado Huesca), y tantos otros grupos priistas cuyo origen data de la noche de los tiempos… Pero, además, y como resulta lógico, imprimieron el sello personal de gobernar entendido como la frivolidad, la soberbia, el mesianismo y el narcisismo en el ejercicio del poder… Y, por añadidura, ligado a la corrupción y a su hermana gemela, la impunidad, ante un ORFIS (Órgano de Simulación Fiscal) una Comisión de Vigilancia del Congreso local y una Contraloría como traje a la medida, cómplice y solapadora…

 

BALAUSTRADAS: Y tan cómplice y solapadora que resulta inverosímil que cuatro años y dos meses y medio después del fidelato, apenas hayan registrado que el ingeniero Alvaro Capetillo se “fue al agua” con el Instituto de Educación para Adultos, IVEA, y apenas lo hayan inhabilitado por diez años, en tanto, nunca, jamás, han advertido la fama pública de otros alumnos de fidelato, entre ellos, y por ejemplo, Jorge Alejandro Carvallo Delfín, Gabriel Deantes Ramos y Érick Lagos Hernández (en ese orden) que gozan de la peor fama de deshonestidad… Y, no obstante, desde adentro del mismo poder se han convertido en tapadera, a pesar, incluso similar a los tlacoltapeños, según los ofendiera Fidel Herrera, “tampoco tienen llenadera”… Todos ellos, pues, aprendieron las artes de la política con su único maestro, el góber fogoso y gozoso y, por tanto, han repiqueteado su estilo político aprendido con el presidente más populista en la historia contemporánea, Luis Echeverría Álvarez… Ellos se hicieron políticos bajo un principio rector que ahora forma parte del plan de estudios de la Universidad de Harvard, campus Nopaltepec: “En política todo lo que se compra con dinero… sale barato”… Y es que un repaso en el territorio jarocho revelaría que, en efecto, han corrompido todo lo que han podido con tal de mantenerse en el poder…Es más, algún filósofo que haya estudiado en la Universidad Pontificia diría que con ellos “gobernar… es robar”… Es decir, “meter la mano, mejor dicho, los brazos completos, a la olla”… Ahí está como testimonio la anécdota: si a Jorge Carvallo le dan cien millones de pesos para ganar una elección, por ejemplo, se friega 50 millones y reparte los otros 50… Pero si a Érick Lagos se los dan, se chinga los cien millones y vende saliva…

 

ESCALERAS: Ellos, pues, son pragmáticos y utilitaristas, y de igual modo que Luis Echeverría, maestro de Fidel Herrera, hedonistas… Por ejemplo, en los años de Echeverrría siempre existió la fama pública de que en el transcurso del sexenio tuvo, mínimo, tres amantes en Veracruz… Una, estudiante preparatoriana a quien conoció en un desfile con bastoneras… Otra, una reportera… Y otra, una maestra… El trío fue, digamos, sus barbies… Y, bueno, ladies hubo con Fidel y también ahora con Javier Duarte, pues como ha dicho aquel mandatario, “uno como gobernador se vuelve sexy”, y/o Efrén López Meza cuando fuera presidente municipal, “apenas tomé posesión me volví guapo y las mujeres me sobraban”… Y, claro, a los políticos les sobran cierto tipo de mujeres a quienes fascina y encanta el olor a poder, el poder político y el billete fácil con cargo al erario… Tal cual es otra de la característica de la generación fidelista… La mayoría de todos ellos dejaron las secretarías en el gabinete legal duartista para asumir la candidatura priista a diputados federales, con el único objetivo de mantenerse en el poder, pues ahora se definen políticos de altura; al mismo tiempo para seguir ‘’ordeñando la vaca’’, pues ningún apostolado social les interesa… Ni hablar, con toda su experiencia y fogueo en el campo de batalla, los Viagros, los Flavinos, los Britos, los Morgados, los Aliancistas y los Pepes fueron desplazados, a excepción de los Bembones, que ahora cuando el barco sexenal se acerca al puerto pretenden recuperarse desde la SEDARPA, donde han aterrizado leyendo las aventuras de “Alí Babá y los 40 ladrones”, donde el alumno más aventajado es el tal “Fallo” Cruz…

 

POSDATA: Pepe Yunes Zorrilla sigue cabildeando recursos federales para los sectores productivos de norte a sur y de este a oeste de Veracruz… Así, se ha convertido en el senador con más gestoría social; pero además, ahora vigilará de manera puntual la entrega de las participaciones federales a los alcaldes a partir, digamos, de lo siguiente, entre otras cositas: una, las irregularidades por más de 6 mil millones de pesos denunciadas por la Auditoría Superior de la Federación en el ramo educativo de Veracruz… Dos, las irregularidades de más de 2 mil millones de pesos en el ramo de salud del gabinete duartista… Tres, las denuncias de presidentes municipales de que les han retenido las participaciones, a tal grado que en unos casos, como lo denunciara Amanda Gasperín Bulbarela, de Rodríguez Clara, le llegaron a incautar cien millones de pesos… Y cuatro, la inhabilitación (tardía; pero en fin) de Álvaro Capetillo durante 10 años por haberse ido “al agua” con 36 millones de pesos federales en el Instituto de Educación para Adultos…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *