xalapa
22
Search
Jueves, 27 de Julio de 2017
  • :
  • :

Barandal •Los hermanos Yunes

LUIS_VELAZQUEZ

•Uno al otro se reciclan
•Diputada en campaña

Luis Velázquez
18 de mayo de 2017

PASAMANOS: Un domingo, día de asueto legislativo, dueña de su tiempo y su libertad, la diputada local, Maryjose Gamboa Torales, acompañó a su amigo Fernando Yunes Márquez en un periplo electoral atrás de la alcaldía jarocha.
Iniciaron a las 7 de la mañana con un cafecito para revisar la agenda del día, y luego, de las ocho a las 20 horas, sin parar, sin una tregua, en caminata.
Unos sesenta, setenta operadores panistas en un operativo para atender y planchar todos los frentes.
Y conforme el contacto directo con la población caminaba en la mañana y el mediodía lleno de fuego, hubo quienes, claro, se fueron agotando, menos el candidato, quien todos los días se ejercita trotando en el bulevar y mantiene capacidad física fuera de serie.
Al mismo tiempo, Maryjose, quien ha desarrollado una gran sensibilidad social y política (en su casa de gestión social lleva más de cuatrocientas acciones por los pobres, sobre todo, en materia jurídica), fue alentando la posibilidad de que Fernando gane de calle, y con mucho, la presidencia municipal.
Lo supo, lo olfateó, estuvo segura cuando, por ejemplo, en las colonias populares (en total son más de 180 en el puerto jarocho), las familias siempre decían a Fernando que su hermano Miguel Ángel sólo construye obra pública para Boca del Río, pero en el otro lado de la calle, que ya es Veracruz, ninguna acción de gobierno.
–Mi hermano es alcalde de Boca del Río. Pero si ganamos, aquí también se hará.
Entonces, las mujeres le describían esta o aquella infraestructura en Boca y se quejaban de tanto olvido del priista Ramón Poo Gil.
La mañana y la tarde así transcurrió. Y por eso Maryjose está segura de que el efecto de Miguel Ángel revertirá su buen karma en Fernando y desde ahora la victoria es segura.

BALAUSTRADAS: La diputada también mira que el efecto del padre, el góber azul, también incidirá en su hijo Fernando.
Y más, porque luego de 85 años de hegemonía priista, el padre lanzó del palacio de Xalapa al partico tricolor y lo descarriló en el Congreso local a partir de que perdieran la mayoría legislativa y alumbrara en Veracruz la alternancia en el poder.
Además, el góber anda en una agenda de trabajo incansable, pues, y por ejemplo, de los 30, 31 días de un mes, solo duerme en Xalapa unas cuatro noches en un hotel donde alquila una habitación y el resto de los días pernocta en alguna cabecera municipal del territorio jarocho donde como a las águilas “la noche lo agarra”, en tanto otras noches en la Ciudad de México.
Y el activismo del padre se traducirá, asegura Maryjose, en una votación superior para los candidatos del PAN, entre quienes está Fernando, el senador con licencia y ex diputado local.
Desde luego ella también mira la buena vibra que Fernando tiene como persona, a quien por ejemplo, cuando en el Senado se daba una convivencia entre los pares, las mujeres se lo disputaban para bailar, quizá por el karma, acaso por la juventud, quizá porque hace clic con la gente.
Y aun cuando “El peje”, entre otros, cacarea el nepotismo que en lenguaje popular significa heredar el poder a los hijos y que, por cierto, está descrito en el relato bíblico, la leyenda de la dinastía Kennedy del Golfo de México está cuajando en la emoción social y en la dimensión política.
Incluso, se da otra circunstancia: Fernando es un joven reposado y sereno, accesible, con una gran voluntad para escuchar como si fuera un hombre viejo y arropado por la vida y la experiencia.
Y tales cualidades suelen levantar el plus en la vida de cualquier ser humano.

ESCALERAS: Ha de recordarse, dice Maryjose, que en el duartazgo, Fernando Yunes fue el único legislador federal, incluso local, que “tiró su espada en prenda” para abogar por la causa tanto en la más alta tribuna parlamentaria como en la gestión social a los familiares de los hijos secuestrados, desaparecidos, asesinados y sepultados en una fosa clandestina y cuyas vidas son un infierno, una pesadilla, el peor día de sus vidas.
Y más en el caso de las desapariciones forzadas que así se les denomina cuando servidores públicos (desde políticos hasta policías) ordenan y ejecutan el secuestro de personas, digamos, incómodas e indeseables para ellos.
Es más: Fernando elaboró con los Colectivos, ONG y abogados la iniciativa de ley de la desaparición forzada y que fuera aprobada en el Congreso de la Unión y enviada del Senado a la Cámara de Diputados.
Y aun cuando ahí, por ahora, está atorada, pues significa escarbar y desenterrar la culpa de los políticos en el secuestro, el mérito está fuera de debate y al mismo tiempo expresa la identidad de un joven político.
Cada vez que la ley se lo permite, Maryjose se va a la campaña de Fernando, y todavía se da tiempo y espacio para estar con su hija, despachar en su Casa de Gestión y escribir un libro de su pesadilla penitenciaria del que lleva tres capítulos y que a veces suele dejar en reposo porque la herida moral y psicológica está vigente.
“Trabajo hasta veinte horas diarias”, dice, y así recibe cada día con la emoción triplicada, cuadriplicada del día anterior.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *