xalapa
18
Search
Domingo, 12 de Julio de 2020
  • :
  • :

Barandal: Sucesión municipal

LUIS_VELAZQUEZ

  • Palenque jarocho
  • Luchadora social, ajá

 

Luis Velázquez

29 de junio de 2020

 

ESCALERAS: La sucesión municipal está en el palenque de Veracruz. Los suspirantes levantando la mano y operando desde las redes sociales. Incluso, funcionarios públicos.

Unos, por ejemplo, alternando el juego a través de sus parejas. Un caso, Rosa María Hernández, coordinadora de los programas sociales de la llamada secretaría del Bienestar.

Su marido, activista. Por un lado la declara luchadora social y altruista en “El observador veracruzano” que “solo ayuda a cientos de personas sin interés político” dice. Y por el otro evidencia a los adversarios partidistas, las diputadas Marijose Gamboa y Anilú Ingram, excluyendo a Bingen Rementería y Ricardo Exsome.

 

PASAMANOS: En un tuit su pareja se lanza contra Marijose, PAN, y Anilú, PRI. Las dos, en el handicap de la posibilidad. Más amarrada, la Ingram, pues el presidente del CDE del tricolor sueña quizá con la diputación federal por la vía pluri.

En tanto, Gamboa ha de enfrentar la contienda interna con, y por ahora, su homólogo Bingen Rementería, el hijo del senador de la república, Julen Rementería.

Además, Gamboa, militando en el pesebre del clan de los Kennedy de Boca del Río, los Yunes Márquez, y Bingen, desde el pesebre del presidente del CDE, Joaquín Guzmán Avilés.

 

CORREDORES: El activismo político ahí está. Enalteciendo el pasado y el presente de los aspirantes, con todo y que mucho se duda.

Para fortuna de Hernández, los vientos favorables de la Universidad Veracruzana soplaron de su lado. Y de profesora en el Sistema Escolarizado en la facultad de Comunicación fue removida al Sistema Abierto,

Ahora, imparte clases únicamente los sábados, y desde ahí, puede con el activismo, digamos, subliminal.

Además, de las posibilidades que a cargo de los Programas Sociales le significan, como en los mejores tiempos priistas y panistas y que por su oficio y militancia conoce bien.

 

BALCONES: Desde el poder gubernamental, entonces, busca la candidatura de MORENA a la alcaldía más importante de los doscientos doce municipios de Veracruz. Más mil 400 millones de pesos de presupuesto anual.

Confronta al diputado federal, Ricardo Exsome Zapata, quien una vez ya fue candidato y perdió ante el panista Fernando Yunes Márquez.

Desde el Congreso de la Unión puede. Unos, sin embargo, sus fans, los suyos, lo ubican como secretario de Comunicaciones y Transportes cuando el tiempo sea adverso para el titular, Javier Jiménez Espriú.

Y si antes lo miraban hasta para la secretaría de Infraestructura y Obra Pública de Veracruz, ahora, todo indica, el objetivo es superior.

Y por añadidura, la alcaldía en un nivel inferior.

Se ignora si se trata del fuego amigo, pues en todo caso, nunca será igual ser jefe máximo en el Ayuntamiento que parte, digamos, del gabinete federal.

 

PASILLOS: En el tiempo de la purificación moral y la honestidad valiente, ajá, una funcionaria de MORENA utiliza el cargo público para pensar en un puesto más elevado.

Tal cual, “la misma burra (priista), pero revolcada”.

Por eso mismo, de nada sirve la pureza angelical.

Más, cuando es enaltecida como “luchadora social y altruista”.

 

VENTANAS: Cada quien con su cuento. El simple hecho de que en Veracruz existan 6 de los 8 millones de habitantes en la miseria y la pobreza y uno de cada 3 jefes de familia lleven el itacate a casa con el ingresito en el changarro vendiendo picadas, gordas, tacos, tortas y garnachas, evidencia la utopía social de los políticos.

Ellos solo tienen el poder como objetivo. El poder ejercido con sentido patrimonialista. Primero, después y al final, los suyos. Los pobres… suficiente tendrán con el reino de los cielos.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *