xalapa
18
Search
Sabado, 15 de Diciembre de 2018
  • :
  • :

Barandal: Rechazados en UV

LUIS_VELAZQUEZ

  • Aumenta lista negra
  • Pobres, los más jodidos

 

Luis Velázquez

21 de mayo de 2018

 

ESCALERAS: Cada vez, el cráter en la Universidad Veracruzana, UV, se amplía. En el próximo ciclo escolar dejarán fuera a más de 25 mil jóvenes aspirantes al nuevo ingreso. Y en el periodo de la rectora Sara Ladrón, la lista negra ha aumentado en más de 5 mil.

Desde luego, de por medio se atraviesan muchas cosas.

A: Todos los rechazados, sin excepción, son hijos de padres pobres.

B: La insuficiencia de los subsidios estatal y federal… por más y más que el candidato del PAN, PRD y MC a la gubernatura garantice que nunca, jamás, dejará sola a la UV, y a la que, por cierto, nada debe, porque aplicó estudios superiores, dice su currícula, en Miami.

El mismo caso, por cierto, del panista Julen Rementería, candidato senatorial, proclamando en la cancha electoral que “ningún niño deje la escuela por carencias económicas” cuando la más alta deserción suele darse en las regiones indígenas y campesinas, pues los padres llevan a los hijos al corte de caña de azúcar, café y cítricos.

C: El estrangulamiento histórico en que el gobierno de Veracruz ha tenido a la UV. Mínimo, y para citar una referencia, desde Miguel Alemán Velasco, con todo y que Patricio Chirinos Calero le otorgara la autonomía universitaria y que, bueno, sólo sirvió para las decisiones académicas, porque en materia presupuestaria está atrapada y sin salida.

D: El jineteo de los recursos oficiales y que en el duartismo sirvió para que la rectora lanzara su movimiento de resistencia pacífica, sin ningún resultado, y que ahora, no obstante que todavía les deben millonarios recursos, el silencio.

 

PASAMANOS: E: Ante el presupuesto limitado, la incapacidad para construir nuevas aulas, y/o en todo caso, abrir la oferta laboral a los académicos.

F: Este año quedarán fuera de la máxima casa de estudios de Veracruz más de 25 mil jóvenes. De casi 42 mil sólo admitirán más de dieciséis mil.

Y con todo, todos sometidos a un destino incierto. Algunos, claro, irán a las escuelas “patito” como la UPAV. Otros, sus padres se atreverán a inscribirse en una universidad privada con el riesgo de que la elevada colegiatura los descarrile a mitad del río.

El resultado, catastrófico para la mayoría con un destino incierto.

Y en contraparte, el terrible y espantoso desvío millonario de recursos públicos en el sexenio anterior y que tiene presos a casi treinta y cinco políticos, jefes policiacos y policías desde Javier Duarte y parte de su gabinete legal hasta comandantes.

 

CORREDORES: De continuar la tendencia del rechazo en la UV, y al paso que vamos, día llegará con un gravísimo conflicto social.

Uno. Cuando el número de jóvenes que en cada ciclo quedan fuera siga creciendo.

Dos. Cuando la pobreza y la miseria se multiplique. 6 de 8 millones de habitantes de Veracruz en la jodidez. Uno de cada tres padres de familia sobreviviendo del changarro. Un millón de paisanos como migrantes ilegales en Estados Unidos.

Y es que con ingresos así, los padres están imposibilitados para enviar a sus hijos a una universidad privada.

Tres. Cuando de pronto, y ante tantos rechazados en la UV, aparezca un líder social encarnando una lucha cívica por espacios y espacios dignos para los egresados de bachilleres. Incluso, algún partido, algún líder social de oposición.

Cuatro. Cuando el desempleo universitario continúe extendiéndose, y más, si se añaden los salarios de hambre que los patrones suelen pagar a los recién egresados.

Cinco. Cuando la UV se achique y las universidades privadas se agranden, y más, porque por lo general, los colegios particulares constituyen un negocio, lejos, lejísimos de la caridad social.

Seis. Cuando las universidades privadas sigan ofreciendo las carreras históricas (Leyes, Contabilidad, Comunicación, Odontología, Ingeniería, etcétera) y que tienen un mercado local y regional saturado cien por ciento.

Y siete. Cuando la autoridad educativa (SEV y SEP) sigan otorgando Revoes con criterio político.

 

RODAPIÉ: El fin de semana, un total de 41 mil 900 jóvenes presentaron examen de admisión a la UV y de los cuales sólo serán admitidos 16 mil 396.

Casi casi, 25 mil 604 quedarán fuera.

La UPAV, planteada como alternativa en el sexenio anterior, un fracaso.

Incluso, en la corrupción, pues en el bienio azul que corre también “ordeñaron la vaca” y en un primer arañazo desviaron quince millones de pesos.

Las tres universidades de AMLO, según, fundadas ya por sus presidentes municipales, sólo ofrecen una carrera (Ingeniería Petrolera, en Poza Rica, por ejemplo) y sabrá el chamán su desarrollo académico.

Las universidades privadas, aumentando colegiaturas, centradas en el negocio privado.

Y de ñapa, el déficit educativo que arrastramos con los 600 mil analfabetos, el millón de paisanos con escuela primaria inconclusa, y el millón con secundaria a medias y los 600 mil con el bachillerato interrumpido.

Un caso educativo que sólo, digamos, pudiera redimirse (ajá) gritoneando que Veracruz es campeón de baile escolar regional con “El tilingo lingo” y “La bamba”.

 

BALAUSTRES: La capacidad presupuestal del Estado está rebasada por completo.

Incluso, hasta se referiría un Estado Fallido.

Estado fallido: cada vez más muertos en las calles. “Todos los días ejecuciones” como dicen los obispos y el arzobispo.

Estado fallido: la terrible y espantosa desigualdad social y la SEDECO convertida en un club de cafetómanos.

Estado fallido: la recesión en que estamos y la nula creación de empleos y si hay empleos con salarios mezquinos.

Estado fallido: el hoyanco en la calidad educativa.

Estado fallido: el rechazo de más de 25 mil jóvenes en la UV.

Estado fallido: las ONG de Colectivos engrosando el número de padres de familia buscando a sus hijos desaparecidos en la yunicidad.

Estado fallido: una vida democrática descarrilada con el nepotismo de por medio en que, y por ejemplo, unos 35 presidentes municipales heredaron el poder edilicio de sus padres como si los Ayuntamientos fueran una hacienda porfirista.

Nada exhibe tanto al Estado como el rechazo de los más de 25 mil jóvenes en el próximo ciclo escolar en la UV.

Y lo peor, que año con año la tragedia social se reproduce sin que los jefes y los expertos aporten soluciones y lo que expresa un Estado Indolente.



Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *