xalapa
22
Search
Martes, 18 de Setiembre de 2018
  • :
  • :

Barandal: Tribus azules se miden

LUIS_VELAZQUEZ

  • Pactos Julen y Mancha
  • Atrás del PAN y gubernatura

 

Luis Velázquez

10 de julio de 2018

 

ESCALERAS: En el mes de diciembre, 2017, los Yunes azules invitaron a una comida a las elites panistas de Veracruz en la casa del papá, en el fraccionamiento “El estero”, a orilla del río Jamapa y teniendo como paisaje el Golfo de México.

La comida fue un sabroso guisado de puerco que sabía dulce, muy dulce y que en el estómago fue bañado con vino tinto.

Los meseros fueron los de casa, ninguno uniformado.

La razón habría sido para festejar la navidad, pero todos quedaron sobresaltados cuando les anunciaron la buena nueva.

Pepe Mancha, el presidente del CDE, Enrique Cambranis, Joaquín Guzmán Avilés, Germán Yescas, Indira Rosales, Carlos Valenzuela, Julen Rementería del Puerto, Alfredo Grajales y Tito Delfín, escucharon el par de noticias para celebrar en familia y felices el año nuevo.

La primera. El candidato del PAN a la gubernatura sería Miguel Ángel Yunes Márquez, a quien Pepe Mancha consideró “la única carta fuerte” del partido Acción Nacional, y cuya lucha frontal en Veracruz fuera iniciada por el ingeniero Leopoldo Reyes Vázquez, 1992, y el economista Luis Pazos de la Torre, 1998, como primeros candidatos a la silla embrujada del palacio.

Y la segunda. El candidato al Senado de la República por la vía uni y pluri (por si las dudas) sería Julen Rementería del Puerto.

Todos brindaron con vino tinto.

 

PASAMANOS: Ha sido la única ocasión en 19 meses en que el patriarca de la yunicidad azul se ha reunido con las cúpulas azules.

Pero para entonces, diciembre 2017, Julen Rementería del Puerto, secretario de Infraestructura y Obra Pública, y Pepe Mancha, presidente del CDE, tenían un acuerdo, digamos, tipo Al Capone con sus huestes en Estados Unidos.

A: Julen le otorgaría obra pública, fast track, a Pepe Mancha y su compañía constructora, al mejor estilo de cuando el ex diputado federal, Víctor Serralde, las usufructuaba con Abel Cuevas como delegado federal del secretario de Desarrollo Social.

Y B: A cambio Pepe Mancha juró y perjuró jugársela con Julen Rementería para el año 2024 para amarrar la candidatura a gobernador considerando, como ya estaban seguros, que si el primogénito de Miguel Ángel Yunes Linares ganaba la gubernatura heredaría la estafeta a su hermano Fernando Yunes, presidente municipal de Veracruz, en el 2024.

Por eso, en el carril panista están seguros que por sus propias pistolas, a espaldas del Yunes azul, Julen entregó obra pública a Pepe Mancha.

Y aun cuando el góber azul estuvo informado dado su eficiente equipo de espionaje “dejó hacer y dejó pasar” al mejor estilo de Fernando Gutiérrez Barrios quien siempre decía que en política ha de dejarse extender la cuerda para ver hasta alcanza la naturaleza humana.

 

CORREDORES: Julen Rementería fue derrotado como candidato uni al Senado por Ricardo Ahued y Rocío Nahle, el hombre y la mujer de AMLO y MORENA en Veracruz.

Pero iba de candidato por minoría y entrará al Senado.

Y por aquí fue informado, Julen se afianzó en su antiguo sueño de brincar del Senado a la candidatura a gobernador por el PAN en el año 2024.

Por eso, está empeñado en que para el mes de diciembre cuando termine el tiempo partidista de Pepe Mancha, su aliado, como presidente del CEN se lance a la reelección. Incluso, ya lo destapó.

Es más, por eso mismo cuando en la cancha política y mediática arreció el fuego contra las manchas de Pepe Mancha con sus negocitos en la SIOP y en el Congreso donde hasta su señora madre metiera de prestanombre, Julen salió una y otra y otra y otra ocasión a gritar “al mundo” que “todo era legal” y que Mancha es un panista sin mancha porque le asiste el derecho universal para lucrar a la sombra del poder.

De ñapa, dijo que Mancha merece la reelección porque con todo y las 4 derrotas (la gubernatura, las diputaciones locales y federales y la senaduría), el PAN obtuvo más votos que nunca.

 

BALAUSTRES: Las pasiones políticas en el PAN han fermentado como si se tratara de una pozoleada malandresca.

Por ejemplo, al momento hay cuatro aspirantes a la presidencia del CDE, a saber, Pepe Mancha, un político ultra contra súper ambicioso y Joaquín Guzmán Avilés, secretario de Desarrollo Social, y Enrique Cambranis, el diputado federal que pasara a la curul local vía pluri, y Francisco Gutiérrez de Velasco, ex presidente municipal de Boca del Río.

¡Ah!, pero resulta que la pasión también se ha extendido al año 2024 y por lo pronto hay una terna de aspirantes al trono imperial y faraónico de la gubernatura.

Uno, Julen Rementería, el ex socio de Rafael Acosta Croda en compañía constructora cuando fue presidente municipal de Veracruz y coordinador general de los Centros SCT en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.

Dos, Enrique Cambranis, el expresidente del CDE que tiñera de rojo, rojo Fidel Herrera Beltrán y rojo Javier Duarte, al PAN.

Y tres, Joaquín Guzmán Avilés, el cacique de Tantoyuca, y de quien el gobernador Yunes ha dicho que es un cacique bueno como los denominaba Rafael Hernández Ochoa.

Por lo pronto entre Julen Rementería y Guzmán Avilés hay un buen karma pues ambos estrecharon lazos cuando fueron diputados locales.

Mientras, Julen arrastra un cortocircuito con Enrique Cambranis.

Ellos son el trío de gallos azules que se creen con espolones suficientes para trabajar la plaza de aquí al 2024 y que pasa por el control de la presidencia del CDE del PAN.

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *