xalapa
18
Search
Sabado, 20 de Abril de 2019
  • :
  • :

Benzema saca de apuros al Real Madrid de los Zidanes

liga

Benzema saca de apuros al Real Madrid de los Zidanes

 

Lo más parecido a un partido del Madrid sin títulos en juego es la comida de hospital: poca sal, menos azúcar. El escaso atractivo está en quién y cómo la sirve, pero incluso un meritorio interioriza al ponerse esa camiseta que el blanco no está hecho para jugar. Está hecho para ganar. Zidane salpimentó un poco el menú al añadir al pelotón de aspirantes del futuro a su hijo Luca, el segundo que la saga que hace debutar en el Madrid, después de Enzo, actualmente en el Rayo Majadahonda. La familia y los negocios son un maridaje complicado. La paternidad y el fútbol exigen un caldo incontestable. A la espera de más catas, si alguien lo es, hoy, para el madridismo es quien ha bajado del Sinaí a guiarlo de nuevo. En el fútbol, sin embargo, no hay nada grabado en piedra. [3-2: Narración y estadísticas]

Para un portero, y más en las circunstancias de Luca, es clave la primera parada, tocar el balón, sentirlo. En cambio, la primera vez que lo hizo ante el Huesca fue para recogerlo de las mallas. En poco más de dos minutos, había encajado un tanto en el que lo mejor que le había pasado era la ausencia de responsabilidad. Fue toda de Marcelo y Nacho. El primero propició una transición del Huesca; el segundo no pudo corregir al lateral y se vio superado por Ávila en el mano a mano en la banda. El Cucho Hernández remató el centro a placer, con dureza y colocación. Se trata de un delantero interesante, muy joven, rápido en los movimientos y duro en el choque con los defensas. Cuando remata, emboca bien, a pesar de que no encontrara más frutos.

El hijo de Zidane, de 1,83 de estatura, lejos de las almenas actuales de las redes, apenas tuvo ocasión en el encuentro de sentirse portero con una intervención que le hiciera protagonista. No tuvo culpa en el primer gol del Huesca ni se le puede reprochar nada en el segundo, ya en el tramo final del encuentro, en el que Etxeita ganó la zona de los centrales y cabeceó a quemarropa, sin tiempo para la reacción. No es día para juzgarlo.

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *