xalapa
22
Search
Miércoles, 18 de Julio de 2018
  • :
  • :

Barandal: Otro priista al PAN

•Duarte le dio todo…
•El junior Carlos Sosa

Luis Velázquez
22 de junio de 2018

ESCALERAS: 34 duartistas, la mayoría priistas, están presos en el penal de Pacho Viejo. Otros, prófugos de la justicia. Otros, amparados. Otros, sumisos. Otros, azorrillados. Y otros, de plano, desertaron del tricolor y respiran vientos favorables en el PAN.
El último de ellos, Carlos Sosa Ahumada.
Fue duartista “hasta las cachas”. Director del Instituto Veracruzano del Deporte. Candidato (fallido) a diputado. Su padre, priista a morir. Diputado local en el tiempo de Fidel Herrera Beltrán. Ahora, se redescubrió a sí mismo. Más que sangre roja en sus venas, trae sangre azul. “De los arrepentidos se vale Dios” expresa el dicho ranchero.
Igual que el ex priista Mario Tejeda Tejeda, presidente de lo que resta de los “Viagras”, Carlos Sosa junior empujando la carreta del voto campesino y ganadero a favor del candidato del PAN, PRD y MC a gobernador.
Igual que Tejeda Tejeda, con ganaderos. La población de los llanos de Sotavento. El imperio y el emporio que fuera en el sexenio de Agustín Acosta Lagunes cuando los productores exportaban legumbres a otras latitudes del mundo y ahora, sumidos en la nostalgia del tiempo vivido.

PASAMANOS: El junior también se fue. Es líder de la Asociación Ganadera de La Antigua en la tierra de la actriz Ana de la Reguera, la mismita que sexenios atrás dijera a Carlos Salinas de Gortari que ella estaba a morir con AMLO, tiempo cuando era pareja de Tomás Ruiz González, el ex secretario de Finanzas y de Infraestructura de Javier Duarte.
Y, bueno, si Javier Duarte (que tanto lo beneficiara) está preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, allá él y sus pillerías. El junior Sosa Ahumada ha de mirarse hacia el futuro. Y su futuro solo está la yunicidad azul.
En su primera aparición en público, el dirigente alardeó de un evento con ganaderos de veinte municipios.
Pero, oh desgracia, oh liderazgo, oh arrastre popular, apenas, apenitas logró la presencia de unos quinientos.
Fue, digamos, como el gran debut de los “Viagras azules” en Martínez de la Torre donde solo concitaron a unas veinte gentes en un desayuno que era, claro, de okis.
Tal es su fuerza.

CORREDORES: Ellos integran lo que se llama “Frente Ganadero”. Claro, “El chiquis” es candidato del llamado “Por Veracruz al frente”. “Por México al frente” se llama el otro frente.
Y serán, dice el boletín, promotores del voto; por lo pronto, ya se aprendieron la canción de “El chiquis, el chiquis, el chiquis” que a ritmo de cumbia les permitiría arrear mejor las vacas y sus becerritos para la ordeña a las 4, 5 de la mañana.
Es la deserción partidista que suele darse en las elecciones del mundo. Los descontentos. Los ambiciosos. Los insaciables. Los frustrados. Los marginados y cuyos nombres, en la cancha priista, conjuntan a Regina Vázquez Saut, Ricardo García Guzmán y su par de hijos, Basilio Picazo, Fernando Arteaga, Ricardo Ahued Bardahuil, Renato Tronco, y unos treinta presidentes municipales.
Carlos Sosa junior también escuchó el llamado de puertas abiertas de Indira Rosales, la coordinadora general de “El chiquis”, y si ya se fue, como dijo la nueva lideresa juvenil del PRI, Damara, “que le vaya bien”.

RODAPIÉ: Ha de ponerse en la mesa si todos ellos tuvieron razón en migrar del PRI, luego de usurpar cargos públicos.
Si ahora cuando el tricolor parece estar en picada la conciencia partidista valida la deserción así nomás, quitándose la ropa sucia para purificarse en otro partido político.
Si los principios y valores pueden mudarse de un partido de izquierda a un partido de derecha o de un partido de centro izquierda o derecha a uno de derecha radical.
Si los creyentes y seguidores aceptarán sin chistar el cambio de rumbo ideológico.
Y si la población en general mira con simpatía tales conversiones que son de las neuronas, pero también del corazón y el hígado.
“¡La vida es así y qué le vamos a hacer!”.
Y si Jesús tuvo un Judas, caray, los pobres mortales con más razón.

BALAUSTRES: El proverbio ranchero enseña que de granito en granito de maíz la gallinita llena el buche.
July González, la candidata del PANAL a gobernadora, aseguró que ella quitará doscientos mil votos de su nuevo partido (antes era de MORENA) a Cuitláhuac García.
Más los sufragios que los caciques que eran rojos y ahora son azules.
Más los votos de la treintena de alcaldes de otros partidos sumados a la cancha yunista.
Más los sufragios de los “Viagras azules”.
Más los votos de los ganaderos de Sosa Ahumada, entonces, la posibilidad del triunfo de “El chiquis” se agiganta en una elección que según dice el politólogo Carlos Ronzón Verónica será terciada y con pronóstico reservado.
A unos días del cierre de la campaña, los 500 fans de la yuniorcracia ganadera bien podrían organizar una cabalgata que con el riesgo de inundar las calles y avenidas de caca de los caballos bien podría, digamos, levantar expectativas.
Y si a un lado de cada caballerango desfilan en una potranca “las flores más bellas del ejido”, entonces, todos iríamos de gane recreando la pupila.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *