xalapa
18
Search
Domingo, 26 de Mayo de 2019
  • :
  • :

Carta Abierta: Infancia es destino

LUIS_VELAZQUEZ

•Vivir para odiar

•Y para vengarse

Luis Velázquez

DESTINATARIO: José Stalin fue uno de los políticos más sórdidos y siniestros en la historia… Sus campos de concentración para refundir a los críticos, disidentes, incómodos e indeseables… Pero oh paradojas de la vida, Stalin estuvo en el Seminario soñando con abrazar la carrera sacerdotal… Su padre era zapatero y alcohólico, y cada vez que llegaba a casa lo golpeaba, igual que a su señora madre, quien era lavandera y cosía y lavaba ropa interior y también era panadera en las casas de los ricos…

REMITENTE: La madre de Stalin se encargaba con su dinerito de pagar el alquiler de la casa donde la familia vivía en una casa de adobe, el tejado cubierto de arena, lleno de goteras… Solo tenían una mesita y un taburete y un sofá ancho como muebles… Una vieja máquina de coser donde la madre remendaba la ropa de la familia… Hosco y cruel, renegado de la vida, el padre golpeaba a la esposa y a José Stalin, el único hijo, por cierto… A la muerte de su padre, Stalin se sintió un hombre libre… Pero al mismo tiempo, lleno de venganza…

ENTREGA INMEDIATA: El odio y el rencor a los demás y a la vida forjaron su carácter, lleno de resentimiento… Odiaba con furor a los hombres que encarnaban o representaban una autoridad… El mal trato de su padre a su madre lo volvió insensible, voluntarioso y vengativo cuenta León Trotsky en su biografía… Incluso, se convirtió en un hombre mentiroso para avanzar en la vida… Y, bueno, como “infancia es destino” según escribiera Sigmund Freud, la infancia y la adolescencia fueron decisivas en la vida de Stalin y crearon y recrearon el político vengativo que fue cuando se encumbró en Rusia…

ACUSE DE RECIBO: En aquel tiempo de pobreza y miseria, en Rusia gobernaban virreyes sátrapas y siniestros… Terratenientes y comerciantes… Y todos ellos, con su gente, humillaban a los pobres y estremecieron a Stalin, a su madre y padre… Y Stalin más se endureció…Incluso, cuando se le pegara a Lenin y Trotsky, lo marginan, por su incultura política y su limitada formación social y su carácter lleno de venganza y que lo llevaba a la intriga… Pero al mismo tiempo, formó sus guardias pretorianos y luego de la muerte de Lenin se fue con todo en contra de Trotsky, y quien, como se sabe, se exilió y terminara en México cuando Lázaro Cárdenas presidente y en donde lo asesinó el operador ruso de Stalin, Ramón Mercader…

CARTA EXTRAVIADA: La vida de Stalin permite explicarse el estilo personal de ejercer el poder de los políticos… Hijo de un padre alcohólico y de una madre trabajadora doméstica, en la miseria total, seminarista y revolucionario, terminó en dictador… Pero más aún, resentido con todos, obsesionado con vengarse… El poder, dice el vecino, enloquece el corazón y las neuronas, el hígado y el sexo, y son pocos, excepcionales, los políticos que se salvan… “Yo, gobernador, me volví sexy” decía Javier Duarte… “Apenas tomé posesión como alcalde las mujeres me sobraban” decía el priista Efrén López Meza… “Ya no soy cisne. Soy pavo real” exclamaba Alberto Silva Ramos… “¡Mátalos en caliente!” ordenó Porfirio Díaz… “Me estoy convirtiendo en un dios” decía el emperador Vespasiano… Antonio López de Santa Anna perdió una pata en la guerra y la sepultó con honores militares…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *