xalapa
22
Search
Jueves, 16 de Agosto de 2018
  • :
  • :

Cantado desde Junio

CANTADO DESDE JUNIO

 

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El primero fue Andrés Manuel López Obrador. En junio pasado, desde su página de Facebok anticipó que José Antonio Meade sería el aspirante del PRI a la presidencia de la república en el 2018.

Luego le siguió el empresario Claudio X. González, una especie de vocero del exmandatario Carlos Salinas de Gortari, quien hace un mes, en un foro realizado en San Luis Potosí, lo destapó.

 

Y finalmente el miércoles pasado, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, en lo que se interpretó como un albazo al presidente Peña, llenó de elogios a Meade y aseguró que con el titular de Hacienda México tenía “rumbo y claridad”.

El “madruguete” de AMLO

El líder de Morena, sostuvo hace exactamente cinco meses: el candidato presidencial de “la mafia del poder” será el secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

Según el tabasqueño, Meade no sólo contará con el apoyo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) sino también el visto bueno del Partido Acción Nacional (PAN).

El dos veces aspirante presidencial dijo además que el binomio PAN-PRD postulará a un segundo aspirante, que jugará el papel de “palero”.

“La mafia del poder ya está decidiendo tener dos candidatos a la Presidencia. Uno, vamos a decir, el principal, que seguramente va a ser Meade, ése va a tener el apoyo del PRI y también del PAN. (…) Lo ven bien los de la mafia del poder porque es darle continuidad al modelo neoliberal”, sostuvo.

“Pero van a tener otro, el de la alianza PAN-PRD, una especie de candidato palero, como lo hicieron en el Estado de México, que la mafia apoyó a (Alfredo) Del Mazo, pero el PAN postuló a otra candidata y el PRD a otro candidato, los dos paleros, nada más para hacerle el juego a la mafia del poder y oponerse a un cambio verdadero, enfrentarnos a nosotros”.

Y el 25 de octubre, el decano de la cúpula empresarial mexicana, Claudio X. González Laporte, declaró que le resultaba halagador que lo compararan con Fidel Velázquez y reeditó la práctica ritual del extinto cetemista en tiempos de sucesión: el destape.

El ungido por una de las figuras más emblemáticas de los poderosos de México resultó ser José Antonio Meade Kuribreña, el secretario de Hacienda, que lo mismo ha sido secretario de Estado con gobiernos del PRI que del PAN.

En sólo dos días, Claudio X. González, siempre cercano a Carlos Salinas de Gortari, fundador del Consejo Mexicano de (antes, Hombres de) Negocios (CMN), habló a nombre de los empresarios más poderosos de México, como Carlos Slim y Germán Larrea:

“Están dispuestos a actuar (en 2018) porque la amenaza del populismo es grande”, dijo en una entrevista concedida a la revista Forbes México, difundida el miércoles 25 de octubre en su portal informativo.

En la Cumbre de Negocios 2017 realizada en San Luis Potosí un día antes, González Laporte expresó respecto a Meade:

“… sin duda lo puedo decir con mucha convicción: aquí está uno de los más fuertes (candidatos)”.

Luego añadió: “Pepe Meade nos va a poner la mesa de una manera que va a ser clara de lo que puede ser el gran futuro que tiene nuestro país. Porque Pepe sabe hablar de lo que es México y de lo que es su aspiración hacia el futuro; Pepe es alguien que ve hacia el futuro”.

“El PRI, luego de que quitó candados para hacer posible una candidatura de alguien como José Antonio Meade, creo que ha mejorado sus posibilidades de competir, a pesar de que muchas de las encuestas lo ponen en tercer lugar. El PRI tiene un grupo de candidatos que pudieran ser atractivos en el 18 y, sobre todo, tiene a dos o tres de ellos con una trayectoria bastante limpia, intachable; y eso va a ayudar.

Finalmente, el miércoles pasado, ante el cuerpo diplomático extranjero acreditado en México, el canciller Luis Videgaray Caso llenó de elogios a José Antonio Meade Kuribreña, secretario de Hacienda y lo destapó.

Así escribió el reportero Mathieu Tourliere lo ocurrido en ese encuentro:

La apertura del evento “México: perspectivas económicas”, auspiciado hoy en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), tuvo aires de “destape” de Meade ante el cuerpo diplomático extranjero, que fue invitado para oír sobre las oportunidades de negocios en el país.

Después de una muy breve introducción sobre el encuentro, Videgaray multiplicó los elogios hacia Meade –un “ponente de lujo”, insistió–, quien fue su compañero en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

En cuestión de minutos, Videgaray saludó la “trayectoria impecable” de Meade, aplaudió –en tres ocasiones– el “patriotismo”, pero también la “inteligencia”, el “amor a México” y la “integridad” del economista.

Videgaray sostuvo que bajo el liderazgo de Meade, “México tiene rumbo y claridad”.

A lo dicho por Videgaray le sucedió una reacción inmediata del presidente Peña Nieto, quien descalificó el albazo de su canciller.

No despistarse” pidió ante las interpretaciones de “destape” que el canciller Luis Videgaray habría hecho al colmar de elogios al titular de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña.

La declaración del presidente –quien recientemente admitió la importancia de su opinión en la designación de candidato del PRI a sucederlo— respondió a los cuestionamientos de reporteros que lo acompañaron a una gira por Baja California Sur, y fue contundente: el candidato no se elegirá con elogios ni aplausos.

“Yo creo que andan bien despistados todos. Yo creo que el PRI no habrá de elegir a su candidato, seguro estoy, a partir de elogios o aplausos. Yo creo que son muchos los servidores públicos, cuadros que han sido mencionados, que tienen trayectoria, que tienen reconocimiento, que tienen méritos”, dijo el mandatario.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *