xalapa
18
Search
Jueves, 25 de Abril de 2019
  • :
  • :

Barandal: Pifia de Cuitláhuac

LUIS_VELAZQUEZ

•La caída de Wínckler

•Delito que perseguir

Luis Velázquez

19 de diciembre de 2018

ESCALERAS: El gobierno de Veracruz la está pifiando con su obsesiva obsesión de destituir, además, lo más pronto posible, al Fiscal Jorge Wínckler Ortiz.

Incluso, ha repetido la estrategia priista del siglo pasado de “los acarreados” para sitiar con el Solecito el palacio de la Fiscalía.

Más todavía: el mismo operativo tricolor de la exhibida en la cancha mediática.

Y ni se diga a sus diputados de la izquierda (MORENA, PT y PES) en contra.

Y de ñapa, al secretario General de Gobierno, al parecer, el Trucutú de la operación Wínckler.

Y es que más, mucho más fácil resulta tumbar al Fiscal en base a la ley que a través del terrorismo y que va desde el acoso y la intimidación hasta los calambres directos “en vivo a y todo color” al funcionario yunista.

Un abogado penalista refiere un hecho que a Cuitláhuac García Jiménez, ingeniero con un invento de misiles, se le está pasando, como es la mansión del secretario de Seguridad Pública de Javier Duarte, Arturo Bermúdez Zurita, en Woodlands, Texas, y en donde la yunicidad resbaló y dejó un cráter administrativo por donde Wínckler resbalaría por completo.

PASAMANOS: La historia es así:

A: Bermúdez compró a crédito, en abonos, su mansión en Texas.

B: La yunicidad descubrió que existía una deuda por cubrir a la inmobiliaria de Estados Unidos.

C: El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares decidió que el gobierno del Estado terminaría de pagar la deuda para, en todo caso, quizá, acaso, digamos, proceder al embargo.

D: La secretaría de Finanzas y Planeación, a cargo de Guillermo Moreno, pagó la deuda y el Yunes azul y/o Chazzarini pidieron la escritura a la inmobiliaria de EU a nombre del gobierno del estado.

E: La inmobiliaria de EU fue contundente: en Estados Unidos, ningún gobierno extranjero puede tener a su nombre una mansión, y la mansión, ya pagada, siguió a nombre de Arturo Bermúdez.

F: La jugada, pues, salió mal a la yunicidad. Además, de haber cometido un delito al desviar recursos públicos para terminar de pagar una casa, primero, en Estados Unidos, y segundo, a nombre de un político encarcelado en el penal de Pacho Viejo, es decir, un convicto, con todo y haya sido liberado para llevar proceso penal en libertad.

CORREDORES: G: Entonces, los abogados de Bermúdez interpusieron una denuncia penal en la Fiscalía de Jorge Wínckler para aclarar paradas.

Además, considerando la colusión de Yunes Linares, Memo Moreno Chazzarini y Wínckler, pues en vez de proceder y dar curso a la denuncia penal la archivó y la guardó en el basurero de la historia.

Contubernio claro, el delito por el cual Jorge Wínckler, dice el penalista, puede caer sin necesidad de tanto reality-show con el juicio político.

H: El delito se llama coparticipación en la sustracción de recursos públicos no recuperados para pagar una casa a nombre de un particular en Estados Unidos.

Además, un particular que estaba privado en su libertad.

Además, claro, de otro delito con el caso del rancho “La cartuja” pues en la yunicidad con todo y el presunto embargo y convertirlo en un campo turístico para jóvenes tampoco fue escriturado, digamos, a nombre del gobierno del estado.

RODAPIÉ: Según el penalista, la LXV Legislatura puede ejercitar acción penal contra Wínckler abanderando el fuero tan campaneado en la cancha pública para evitar la versión de que ha servido, o sirvió, o estaría sirviendo de tapadera del ex gobernador azul, pues en todo caso, sólo acató órdenes superiores.

Pero como en el gabinete de Cuitláhuac García adolecen de litigantes con experiencia, conocimiento, visión y mañas, siguen haciendo el ridículo con la destitución del Fiscal, como el caso de las presiones del gobernador contra Wínckler esperando que con tanto calambre se arrugue y se doble.

Y lo peor, la falta de visión o decisión de los diputados de MORENA en la LXV Legislatura para aplicar la ley con firmeza y desaforar al Fiscal.

Pero…

BALAUSTRES: Pero en el Congreso local, a pesar de tener mayoría simple y que con el juicio político mostraron el puño y el músculo y que de 29 diputados pasaron a 39 en contra de Wínckler, entre ellas, dos panistas traidoras, está manifiesta la falta de mando para dar seguimiento al resbalón de Yunes Linares, Moreno Chazzarini y Wínckler Ortiz con el caso de la mansión de Arturo Bermúdez en Estados Unidos.

Incluso, a estas alturas era para que el trío panista hubiera sido puesto a disposición de las autoridades judiciales.

Yunes, por ordenar el pago con recursos públicos de la casa en EU.

Chazzarini, por haber soltado la lana oficial.

Y Wínckler, por archivar la denuncia de los abogados de Bermúdez.

Lo peor en los veinte días de Cuitláhuac como jefe máximo del poder público en Veracruz es que hablan muchos y mucho y nadie actúa.

Por ejemplo, la estrategia de la diputada presidenta de la Comisión de Justicia y Puntos Constitucionales, Mónica Robles Barajas, de “dejar hacer y dejar pasar” el desvío de fondos públicos para pagar la casa de un presidiario en Woodlans, pues ella como tal está más obligada que nadie a dar seguimiento al caso.

Y más, cuando cómo y en el caso, Mauricio Audirac Murillo, SEFIPLAN de Javier Duarte, y Francisco Valencia, CAEV de Duarte, fueron liberados del penal de Pacho Viejo sin devolver un solo centavo del dinero que en forma presunta se fregaron y que debían haber restituido como lo establece la ley.

Muchas pifias, muchos resbalones, muchos equívocos.

Claro, sitiar el palacio de la Fiscalía con madres adoloridas resulta de mayor impacto mediático, casi casi pan y circo para el pueblo.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *