xalapa
18
Search
Miércoles, 20 de Marzo de 2019
  • :
  • :

Barandal: Piruetas de Héctor Yunes

LUIS_VELAZQUEZ

•Regresará ya a la curul

•Agarrar a todos de tontos

Luis Velázquez

23 de febrero de 2019

ESCALERAS: El personaje de la semana que termina sería, digamos, Héctor Yunes Landa, HYL. Dejó la curul federal para que el suplente, Edmundo Martínez Zaleta, probara un ratito “las mieles del poder” como sucedió en su tiempo con Érika Ayala con la senaduría.

En aquel entonces, HYL se fue para asumir la candidatura a gobernador. Era 2016. Y perdió ante su primo Miguel Ángel Yunes Linares.

Ahora, solicitó un permisito de diez días por la operación en una mano y como siempre armó un reality-show.

Que se iba con Cuitláhuac García Jiménez, quien de plano cayó en la emboscada política y desmintió, háganos favor, el rumor.

Que se iba al CDE del PRI y su delfín, un diputado local, hasta lo destapó.

Pero atrás de sus piruetas y gorgoritos, chistocito, su mesianismo para estar en los titulares. El próximo martes 26 regresará a la curul y la probadita de gloria para Martínez Zaleta habrá terminado.

¡Vaya humillación!, pues con solicitar un permiso, incluso, económico, era suficiente.

PASAMANOS: Habría sido insólito que de la curul federal brincara a un cargo público en el gobierno de Veracruz, donde ha sido todo, menos jefe máximo.

Además, inverosímil, porque nadie olvida que en el año 2016 se encargó de cacarear en la ventana pública que vio salir de la Casa Veracruz, residencia oficial de Javier Duarte, a Cuitláhuac García Jiménez, feliz, contento, con una risita cargando un maletín negro.

Tiempo aquel cuando dijera que Duarte había “untado la mano” a Cuitláhuac para la campaña electoral a jefe del Poder Ejecutivo Estatal y que, parece, nunca fue desmentido más que una negativa, sin, por ejemplo, una denuncia penal en la Fiscalía por daño moral, calumnias y difamación.

CORREDORES: Y, bueno, entrando en la mera especulación bien pudo brincar de la curul a la presidencia del CDE del PRI donde hay una encargada de despacho, Lilian Zepahua, quien era secretaria General.

Y el trapecismo político era posible, pues de llegar al partido donde antes fue dirigente significaría preparar el terreno para lanzarse de nuevo a la búsqueda de la candidatura a gobernador (sería la tercera) en el año 2024.

Sería, entonces, una obsesiva obsesión, claro, a tono con AMLO quien lograra la presidencia de la república a la tercera ocasión y François  Mitterrand y Lula quienes alcanzaran la presidencia en Francia y Brasil en la cuarta.

BALCONES: Muchos vendavales ha enfrentado en el camino.

Por ejemplo, que si Javier Duarte le dio su milloniza a Cuitláhuac, también a HYL. Incluso, los audaces y temerarios hablan de 800 millones de pesos derechitos para su campaña electoral.

También la frase célebre aquella de su compadre Juan Carlos Molina Palacios, el líder campesino nylon cuando hacia el final de la derrota en el año 2016 le dijo:

“Ni modo, compadre, perdimos, pero a ti te fue muy bien”.

PASILLOS: Y le habría ido tan bien, cacarean en la versión política que unos empresarios de Xalapa aseguran que habría comprado la franquicia de la Toyota.

Incluso, los más temerarios aseguran que ya pactó con Cuitláhuac bajo un principio universal, el siguiente: ningún priista se pelea con el presidente municipal, el gobernador o el presidente de la república porque tienen el poder en la mano.

VENTANAS: Ninguna de las versiones fatídicas lo ha doblado. HYL sigue para adelante, empujando la carreta de su legítimo sueño y utopía como es gobernar Veracruz.

Incluso, cada vez que aterriza en algún pueblo de norte a sur y de este a oeste de la tierra jarocha lo reciben como si llegara Brad Pitt, pues se convierte en el héroe que todos quieren saludar y abrazar.

Y aun cuando desde Emiliano Zapata hasta Vicente Fernández, todos los héroes mexicanos usan bigote (Juan Villoro), él sólo lo usó en la juventud cuando rockero y hasta lucía melena.

Clave, indicativo y significativo que la dirigente nacional del PRI, Claudia Ruiz-Massieu lo mire como el inminente candidato tricolor a gobernador en el año 2024 y lo esté procurando.

PUERTAS: Hay políticos que son tan locales, tan locales, tan locales que, por ejemplo, tienen un grupo político sólo formado por ellos y sus familias.

Pero, vaya paradoja, así profetizan.

En el caso de HYL, ha jugado en las dos pistas. La local y la federal.

Y en el altiplano, se le pegó en su tiempo a Fidel Velázquez Sánchez, el dueño de la CTM, y también a Manlio Fabio Beltrones y Alfredo del Mazo González y hasta a Luis Donaldo Colosio Murrieta, el mártir priista del siglo XX.

Y para que nadie dude de su movilidad también tiene puente directo con el senador de MORENA y AMLO, Ricardo Monreal, y con quien, por cierto, ha pactado favores para Paquita la del barrio.

CERRADURAS: Quisquillosos algunos le aplicarán la frase célebre de Fidel Herrera Beltrán de que “no tiene llenadera”.

Pero, bueno, estudió Leyes en la Universidad Veracruzana, nunca ejerció, parece que tuvo despacho jurídico, y se entregó a la política.

Político, el más alto sueño de cualquier hombre público es gobernar (o desgobernar como suele ocurrir) su pueblo.

Y el diputado federal sigue empujando la carreta soñando con el 2024.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *