xalapa
22
Search
Domingo, 22 de Abril de 2018
  • :
  • :

Capos se quejan ante Profeco por el alto precio de las papitas en penales

Frituras

 

La vida penitenciaria es cruda, pero sobre todo cara, muy cara. Un reo debe pagar hasta por el papel higiénico y la comida. Y es que si la vida en libertad es cara, adentro de una cárcel es peor. ¿Cómo irá la economía que hasta los grandes capos de la droga deben denunciar el aumento en los precios de las frituras? Así es: Vicente Carrillo Fuentes, ex líder del Cártel de Juárez, José Noé Barajas, miembro de Los Caballeros Templarios, y Sidronio Casarrubias, líder de Guerreros Unidos, levantaron una denuncia ante la Profeco por el precio de las papitas.

No es para menos: los Cheetos que antes costaban 43 pesos, ahora cuesta unos nada despreciables 60.50 pesotes.

De ahí que estos famosos y peligrosos capos, junto con muchos otros reos de los penales del Altiplano y Occidente, de plano tuvieran que recurrir a la Procuraduría Federal del Consumidor. En una carta dirigida a Rogelio Cerda, titular de la Profeco, explicaban que en octubre cambió el sistema de tiendas de los ceferesos, lo cual trajo un aumento del 20% en la mayoría de los alimentos chatarra, los productos de higiene y los artículos de papelería.

Podría pensarse que a los capos simplemente les duele el codo, pero hay que tomar en cuenta que los artículos de papelería, necesarios para comunicarse con familiares y preparar casos para su propia defensa, también aumentaron para el resto de los reos, peligrosos o circunstanciales, inocentes o culpables. ¿Cómo te puedes defender debidamente ante un juez si ni siquiera tienes las herramientas físicas para hacerlo?

“Somos obligados a comprar productos para nuestra alimentación, aseo y papelería a un excesivo e injustificado sobreprecio.
Somos obligados porque no se nos proporciona una adecuada alimentación, porque sólo existe una opción que monopoliza la venta de productos, porque requerimos artículos de papelería para poder comunicarnos con nuestros familiares y juzgados para ejercer nuestro derecho de defensa“, señalaron los reos del Cefereso Occidente en su misiva a Rogelio Cerda. (Vía: Reforma)

Mientras que en el penal del Altiplano firmaron 60 reos, en el penal de Occidente los firmantes fueron 70. Un número considerable, que incluye también a Vicente Carrillo Leyva, a Ismael ‘El Mayito’ Zambada Imperial y a Damián Gallardo Martínez, defensor indígena de derechos humanos.

Sí: es todo un chiste que los capos firmen una queja semejante, pero también es posible que en este caso específico simplemente estén intercediendo por los demás reos, que ni de lejos tienen las posibilidades económicas de un narcotraficante.

Por si fuera poco, para sustentar su queja citaron la Constitución, la Convención Americana sobre Derechos Humanos y, ya entrados, la Ley General de Transparencia. ¿Qué hará la Profeco? (Vía: SDP Noticias)

 

Tomado de Plumas Atómicas.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *