xalapa
18
Search
Sabado, 19 de Enero de 2019
  • :
  • :

Corolario: Nueva etapa de la Suprema Corte de Justicia

Raul contreras bustamantePor Raúl Contreras Bustamante

 

El pasado 2 de enero tuvieron verificativo dos acontecimientos que marcarán el inicio de una nueva etapa en la vida de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El primero de ellos consistió en la ceremonia de investidura de Juan Luis González Alcántara Carrancá, quien había sido electo por el Senado para ocupar el sitial que estaba vacante a la salida de José Ramón Cossío.

El ahora ministro González Alcántara es egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde también realizó estudios de maestría y doctorado, profesor muy querido y destacado, siendo hasta hace poco Consejero Técnico de la propia Facultad e Investigador honorario del Instituto de Investigaciones Jurídicas.

Hasta antes de integrar nuestro Tribunal Constitucional era magistrado del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, mismo que presidió del año 2000 a 2003; hacía décadas que no llegaba a la Corte un juzgador de carácter local tan experimentado, que con seguridad habrá de enriquecer los puntos de vista en las decisiones colegiadas. Prueba de ello, es que de manera inmediata resultó electo para presidir la Primera Sala, encargada de sesionar los asuntos en materia civil y penal –la primera materia es su especialidad–.

El segundo episodio fue también de la mayor importancia. El artículo 97 de nuestra Carta Magna contempla que cada cuatro años el Pleno de la Corte –compuesto por once ministros– deberá elegir a su presidente, resultando designado Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. El nuevo presidente estudió la licenciatura en la Escuela Libre de Derecho y obtuvo su doctorado en Derecho en la Facultad de Derecho de la UNAM.

El nombramiento de Arturo Zaldívar representa un hito en la Corte, ya que es el primer ministro que llega a presidir el más alto tribunal sin provenir de la carrera judicial. Como resultado de sus posturas dentro de las discusiones, se le considera liberal y ha generado simpatías dentro de los sectores de izquierda y de los defensores de los derechos humanos. Gracias al voto mayoritario de sus compañeros fue elegido y ello implica una  apertura y diálogo con el Presidente de la República y con el Poder Legislativo.

Arturo Zaldívar, en su discurso pronunciado al asumir el cargo, se comprometió a ser defensor de la independencia de la Corte, señalando que ese valor no es una entelequia sino un presupuesto indispensable para que exista un Estado constitucional de derecho.

Pero agregó que México vive un momento extraordinariamente complicado; por ello, el diálogo entre los órganos de poder es hoy más que nunca no sólo necesario, sino indispensable; así también expresó un compromiso por tratar de estar más cerca de la ciudadanía para recobrar su confianza.

El papel de la Suprema Corte es de suma trascendencia: asegurar que la Constitución sea efectiva en la realidad; defender las decisiones políticas fundamentales y, a la vez, ajustarlas a los nuevos tiempos y necesidades del país y de los mexicanos.

Hago votos por el éxito de esta nueva era de nuestro Tribunal Constitucional, presidido por Arturo Zaldívar, así como, por la integración del ministro González Alcántara. Son ambos motivos de orgullo para la comunidad universitaria.

Como Corolario, las palabras del Juez de la Corte Suprema de los Estados Unidos, Stephen Breyer: “El Estado de derecho es un arma que necesitamos utilizar”.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *