xalapa
22
Search
Martes, 18 de Setiembre de 2018
  • :
  • :

Bélgica arrolla a Túnez y reclama su sitio como favorita en Rusia

C93B0E60-C381-45D1-B427-482AC93DF1A0Desde septiembre de 2016 no cae Bélgica. Son 21 partidos consecutivos sin conocer la derrota para Roberto Martínez y sus pupilos que volvieron a ganar y golear (5-2) para clasificarse virtualmente para los octavos de final. Hazard, que nunca había marcado en un Mundial, y Lukaku, que igualó a Cristiano como máximo goleador en Rusia, sembraron la semilla de una victoria incontestable, nunca habían marcado cinco goles en una Copa del Mundo, de una favorita que ya es una realidad.

Bélgica intimidó desde el pitido inicial. Su rival no se replegó. No se metió atrás como ante Inglaterra. Fue a buscarle. A presionar arriba con intensidad y agresividad. Y lo pagó. Los ‘diablos rojos’ se sintieron como pez en el agua con un ritmo alto y el ida y vuelta como signo del choque. Hazard, a los cuatro minutos, abrió la veda tras convertir un penalti donde Ben Youssef le arrolló en una acción imprudente del central.
Fue el primer tanto en un Mundial del capitán belga.

Hazard, activo e invisible para los tunecinos desde el inicio gracias a sus constantes movimientos e hiperactividad en tres cuartos de campo, llegó a los 11 goles en sus 21 últimos choques con su selección. El toque de corneta de su capitán espoleó a una selección que arrolló en 15 minutos a su rival.

Porque el capitán llamó a filas y ahí acudió su soldado más leal. Bronn falló un control en el centro del campo que Mertens aprovechó para filtrar en profundidad a Lukaku y dejarle en una posición perfecta donde es letal. A campo abierto no hay quien frene a la bestia belga. El ‘9’ no perdonó e hizo sangre.

Sin embargo, Túnez sacó casta y coraje para reaccionar inmediatamente. Kazhri, su mayor talento, no dejó en la estacada a sus compañeros y encontró el lunar belga. Primero sirvió una falta perfecta que Bronn convirtió en gol y después se echó el equipo a su espalda para liderar a los suyos en la búsqueda del empate. En el balón parado, el gran debe de los africanos en Rusia, encontraron las ‘Águilas de Cartago’, su forma de acortar distancias.

Sassi y Khazri aprovecharon los problemas defensivos belgas, especialmente en la transición y cuando el partido entra en erupción, para intimidar pero no convirtieron en goles su buen hacer. Además tuvieron que sobreponerse a dos mazazos. Primero Bronn y después Syam Ben Youssef cayeron lesionados. Y apareció ‘la bestia’ para acabar con su reacción. Otra pérdida de Maaloul la aprovechó De Bruyne para ceder a Meunier que encontró a Lukaku en el área y el delantero del United picó el balón ante la salida de Ben Mustapha para ‘matar’ el partido antes del descanso.
Con siete goles en 11 partidos, es el belga que más goles ha marcado en la historia de su país entre Eurocopa y Mundial. Igualó a Wilmots como máximo goleador en un Mundial (5) y ya es, junto con Cristiano, el ‘jefe’ de Rusia con cuatro dianas. Nadie lograba dos dobletes seguidos en un Mundial desde Maradona en México 86. Y sólo tiene 25 años.

En la reanudación Bélgica no concedió el beneficio de la duda a su oponente. Alderweireld buscó a Hazard en profundidad y el ’10’ ganó la espalda a la zaga rival para engañar a Ben Mustapha y hacer el cuarto. En los últimos 35 partidos ha marcado 18 goles y ha dado 16 asistencias. No había marcado hasta hoy en un Mundial y Túnez fue el verdugo del ‘jefe’ belga.

Con su rival en la lona, Bélgica jugó con el marcador y asedió la meta tunecina con un aluvión de fútbol y ocasiones que pudo convertirse en una goleada escandalosa, pero sólo Batshuayi, tras fallar una gran cantidad de oportunidades, logró derribar el muro tunecino en el tramo final. Khazri, en el último minuto, engañó a la defensa belga en el área para ganar un sitio junto a Courtois y convertir el segundo tanto africano.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *