xalapa
22
Search
Jueves, 22 de Junio de 2017
  • :
  • :

Barandal: Pateando el bote

LUIS_VELAZQUEZ

•Muchos reclamos
•Cinco meses de Yunicidad

Luis Velázquez
27 de abril de 2017

PASAMANOS: Cinco meses después de iniciada la Yunicidad, el bienio azul va pateando el bote. Sin trascender. Jugando sólo a la expectativa electoral, el único objetivo de los dos años que durarán.
Hay muchos, demasiados reclamos, cuentas por pagar, pero las arcas oficiales siguen vacías.
Un montón de obras inconclusas de norte a sur y de este a oeste y que han de terminarse en la medida que puedan, entre ellos, y por ejemplo, el Túnel Sumergido de Coatzacoalcos (listo para…), la Torre Pediátrica de Veracruz y el libramiento vial de Cardel.
Incluso, y dado que la secretaría de Finanzas y Planeación va cachando los centavos resulta demagógico y populista que el titular de la SIOP, soñando con la candidatura al Senado, esté anunciando obra pública, ajá.
El gobierno estatal, en medio de laudos antiguos y pleitos legales.
La obra federal se ha sentido, pero por ejemplo, y como dice el politólogo Ramón Benítez, en obra intrascendente, innecesaria en estos momentos, como la autopista en la ribera jarocha que lleva a Antón Lizardo, incluido el gran cuello de botella en Boca del Río, a la altura del puente y alrededores.
De ñapa, la pasión política desaforada en que varios yunistas sueñan ya, pelean incluso, por la candidatura al Senado el año entrante, entre ellos, los secretarios Julen Rementería, Indira Rosales y Joaquín “El chapito” Guzmán, además del diputado federal, el panista Enrique Cambranis y el presidente Pepe Mancha.
Al momento, la mayoría de secretarios del gabinete legal en el limbo.
Nada, absolutamente nada se sabe del trabajo diario y los resultados de los secretarios General de Gobierno, Medio Ambiente, Desarrollo Económico, Protección Civil, Turismo y Trabajo y Previsión Social, además del Instituto de Pensiones.
Según afirman, la mitad del gabinete azul, y parte de la otra mitad, se pasan los días en gerundio como decía Agustín Acosta Lagunes, es decir, planeando lo que algún día, con todo y que en unos días habrá veda electoral, sólo podrán caminar los programas de salud y educación.

BALAUSTRADAS: La yunicidad va pateando el bote y todos se aferran al poder político.
Con todo, cinco meses sin ninguna obra social ni menos, mucho menos, la posibilidad de una mejoría en la calidad de vida.
La migración de Veracruz a Estados Unidos en el peor vértigo de su historia con Donald Trump de vecino, cuando las remesas se han convertido en el sostén de la economía jarocha por encima de los ingresos derivados de la caña de azúcar, el café y los cítricos.
Veracruz, en el primer lugar nacional en la producción y exportación de trabajadoras domésticas.
Cinco meses en la nada.
Pero con todo y el duartazgo en el ojo del huracán, la venganza, más que la justicia del Yunes azul en contra de sus antecesores lo sigue perfilando como un político antisistema priista, antiduartista, antifidelista, levantando expectativas.
Y es que la población quiere, primero, que Javier Duarte pase muchos años de su vida en la cárcel, y segundo, que devuelvan el dinero robado, pues hasta los mismos políticos que lo acompañaron durante casi seis años en el trono imperial y faraónico están sorprendidos con su insólita capacidad corruptora.
El cansancio social de la gente (cansancio que es hartazgo) es capitalizado por el Yunes azul para amarrar y amacizar el futuro que sigue con un hijo como presidente municipal y el otro como gobernador de seis años.

ESCALERAS: Resultaría interesante describir “al pie de la letra” un día cualquiera en la vida de un secretario del gabinete legal y un director del gabinete ampliado del gobierno azul.
Sin recursos oficiales y sin imaginación social, las horas burocráticas las estará pasando hablándose por celular y/o enviándose correítos y mensajes whatsapp preguntándose si ya leyeron el penúltimo guamazo mediático a uno que otro duartista y comentando el chisme del día, como aquellos días en que de plano renunciaron al secretario de Seguridad Pública y al Fiscal.
De vez en vez mirarán el reloj y cada día (en la mañana y la tarde) lamentarán que las horas sean tan lentas.
Cumplieron ya, digamos, la parte penal contra sus antecesores interponiendo la denuncia en la Fiscalía y que ha permitido abrir 67 procesos a igual número de ex funcionarios en tanto hay trescientos en la lista negra.
Pero de allí a que la mística social de la secretaría que usufructúan se traduzca en una obra pública todavía, y por desgracia, pasarían muchos meses.
Y es que si Javier Duarte convirtió en un estribillo que “no había dinero” para la infraestructura, ahora en la yunicidad de igual manera.
El hecho de seguir inculpando al preso en Guatemala de todos los males resulta provechoso.
Las participaciones federales que cada mes en los primeros cinco días la secretaría de Hacienda y Crédito Público deposita a la SEFIPLAN para enterarse a los presidentes municipales se estarían cumpliendo con rigurosidad.
En todo caso significa una obligación, aun cuando en el duartazgo todo era desviado con el silencio del ORFIS, la Comisión de Vigilancia del Congreso, la Contraloría y SEFIPLAN.
Así, van caminando los días y los meses y el próximo domingo se cumplirán los primeros cinco meses, “sin pena ni gloria”.
La piñatita Javier Duarte dará para mucho más. Incluso, para ganar elecciones.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *