xalapa
22
Search
Viernes, 25 de Mayo de 2018
  • :
  • :

Barandal: Tiradero de cadáveres

LUIS_VELAZQUEZ

•Las fosas clandestinas
•La muerte, politizada

Luis Velázquez
11 de mayo de 2018

ESCALERAS: Las fosas clandestinas de Veracruz han sido politizadas. Están sirviendo para ganar la elección de gobernador el primero de julio. De entrada, azuzar a la población en contra del PRI, el partido que encumbrara a Javier Duarte y después lo expulsara.
Pero como en la tierra jarocha parecieran existir más fosas que municipios, entonces, debido a la desaparición forzada del sexenio anterior en donde los políticos, los jefes policiacos y los policías terminaron del brazo y de la mano con los carteles y cartelitos, de aquí al día de las urnas, mínimo, las fosas aspirarán a considerarse la noticia de 8 columnas en un Veracruz ensangrentado, río de sangre, valle de la muerte.
Las últimas señales fueron con los restos de las nueve personas halladas en los pozos artesianos de Omealca.
Y los tres cadáveres en Río Blanco, cerca del palacio municipal, y en donde la conseja popular dice que en los cerros y terrenos baldíos hay más fosas.
Quizá por eso la Fiscalía lanzó su versión. Hay “en la noche tibia y callada” de Agustín Lara fosas en 55 municipios, suficientes para, si así deseara la yunicidad, publicitara una fosa por día de aquí a la última semana del mes de junio.
¡Vaya sicosis, terror, miedo y “miedo al miedo” que sería creado!

PASAMANOS: Hay 21 funcionarios entre políticos, jefes policiacos y policías detenidos en el penal de Pacho Viejo acusados del “delito de lesa humanidad” que nunca prescribe.
Y hay un ex secretario de Seguridad Pública, José Nabor Nava Olguín, prófugo de la justicia por quien el gobernador Yunes ofrece un millón de pesos de recompensa por datos concretos y específicos que lleven a su captura.
Y el Solecito, el más fervoroso, íntegro y limpio colectivo, sopesa la posibilidad de que así como les premiaron con la medalla “Adolfo Ruiz Cortines” en diciembre del año 2016, en el terreno anexo al fraccionamiento “Colinas de Santa Fe”, donde están las fosas clandestinas sea levantado un Memorial del Recuerdo.
En la cancha electoral, pues, el tema de los desaparecidos y las fosas clandestinas.
Y por añadidura, el manipuleo de los derechos humanos que tanto ocupa, por ejemplo, al gobierno de Estados Unidos.
Dinamita pura. Los duartistas “se pusieron de pechito” al político del Golfo de México más explosivo, Miguel Ángel Yunes Linares, que los derrotara en el año 2016.
Y desde entonces, la pesadilla.
Pero como el proyecto político del bienio es heredar la silla embrujada del palacio al hijo mayor, todo sirve.

CORREDORES: Incluso, semanas antes del anuncio oficial de que el rancho “La cartuja”, ex propiedad de Arturo Bermúdez Zurita, el poderoso, poderosísimo secretario de Seguridad Pública de Javier Duarte, será convertido en campo de verano para los jóvenes, en las redes sociales y una que otra columna política trascendieron que habría fosas clandestinas.
Fosas clandestinas también, claro, en el subsuelo de la llamada “Academia de Policía”.
Y en la barranca de la muerte siniestra y sórdida, conocida como “La aurora”, en el poblado de Emiliano Zapata, donde, uno, tiraban los cadáveres, y dos, algunos cuerpos quedaban atrapados en los árboles, y tres, la Fiscalía de Luis Ángel Bravo Contreras solía desaparecer los cadáveres para proteger a los policías de Bermúdez.
El asunto, que da para varios libros y novelas y cuentos y películas de terror, se ha vuelto tema electoral y servirá para que el candidato del PAN, PRD y MC pudiera cuajar en las urnas.
Claro, sin que las buenas conciencias hablen de las tres edecanes y modelos desaparecidas en Amatlán y Córdoba.
Y el matrimonio de Paso del Macho, el nutriólogo jarocho y la señora de la Ciudad de México desaparecidos que porque la noche anterior asistieron a una fiesta swinger.
Y la chica de Tlalixcoyan que lleva una semana desaparecida.
RODAPIÉ: Por ahora, el sufrimiento y el dolor humano de las familias de los desaparecidos pareciera estar en segundo, tercero, cuarto plano.
Pocos sabían, por ejemplo, que en la fosa clandestina descubierta en Omealca (en realidad, pozos artesianos de agua dados de agua habilitados como panteón particular de los malandros, simple tiradero de cadáveres) había personal oficial excavando desde mediados de abril.
Y de pronto, zas, cuando encontraron restos óseos de nueve personas (cuatro en un primer foso y 5 en el segundo), el hecho llegó al carril mediático.
Y en automático, otra vez la indignación social y el coraje popular.
Y más, por otra circunstancia:
La ruta de Omealca a Tezonapa está sembrada de pozos artesianos y que desde tiempo inmemorial (quizá desde el cacique Toribio “El toro” Gargallo, sexenio de Agustín Acosta Lagunes) tal cual eran utilizados.
Más todavía si se considera el número incalculable de cadáveres tirados a la orilla del camino y entre los cañales.
Ni hablar, la gubernatura de seis años para el hijo mayor bien vale una colección de fosas clandestinas y que de paso coloca al gobernador Yunes como el primero en el país en combatir de frente el delito de lesa humanidad.

BALAUSTRES: En el movimiento estudiantil del 68, los muertos fueron ocultados.
También ocultaron los muertos cuando la guerrilla de los profesores Lucio Cabañas y Genaro Vázquez en la montaña de Guerrero.
Y cuando los 17 campesinos emboscados en Aguas Blancas, en Guerrero, con Rubén Figueroa Alcocer de gobernador.
Los 43 normalista de Ayotzinapa siguen en el limbo.
Y el escándalo fue tanto cuando el asesinato colectivo de los 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas, que ni modo, la autoridad quedó acorralada y sólo le restó ventilar el genocidio.
La desaparición forzada del duartazgo ha servido a la yunicidad para descarrilar más y más a las elites priistas y a su partido, el tricolor, y para afianzarse de cara a las urnas del primero de julio.
El penúltimo grito de batalla de José Antonio Meade de “jugársela a muerte para ganar” sale sobrando en Veracruz.
La muerte de tantas víctimas de norte a sur y de este a oeste ya ganó la pelea para los azules.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *