xalapa
22
Search
Lunes, 25 de Junio de 2018
  • :
  • :

Barandal: Si el PRI se desfonda…

LUIS_VELAZQUEZ

•También el PAN y PRD
•AMLO sería el ganón

Luis Velázquez
13 de marzo de 2018

ESCALERAS: El politólogo Ramón Benítez lo mira así: si el PRI Veracruz se desfonda más de lo que ya está en las cinco elecciones del primero de julio, en automático se desfondan el PAN, PRD y MC.
Y si desfondan será porque el hartazgo social en contra del tricolor es incalculable, pero los doce años del panismo en Los Pinos y el año y meses en el palacio de Xalapa han sido suficientes para.
Unos y otros partidos, en caída libre.
Y más, porque AMLO se mantiene de puntero, solito, en la encuesta presidencial, y los otros partidos se disputan el segundo, digamos, para quedarse, por ahora, allí.
Según el profe, si se diera una desbandada en el tricolor, entonces, la mayoría de los votos irán a MORENA, porque más allá de la república amorosa y la Constitución Moral, en las que nadie cree, más que “El peje” y su familia, en medio de la pobreza, la miseria y la jodidez constituye una posibilidad de esperanza para el grueso de la población.

PASAMANOS: El tricolor lleva tres derrotas consecutivas. La gubernatura, la mayoría en el Congreso local y 172 presidencias municipales.
Por ahora, con su candidato al trono imperial y faraónico va en el tercer lugar.
Y aun cuando en el búnker rojo alimentan la esperanza, por ahora, hechos son hechos, los días son demasiados nublados.
En tanto, en la cancha panista constituye un riesgo, un gran riesgo, el nepotismo, con todo y despensas alimenticias y el anuncio descomunal de obra pública… así sea con recursos federales.
Y, cierto, en la aldea se tiene la certeza de que el candidato de MORENA a gobernador es un iluminado trepado en las valencianas de AMLO.
Incluso, él mismo lo dijo: “Yo ganaré la gubernatura, porque AMLO irá en el boleto”.
Un AMLO con doce años de andar de candidato presidencial.
Y por eso mismo, la gente convencida de la llegada del nuevo mesías que tanto necesita la población para creer en los políticos.
Por eso, desfonda el PRI en Veracruz, desfonda el PAN.

CASCAJO: En el búnker panista anduvieron muy salsas en contra de AMLO, pero de pronto, le bajaron.
Incluso, el gobernador anunció al mundo que tenía “El expediente negro” del tabasqueño, sin que al momento, igual que el calambre a México, se conozca.
También dijo que era “la norma del zapato” de AMLO, pero en su última gira, el candidato presidencial de MORENA aseguró que Veracruz era su paraíso tropical porque aquí iba y se mantenía en el primer lugar nacional de la preferencia electoral.
Es más, con todo y amenazas del Yunes azules el tabasqueño efectuó dos giras de una semana cada una en que caminó 85 municipios.
Pero con todo y limbo electoral, la yunicidad ya disminuyó el voltaje en contra de MORENA y por el contrario, la ha arreciado en contra del priismo, como si el tricolor fuera el enemigo a vencer.
Mala decisión.
El enemigo a vencer es MORENA, mejor dicho, AMLO.

RODAPIÉ: Un ejemplo si es que, como se afirma, “para muestra basta un botón”:
El priista Marcelo Montiel Montiel, dos veces presidente municipal de Coatzacoalcos, diputado local, secretario y delegado federal de Desarrollo Social, cacique sureño, estaba designado como delegado federal de la secretaría de Comunicaciones y Transportes, SCT.
De pronto, el delegado Ricardo Ortiz Escobedo asistió a la toma de protesta del nuevo comité directivo de la Cámara de la Industria de la Construcción, CMIC, 2018/2020, en Xalapa, donde mostró un rostro patibulario y se despidió de sus amigos, los ingenieros y arquitectos.
El evento estuvo presidido por el gobernador y el delegado también se despidió.
Y desde alguna zona del poder, el poder total y absoluto, el país de un solo hombre, a Marcelo Montiel se le cayó la delegación federal de la SCT.
Y se le cayó, porque hasta donde se sabe si bien se sabe, el Yunes azul amenazó a quien debía con publicar “el expediente negro” de Montiel Montiel, reproduciendo su misma estrategia de con “El peje”, Javier Duarte y Karime Macías, sólo faltando, claro, que también filtrara que posee el expediente oscuro, sórdido y siniestro del presidente Enrique Peña Nieto.

POSTES: El PRI está en la lona (por ahora), pues el maestro Jorge Uscanga Escobar siempre ha dicho que en política “no hay hombre muerto”.
Pero quizá porque nunca olvida ni perdona, el gobernador vive obsesionado con aniquilar por completo a su ex partido político luego de que en 1997 como presidente del CDE del PRI perdiera
107 presidencias municipales a partir de un complot de los caciques locales y regionales que le jugaron las contras pues ni una tajadita del pastel con candidaturas les concesionó.
En el año 2016 ya se sacó la espina. Y doble, con la gubernatura y los diputados locales del PAN y PRD. El año 2017 se la volvió a sacar con la derrota priista de 172 alcaldías.
Pero insaciable del poder quiere más y más y más, entre otras cositas, para desaparecer al tricolor en Veracruz.
Cuidado, de continuar así, el politólogo Ramón Benítez mira que AMLO lo puede destruir antes.
Primero, porque si AMLO, a través de MORENA, gana la gubernatura, entonces, el tabasqueño, con raíces jarochas, apostará todo, absolutamente todo, a reproducir la misma furia de Miguel Ángel Yunes Linares en contra de los duartistas.
Y si AMLO también gana Los Pinos, entonces, ningún rincón del mundo será garantía para que el Yunes azul se esconda.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *