xalapa
18
Search
Domingo, 26 de Mayo de 2019
  • :
  • :

Carta Abierta: Otra mujer asesinada

LUIS_VELAZQUEZ

•Familia pagó rescate

•Violencia, inevitable…

Luis Velázquez

DESTINATARIO: Día 22 de enero: en Amatitlán, una mujer de treinta años de edad, Janet Rodríguez Márquez, es secuestrada.

Día 24: Los malandros se comunican por teléfono y solicitan un rescate millonario.

Día 26: La familia solo puede reunir 500 mil pesos.

Día 27: La familia entrega el pago de una parte del rescate cerca de Carlos A. Carrillo.

Sábado 9 de febrero: La familia busca a la chica. Luego de frenético rastreo en la Cuenca del Papaloapan, la encuentra sin vida. Su cadáver, tirado cerca de un cañaveral. En Tlacotalpan.

REMITENTE: Agustín Acosta Lagunes, 1980/1986, lo decía así y que bien pudiera copiar la Cuitlamanía:

“La violencia es inevitable, ni modo”.

La diputada local, expanista y ahora, oh paradoja, morenista, ajá, Míriam Ferráez, lo planteó de la siguiente manera:

Toque de queda en Veracruz. Que las mujeres se acuartelen en sus casas a partir de las diez de la noche.

El secretario General de Gobierno lo ha expresado así:

Hay tantos malandros operando que son herencia de la yunicidad y el duartazgo.

Mientras, en Xalapa, la capital, la sede de los tres poderes, se han recrudecido y han ejecutado a varias personas, entre ellas, comerciantes, que por el cobro del piso.

Y en Orizaba y Coatzacoalcos están secuestrando médicos, la nueva moda.

ENTREGA INMEDIATA: La chica de treinta años secuestrada en Amatitlán y asesinada en Tlacotalpan a pesar de que la familia pagó parte del rescate y que pudo reunir expresa la barbarie y la saña a que hemos llegado en la Cuitlamanía.

Bastaría, además, referir el secuestro y asesinato de la chica de 17 años de Los Naranjos porque su señora madre fue incapaz de reunir el dinero solicitado por los malandros.

Claro, de consolación, la secretaría de Seguridad Pública dirá que en la yunicidad y en el duartazgo pasó lo mismo y que, ni hablar, la historia se repite.

ACUSE DE RECIBO: Cierto, pero Miguel Ángel Yunes Linares y Javier Duarte ya se fueron y la historia los ha juzgado o los está juzgando.

Ahora, es el tiempo de Cuitláhuac García Jiménez, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, Hugo Gutiérrez Maldonado (primer filtro de la seguridad pública) y Jorge Wínckler Ortiz (primer filtro de la procuración de justicia).

El cuarteto está fallando a los 8 millones de habitantes de Veracruz.

CARTA EXTRAVIADA: Así como se van ido ensortijando los días y las noches, nadie tiene segura la vida. Nadie tampoco puede cantar victoria de que ya libró el eje del mal representado por los carteles y cartelitos y la delincuencia organizada y común.

Incluso, así una familia tenga escoltas y guaruras en su casa día y noche tampoco están exentos.

Cada vez que los hijos andan en la calle, y más el fin de semana, y en la noche en la disco y el antro, los padres viven a la orilla del precipicio.

Y es que los malandros van por todos. Niños, jóvenes, mujeres y abuelitos.

Y cada vez más recrudecidos, como el caso de Janet Rodríguez, cuya familia solo pudo reunir medio millón de pesos para el pago del rescate y aun cuando lo entregaron de cualquier forma la asesinaron.

El siguiente paso será que Veracruz se convierta en un virtual Estado de Sitio por voluntad propia de las familias y todos los pueblos y las calles se vuelvan solitarias como las describe Albert Camus en su novela “La peste”.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *