xalapa
22
Search
Miércoles, 26 de Julio de 2017
  • :
  • :

Condenan a Lula da Silva a nueve años y medio de prisión por corrupción

lula

El juez federal Sergio Moro condenó al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva a nueve años y medio de prisión por cargos de corrupción y lavado de dinero.

Lula no será detenido en lo que procede una apelación, aunque el juez Moro recalcó que debería considerarse la prisión preventiva por evidencia de que el exmandatario intentó descarrilar las pesquisas.

“Al combinar el comportamiento con los episodios en los que orientó a terceros para que destruyeran pruebas, uno podría considerar decretar la prisión preventiva del expresidente”, dijo el juez encargado de los casos que han salido de la investigación de Lava Jato.

Esta medida se produjo mientras el político lidera las encuestas para las elecciones presidenciales del próximo año. Ahora el caso será analizado por un grupo de magistrados que, si deciden ratificar la condena, la ley brasileña dice que a Da Silva se le prohibirá que pueda postularse al cargo.

El político fue investigado por su relación con OAS —una de las constructoras que recibieron contratos con el gobierno de Lula da Silva y de su sucesora, Dilma Rousseff— que aparentemente obtuvo beneficios por restaurar las propiedades que habitan el expresidente y su familia, como una casa de campo y un departamento en la playa.

El caso es parte de una investigación de corrupción masiva que ha afectado a la política brasileña produciendo el encarcelamiento de altos ejecutivos de negocios y políticos de élite.

Lula da Silva, de 70 años, se ha visto envuelto en una serie de procesos legales por su estrecha relación con grandes constructoras que se vieron beneficiadas al obtener contratos gubernamentales muy lucrativos. Las acciones contra Lula plantean serias dudas sobre su futuro político y las ambiciones del Partido de los Trabajadores (PT), que busca volver al poder.

Desde inicios del año pasado, comenzaron los rumores y las acciones contra el líder del PT. “Ellos van a tener que derrotarme en la calle”, le dijo a sus simpatizantes en la fiesta de aniversario del PT, en 2016. “Tendré 72 años pero estaré tan dispuesto y listo como un hombre de 30”.

Muchos políticos cercanos al expresidente ya están en prisión por cargos por corrupción, entre ellos José Dirceu de Oliveira e Silva, su exjefe de gabinete. También hay un fuerte escrutinio sobre las relaciones comerciales de su hijo Luis Cláudio Lula da Silva, quien es dueño de una empresa de mercadotecnia deportiva y se sospecha que recibió pagos ilegales relacionados con un plan para reducir las penalizaciones fiscales a empresas grandes.

Lula fue presidente de Brasil de 2003 a 2010 y aún se le reconoce como la figura más importante del Partido de los Trabajadores. Sigue ejerciendo gran influencia en Brasilia, donde es visto como una de las figuras con más poder.

Más que ningún otro político brasileño, representa el crecimiento en un momento en el que Brasil surgió como una potencia entre los países en vías de desarrollo, cuando se descubrieron grandes yacimientos de petróleo y prosperaba la relación comercial con China.

Esta es la primera vez desde que se aprobó la Constitución de 1988, después de la dictadura, que un expresidente es condenado por delitos penales.

Tomado de The New York Times en Español.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *