xalapa
18
Search
Jueves, 17 de Octubre de 2019
  • :
  • :

Con tranquilidad y apatía se lleva a cabo audiencia de pruebas y alegatos, segunda solicitud de juicio político contra Winckler Ortiz

WincklerCon tranquilidad e incluso apatía se lleva a cabo la audiencia de pruebas y alegatos para sustentar el juicio político en contra del fiscal general del Estado, Jorge Winckler Ortiz solicitado por el abogado Arturo Nicolás Baltazar, por la supuesta desaparición forzada de Francisco Zarate Aviña, ex jefe de escolta de Luis Ángel Bravo Contreras.

Esta audiencia corresponde a la segunda petición de juicio político realizada en contra del fiscal general; la primera audiencia, que dio inicio el día de ayer y concluirá por la tarde de este jueves, correspondió a la petición de juicio político por el supuesto abuso de autoridad, tortura y creación de pruebas falsas cometido en contra de Gilberto “N”, ex director de Servicio Periciales y acusado de desaparición forzada; mientras que, esta segunda audiencia, es por la supuesta desaparición forzada de Francisco Zarate Aviña.

Contrario a la audiencia que dio inicio el día de ayer, en esta ocasión se registró una tranquilidad entorno al tema de este juicio político, pues la presunta falta de sustentabilidad de las pruebas y alegatos dieron confianza a Winckler Ortiz y a los diputados del Partido Acción Nacional (PAN), que en este ocasión no acompañaron al fiscal.

Fue antes de las 11:00 horas de este día cuando el abogado del fiscal general, Moisés Melhem Marcus, se presentó al auditorio Sebastian Lerdo de Tejada para mostrar sus pruebas a favor del abogado de los veracruzanos.

Previamente, los diputados miembros de la Comisión Instructora, ingresaron al recinto sin ningún problema, donde esperaron a que las partes se hicieran presentes.

Melhem Marcus aseguró que este juicio político no tiene sustento, pues cuando se denunció la presunta desaparición forzada de Zarate Aviña, actuarios de un juez federal acudieron en búsqueda de la víctima en dos ocasiones y certificaron su localización y buen estado de salud.

“Estaba en buen estado físico sin golpes y en una oficina de la Fiscalía General del Estado. Él estaba trabajando y un actuario dio fe de que se encontraba trabajando. Esta es una resolución de amparo que consta que fue parte de una serie de 22 pruebas en las que fundamento la fiscal que se resolvió en su momento”.

Resaltó que este juicio no es procedente pues existe una resolución constitucional de un juez federal que fue tomada en cuenta con una serie de pruebas, de que no existió una desaparición forzada.

El día de ayer se dieron a conocer unos audios donde el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez apresura el juicio político del fiscal general, Winckler Ortiz, a lo que el abogado dijo que no podrían tomarlos en cuenta pues ni siquiera los ha escuchado.

Ante las acusaciones sobre que el fiscal general ha sido juez y parte en esta investigación, aseguró que la determinación donde la fiscalía exonera a Winckler Ortiz, fue realizada por una persona distinta a algún subordinado del fiscal; por lo que aseveró que los diputados de la LXV Legislatura podrían incurrir en responsabilidad al aceptar este juicio, sabiendo qué hay una determinación federal que desestima el caso.

En tanto, el señalado Winckler Ortiz, prefirió este día no dar entrevistas, pues con paso sigiloso entró al recinto sin hacer alboroto.

Fue así cuando se presentó el abogado Arturo Nicolás Baltazar, quien aseguró que el fiscal general del Estado, Jorge Winckler Ortiz ha usado todas sus influencias y todos los recursos “legalolides” para evitar su responsabilidad.

“Viene ante el congreso a decir: ya me investigaron mis subordinados y resolvieron que no hay elementos para un ejercicio de acción penal; un juez de distrito ya resolvió que yo no soy responsable de desaparición forzada”.

No obstante, evitó responder preguntas de la prensa sobre la falta de información que dio al solicitar este juicio político, pues no mencionó que ya existía una determinación por parte de un juez federal que desestimaba la presunta desaparición forzada del ex escolta de Luis Ángel Bravo.

Fue así como dio inicio esta audiencia con apatía, ya que los diputados de ninguna bancada, ni siquiera los del PAN se acercaron a ver como transcurría el paso de la comparecencias, contrario al día de ayer, donde incluso se rumoró que hubo mordidas por parte de una diputada al abogado demandante.

Es de mencionar que si bien Francisco Zárate Aviña, exjefe de escoltas de Luis Ángel N, reclamó a través del abogado Arturo Nicolás Baltazar ser víctima de desaparición forzada por parte de la Fiscalía General del Estado, este terminó aceptando que estaba sano y salvo.

Cuéllar Díaz, en audiencia celebrada el 3 de julio del año pasado, determinó sobreseer el juicio, pues lejos de probar la responsabilidad del fiscal, la presunta víctima lo exoneró.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *