xalapa
18
Search
Sabado, 20 de Julio de 2019
  • :
  • :

Barandal: Pifia de Cuitlalandia

LUIS_VELAZQUEZ

•Razones pa’tumbar al Fiscal

•Delitos a seguir de oficio

Luis Velázquez

17 de abril de 2019

ESCALERAS: El gobierno de Veracruz la sigue pifiando con su obsesiva obsesión de destituir al Fiscal. Ahora, lanzaron nuevo rafagueo. Es el caso de los policías involucrados en la desaparición forzada y las ejecuciones extrajudiciales y que ha servido para “tirar más gasolina al fuego”.

Pero los señores siguen caminando sobre tierras movedizas convirtiéndose, como dijo el diputado local de MORENA, José Magdaleno Rosales Torres, “en el hazmerreír nacional”.

Hay, sin embargo, unos talones de Aquiles del Fiscal que en un dos por tres, “antes de que el gallo cante 3 veces”, lo descarrilarían, de igual manera como la yunicidad tumbó al Fiscal carnal de Javier Duarte, preso en el penal de Pacho Viejo.

PASAMANOS: “Un caballito de Troya” está en las auditorías de la Auditoría Superior de la Federación en el año 2017 y cuyas observaciones rozan al Fiscal yunista, pues el asunto echa chispas sobre el presunto desvío de recursos federales.

Según las versiones, y si le rascaran por ahí significaría un escándalo político y presupuestal mayor, pues, todo indica, parte de los recursos terminaron en una campaña electoral del PAN en el año 2018, y aun cuando pudiera dudarse, hay pistas sembradas en la operación.

CORREDORES: El otro “caballito de Troya” está en la versión de “aviadores” en la Fiscalía, y en donde están incluídos abogados penalistas al servicio del Fiscal.

Incluso, hay quienes afirman que bastaría una auditoría a los cheques quincenales para confirmar la hipótesis.

Por ejemplo, que en vez de que el pagador de la Fiscalía los entregara los entregara un auditor, primero, para ubicar a cada uno, y segundo, para auditar el área donde están asignados y auditar el trabajo concreto y específico a su cargo y el resultado social y auditar, incluso, el horario de trabajo.

Solo así, digamos, sería posible la caza de “aviadores”…, en caso, claro, de existir.

BALCONES: En la yunicidad, el góber publicitó un video desde Estados Unidos revelando “en vivo y en directo” que estaban embargando y recuperando para Veracruz la mansión que Arturo Bermúdez Zurita, secretario de Seguridad Pública en el duartazgo, había comprado, ajá, con recursos públicos.

Incluso, hasta con el trascendido de que Bermúdez todavía debía 800 mil pesos a la inmobiliaria y que serían cubiertos por la secretaría de Finanzas y Planeación con el testimonio de la Fiscalía para, digamos, legitimar la acción oficial.

En efecto, los 800 mil pesos fueron pagados con cargo al erario de Veracruz.

Pero cuando quisieron poner la propiedad de Bermúdez a nombre del gobierno del estado brincó la liebre.

PASILLOS: Y brincó por una sola circunstancia: de acuerdo con la ley norteamericana, ningún gobierno puede tener propiedades a su nombre.

El resbalón, sin embargo, estaba consumado.

Por eso, el Fiscal y el ex titular de SEFIPLAN tienen o tendrían asunto pendiente con la ley en Veracruz por la sustracción de recursos oficiales con daño para la hacienda pública.

En ningún momento, y desde entonces, y luego de la pifia, el dinero público ha sido redituado a las arcas oficiales.

La mansión sigue en propiedad de la inmobiliaria que se la había vendido en abonos a Bermúdez, y el Fiscal bien podría ser acusado por los siguientes delitos.

VENTANAS: Primer delito: el presunto desvío de recursos públicos.

El segundo delito: el abuso de autoridad.

Y el tercer delito y que llegaría al ex gobernador, el ejercicio indebido de las funciones públicas, pues ningún mandatario de Veracruz tiene facultades constitucionales para hacer pesquisas ni tampoco para recuperar bienes, pues es tarea de otras dependencias.

PUERTAS: El otro frente que el gobierno de Veracruz ha descuidado para tumbar al Fiscal es que en la yunicidad (se ignora si todavía hoy) al mismo tiempo que se desempeñaba como “Señor Justicia” también litigaba desde su despacho jurídico y a través de sus abogados.

Incluso, cuando llegaban a los juzgados y hasta las oficinas de los Agentes del Ministerio Público hay la versión de que hacían sentir el tráfico de influencias, incurriendo, claro, y de ser así, en el famoso conflicto de intereses.

CERRADURAS: Queda, sin embargo, otro pendientito.

Es el caso del rancho de Naolinco, propiedad de la señora madre de Arturo Bermúdez Zurita, y que luego de tanto forcejeo, la Fiscalía fue incapaz de quitárselo.

Pero… en la cancha política, social y penal se afirma que la señora nunca fue escuchada en el juicio correspondiente y sus garantías constitucionales fueron violadas.

Y de ser así, es cuestión de rascar a la posibilidad en vez de seguir gastando la pólvora en infiernitos condenados al fracaso, de igual manera como el fallido operativo de la LXV Legislatura, con mayoría de diputados locales de MORENA, para destituir al Fiscal.

PATIO: Los asesores jurídicos del góber han de aplicarse.

Cada semana transcurrida con el Fiscal en su palacio de justicia significa el hazmerreír para Cuitlalandia.

De un manotazo, Miguel Ángel Yunes Linares destituyó a Luis Ángel Bravo Contreras.

De dos manotazos, Javier Duarte destituyó a sus primeros dos procuradores de Justicia y le valió cuando para entonces había cambiado sin rendir cuentas a 85 (ochenta y cinco) funcionarios y que significara la peor desestabilización política en la historia local.

Muchos dolores de cabeza ha dado el Fiscal al sexenio de MORENA.

Y ha de apresurarse, porque, además, más que el Fiscal entronizado en el poder político es su gurú y tlatoani, el Yunes azul, quien con Vicente Fox y Carlos Salinas encarnan el trío de políticos más repudiados y odiados por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *