xalapa
18
Search
Lunes, 17 de Diciembre de 2018
  • :
  • :

Barandal: Viven medios de Papá Gobierno

LUIS_VELAZQUEZ

•42 periódicos cerrados en Veracruz
•Más medios bajarán el telón

Luis Velázquez
30 de noviembre de 2018

ESCALERAS: El martes 27 de noviembre fue el día de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa. Pero, bueno, y aunque suene churrigueresco, ningún milagro se produjo para los trabajadores de la información en Veracruz.
Ese día, dos periódicos escritos más, El Sol de Córdoba y El Sol de Orizaba, propiedad del holding periodístico de los Mario Vázquez Raña, bajaron el telón.
Decenas de reporteros, fotógrafos, editores, publicistas y secretarias, etcétera, quedaron desempleados, a cuatro días del fin del bienio azul de Miguel Ángel Yunes Linares y el ascenso a los altares de Cuitláhuac García Jiménez.
Noticia dramática, pues en el transcurso del año fueron cerrados cuarenta medios más según la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas.
En el trasfondo una sola realidad:
El día cuando el Yunes azul dijera a la mitad del mundo y a la otra mitad que “los medios en Veracruz habían de aprender a vivir con sus propios medios” y cerró la llave a la mayor parte de la prensa escrita, hablada y digital significaba “la crónica de una muerte anunciada”.
Y es que, y por desventura, los medios en Veracruz y en el resto del país están habituados a vivir de papá gobierno.

PASAMANOS: Ese mismo día, el reportero Rodrigo Acuña, de Tepetzintla, en el norte de Veracruz, seguía hospitalizado, pues días anteriores lo habían tiroteado con el único objetivo de quitarle la vida.
Días, entonces, peores para la prensa en un Veracruz declarado en el duartazgo como “el peor rincón del mundo para el ejercicio reporteril”.
Y si con Javier Duarte, el político preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México y condenado a 9 años de cárcel (una cantidad irrisoria) fueron asesinados diecinueve reporteros y tres desaparecidos, con Yunes Linares cinco ejecutados y dos más baleados, si se incluye al reportero de Poza Rica.
Mal fario para los medios dirían, entonces, los duartistas, aun cuando, oh paradojas de la vida, Cuitláhuac García Jiménez, el góber electo, ha jurado y perjurado que esclarecerá el asesinato de los reporteros, incluidos los asesinos físicos y los asesinos intelectuales…ajá.
El año, pues, cerrará con vientos desfavorables, huracanados, torrenciales, para la prensa.
Ninguna razón para decir salud en navidad y fin de año.

CORREDORES: Resulta insólito el cierre de El Sol de Córdoba y El Sol de Orizaba.
Sobre todo, porque forman parte del consorcio de los Vázquez Raña, y más si se considera que El Sol de México fue uno de los preferidos del presidente Enrique Peña Nieto, y en donde también tiene a su cronista favorito como es Miguel Reyes Razo.
Les queda El Diario de Xalapa, el más antiguo, y según parece, con vientos favorables.
Pero, bueno, aun cuando los Soles de la región centro han dado, digamos, el paso de un medio impreso a un medio digital, nunca, jamás, será igual.
De entrada, un terrible y espantoso desempleo en la industria de la información y que, entre otras cositas, ha llevado a lo siguiente:
El amigo entrañable de Cuitláhuac García, el profe Zenyazen Escobar, antiguo strippero, ha alentado la versión de que será el secretario de Educación y según las versiones trae en su cartera y en su mente la lista de veinticinco reporteros y fotógrafos para trabajar a su lado en la SEV.
El desempleo, en su más alto decibel, pues como ha dicho el góber electo, pasarán de borrachos a cantineros y nunca en el oficio periodístico es ni será lo mismo, pues atrás del mostrador se pierde la bilirrubina y la oportunidad de vivir cada día y en donde la aventura y la desventura son hermanitas gemelas.

RODAPIÉ: Un medio más cerrado. Y sin necesidad de profetizar ni menos, mucho menos quitar la chamba al brujo mayor de Los Tuxtlas y/o de los Llanos de Sotavento, más medios cerrarán en Veracruz los próximos seis años.
AMLO, el presidente electo, ya dio línea y que será reproducida “al pie de la letra” en Veracruz a partir de mañana sábado.
A: Las oficinas de prensa de las secretarías del gabinete legal y ampliado desaparecerán y serán concentradas en una sola y que dependerá del presidente de la república.
B: El presupuesto es sagrado dice AMLO y en el caso, el recurso para Comunicación Social será reducido al cincuenta por ciento y que el góber electo de Veracruz aplicará como el alumno más sobresaliente de la escuela política del tabasqueño.
C: “Los medios, entonces, como dijera Yunes Linares, deberán aprender a vivir de sus medios”, y tal aprendizaje significa un tiempo incalculable, pues toda su vida, desde Porfirio Díaz a la fecha, y
a excepción de los quince meses de Francisco Ignacio Madero, la prensa ha vivido y vivido bien los patrones del subsidio y los negocitos oficiales y las empresas fantasmas y el financiamiento otorgado en nombre del llamado “Fondo Perdido”.
BALAUSTRES: Es la hora, entonces,
Uno. El cierre de más medios es insoslayable en Veracruz. Los medios revisan su política de circulación y publicidad o pasarán al mundo de los muertos.
Dos. Los trabajadores de la información han de tener dos veladoras prendidas. Dos empleos. En el medio, si su vocación periodística es tanta, y en otra chambita por ahí y que, además, les facilite las prestaciones sociales, económicas y médicas establecidas en la Ley Federal del Trabajo, sobre todo, la antigüedad de cara a la pensión y/o a las Afores.
Tres. Los medios ni los empleados pueden seguir apostando al embute oficial como en el caso de Javier Duarte que desparramó trece mil millones de pesos en su casi sexenio a la prensa, a menos, claro, de seguir el modelo de César “El tlacuache” Garizurieta, aquel de que “vivir fuera del presupuesto es vivir en el error” y cuando quedara desempleado se quitó la vida para ser congruente con su principio universal.
Cuatro. Es la hora inevitable de reorientar la vida laboral, se ignora si en caminos diferentes, pero sin olvidar que cada trabajador de la información ha de llevar el itacate y la torta a casa.
Cinco. Don Julio Scherer García, el Francisco Zarco del siglo XX decía el escritor Carlos Fuentes Macías, demostró en el diario Excélsior y en Proceso que el periodismo crítico, mejor dicho, publicar la verdad de los hechos, también es negocio y da para vivir como decía el indito de Guelatao, “con la medianía del salario”.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *