xalapa
18
Search
Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
  • :
  • :

Cuadro de mujer envuelta como carne causa polémica

carne-premium

El autorretrato de la artista peruana Patricia Gygax Carne premium buscaba originalmente ser una protesta irónica contra la cosificación de la mujer, su representación en los medios y el uso indiscriminado de la imagen femenina para vender productos de todo tipo.

Pero una locutora del mismo país llamada Giuliana Grimaldo inició una ola de protesta e indigación en las redes sociales cuando posteó la fotografía de la obra de Patricia Gygax que exhibe envuelto en papel plástico desde 2010 el restaurante Carnal, uno de los establecimientos de carnes más exclusivos de Lima.

El cuadro Carne premium fue adquirido por el coleccionista de arte y restaurantero Diego León de Peralta, quien tras la polémica desatada y los insultos recibidos en la fan page del restaurante Carnal decidió hacer la siguiente aclaración:

“A raíz de las recientes críticas y ofensas que hemos recibido de un grupo de activistas respecto de un cuadro que tenemos hace 6 años en nuestro local, quisiéramos expresar lo siguiente: Carnal no está, ni nunca ha estado, a favor de la desigualdad de género, ni la ‘cosificación’ de la mujer, ni nada por el estilo, como se nos ha acusado en estos días. Somos un local al cual le gusta el arte contemporáneo, exhibiendo obras en nuestro local que si bien pueden ser controvertidas o de carácter fuerte solo tienen la intención de generar conversación y, en este caso en particular, de resaltar el mensaje que la artista quiso expresar en este autorretrato (que muchos han confundido con una foto o publicidad con alguna modelo contratada). A continuación adjuntamos un texto recientemente enviado por la artista y amiga nuestra, donde se explica de qué trata el cuadro, para poder evitar malentendidos sobre su intención y la nuestra como restaurante y plataforma artística de libre expresión. Este mismo será colgado legiblemente al lado del cuadro para que el mensaje sea claro y evite futuras malinterpretaciones”.

 

“Soy un pedazo de carne. No tengo voluntad propia. No tengo voz. Estoy envuelta en plástico, no puedo respirar. Me miran, me miden, me pesan. Soy una ‘carne premium’, tengo un buen precio pero carezco de valor”, aclara Patricia Gygax respecto a su obra Carne premium.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *