xalapa
18
Search
Viernes, 19 de Octubre de 2018
  • :
  • :

Barandal: Raúl Arias cierra un capítulo

LUIS_VELAZQUEZ

•Deja Universidad de Guanajuato
•Exaltan sus grandes atributos

Luis Velázquez
05 de octubre de 2018

ESCALERAS: Luego de dos años como secretario Académico de la Universidad Autónoma de Guanajuato, el doctor en Economía, Raúl Arias Lovillo se ha separado del cargo por razones personales.
El digno ex rector de la Universidad Veracruzana cierra así un capítulo más de su vida académica, luego de su estadía en Quito, Ecuador, en una universidad privada.
En su carta de agradecimiento, el rector de la Universidad de Guanajuato, Luis Felipe Guerrero Agripino, destaca y exalta de Arias Lovillo su capacidad, su profesionalismo, su gran experiencia y su visión global de la educación superior.
Y además de su gran calidad académica, su inalterable autoridad moral que ha mantenido y multiplicado desde el salón de clases como maestro frente a grupo cuando iniciara en la UV en una carrera ascendente que lo llevara a la rectoría durante ocho años prolongados.
La Universidad de Guanajuato, le dice el rector, “se consolidó en la docencia, la investigación y la extensión” con su trabajo, y nada más enaltecedor para Veracruz que una vida así.
Recuerda, por ejemplo, el siglo pasado cuando los grandes pedagogos realizados en la tierra jarocha como Enrique Rébsamen y Enrique Laubscher eran convocados en otras entidades del país y hasta en el gobierno federal en la secretaría de Educación para nutrir con sus experiencias la calidad educativa de otras latitudes.
PASAMANOS: De Quito, Ecuador, en una universidad privada, Raúl Arias pasó a la Universidad Autónoma de Guanajuato, pues deseó mantener una sana distancia de Xalapa.
Y en Guanajuato, su capacidad de trabajo y su entrega y su compromiso institucional quedó plenamente expreso como lo fue reconocido en el acto de despedida para reintegrarse a su vida familiar y productiva en Xalapa.
Y es que como en su caso, su inteligencia y talento y capacidad y autoridad moral han de aprovecharse más allá de ismos y partidos políticos y tribus y hordas.
Y más, cuando, y por ejemplo, en la vida pública de Veracruz tantos descalabros se han dado en la política educativa donde hasta una Barbie fue impuesta por dedazo como ideóloga educativa y cuando, además, un político especializado en materia penitencia a quien se le escapó Joaquín “El chapo” Guzmán de una cárcel de alta seguridad fue transfigurado en el Enrique Rébsamen del siglo XXI.

CORREDORES: Nadie como el ex rector de la UV tienen una visión global de la educación superior y que incluye, además, los desafíos de la educación básica, pues se trata de vasos comunicantes.
Una deficiencia, por ejemplo, en la educación primaria y secundaria se va transmutando hacia el bachillerato y la educación superior.
Es el caso, por ejemplo, de la deficiente orientación vocacional en el sistema educativo, pues y por lo general los jóvenes siempre se inclinan por las carreras tradicionales como Leyes, Contaduría, Administración, Ingeniería, Medicina, Odontología, Veterinaria y Comunicaciones, por demás saturadas en el mercado laboral.
Y aun cuando existen otras demandas y ofertas en el mundo académico, pocos son los estudiantes llamados a…por la guía deficiente en la escuela básica, de tal forma que, por ejemplo, hasta los profesores ignoran el reclamo del mundo laboral.
Por eso, más allá de la reforma educativa de Enrique Peña Nieto y que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador ha anunciado a través de su equipo que “ni una coma será dejada”, la orientación vocacional, entre otros pendientes, es punto neurálgico para dejar de percibir que las universidades se han vuelto una fábrica de desempleados.

BALAUSTRES: Con una vida fecunda todavía y por fortuna para él y los suyos por delante, Raúl Arias se incorporará a Xalapa, donde si bien por un lado un ciclo se termina y acaso unas puertas se cierran, al mismo tiempo, la vida es así de sorprendente, otras puertas y ventanas se abren.
Al terminar su periodo rectoral en la UV, tramitó su jubilación y vive de su pensión como decía Benito Juárez “con la medianía del salario”, pues nunca en su vida el objetivo fue acumular bienes materiales ni tampoco enriquecerse ni tener paraísos terrenales con ranchos, lanchas, casitas de campo y negocios.
Su vida ha girado alrededor del estudio, la investigación, la academia, los libros, los discos y los amigos, y desde luego, caminando con su honestidad y autoridad moral “a prueba de bomba”.
Tanta es su congruencia que, por ejemplo, cuando hacia el final de su rectorado en la UV, el gobernador Javier Duarte le ofreció, primero, la secretaría de Desarrollo Económico, y luego, la secretaría de Educación, rechazó ambas propuestas y ofertas, marcando así la distancia con el Príncipe de entonces instalado en el palacio principal de gobierno de Xalapa.
Significativa e indicativa su actitud, pues en un sistema político autoritario donde el jefe del Poder Ejecutivo es el tlatoani y el gurú, el jefe máximo de la revolución hecha gobierno, significa una osadía y una temeridad rechazar su palabra.
Y Raúl Arias declinó las dos invitaciones de Duarte, además de una forma respetuosa e institucional y con argumentos sólidos.
Pocos, excepcionales, profesionales honran y prestigian tanto a Veracruz como Arias Lovillo.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *