xalapa
22
Search
Jueves, 20 de Setiembre de 2018
  • :
  • :

#DatoDuro | El voto para el PRI se desplomó 64% en 8 municipios de Edomex donde la violencia reina

8-malditos700-1

Ecatepec, Nezahualcóyotl, Coacalco, La Paz, Valle de Chalco Solidaridad, Chalco, Ixtapaluca y Tlatlaya son los municipios más inseguros en el Estado de México y en el país están entre los primeros veinte. Su realidad reflejada en el drama de los asaltos en el transporte público sirvió de materia prima de los primeros spotsde la contienda, lanzados por el PAN y el PRI. Ahí los delitos de alto impacto como el secuestro, la extorsión, el homicidio y el feminicidio se han reproducido sin que las mediciones muestren un mínimo descenso. Cinco de estos ayuntamientos están gobernados por el PRI y tres por el PRD.

El domingo pasado los del territorio más inseguro de la entidad mexiquense parecen haber elegido otro destino político. Según el PREP, en los ocho ganó Morena y el PRI tuvo una caída de 64 por ciento con respecto a 2011. El PRD triunfó en dos de los que gobierna y el PAN ni siquiera contó. En la emblemática Tlatlaya tuvo su preferencia más baja: 15 votos.

TERCERA ENTREGA DE UNA SERIE.  

En la última década han sido los ocho malditos. No hay lista negra en la que no aparezcan y el Departamento de Estados Unidos los mantiene con alerta para que sus ciudadanos por ninguna razón los visiten. Es que ahí los delitos de alto impacto como el secuestro, la extorsión, el homicidio y el feminicidio se han reproducido sin control.

Son Ecatepec, Nezahualcóyotl, Coacalco, La Paz, Valle de Chalco Solidaridad, Chalco, Ixtapaluca y Tlatlaya. Sus nombres, casi todos aztecas, están siempre entre los 20 municipios más inseguros no sólo del Estado de México; sino de la República Mexicana.

Integrantes de la Zona Metropolitana del Valle de México, con la capital del país comparten una línea tan fina que a veces es invisible. En algunos momentos de su Historia reciente ni siquiera han sido analizados por los observatorios. La delincuencia se padece cada día, se cuenta en las planas de los diarios o las redes sociales, pero es una realidad que surge y alarma por fragmentos. Los números no arrojan un mapa completo. De algunos años ni siquiera hay registros.

Las encuestas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señalan que más del 90 por ciento de los mexiquenses caminan inseguros por las calles aledañas a sus casas, cuando van al trabajo o cuando van a retirar dinero a cajeros automáticos. Y en estos ocho municipios (con excepción de Tlatlaya) seis de cada diez personas son víctimas de la delincuencia, de acuerdo con datos del C5, un aparato de monitoreo instalado en 2015 que ha elaborado mapas de la delincuencia.

Un estudio del Congreso del estado indica que el 12 por ciento de los delitos de todo el país se concentra ahí.

Según José Antonio Ortega Sánchez, presidente del Consejo Ciudadano para Seguridad Pública y la Justicia Penal, la impunidad ha dominado frente a la incidencia de delitos. El Índice Global de Impunidad 2016 de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), indica un grado de impunidad en el Estado de México de 76.48 por ciento, cuando la media nacional se ubica en 67.42 por ciento.

La inseguridad en estos ocho municipios fue materia prima de las campañas electorales. El primer spot del Partido Acción Nacional reprodujo el guión de un asalto en un microbús. En 30 segundos, Acción Nacional puso a un actor cuyas líneas amagaban: “Ni se quejen ¡eh!… que seguro votaron por el PRI. ¿Qué han recibido ustedes? ¿Despensa? A ustedes no les va a tocar ni relojes ni casas ni coches. Ellos son los privilegiados, los que gobiernan. A ustedes sólo los usan en las elecciones. Aquí asaltamos parejo… no importa el partido”.

El PRI se quejó ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que ordenó retirarlo. En un comunicado, el órgano colegiado informó sus razones: “(Los magistrados) estimaron que ‘la propaganda denunciada no se ubica en el rango de genérica, toda vez que la línea discursiva (del promocional) está encaminada a exteriorizar un posicionamiento favorable al PAN’, además de hacer ‘un llamado al voto contrario al Partido Revolucionario Institucional’”.

Pero el PRI hizo lo propio. Con los días, Alfredo del Mazo Maza apareció en un video en el que decía: “La delincuencia en el transporte público es el principal problema en el Estado de México. Me lo dice la gente. Cuando sea gobernador, este será el último transporte al que se suban los delincuentes”.

 

La inseguridad fue materia prima también de las posturas de los candidatos. En un sondeo realizado por académicos y estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los candidatos a la gubernatura del Estado de México respondieron que el principal problema de la entidad era la inseguridad. Lo contestaron así Josefina Vázquez Mota, del PAN; Juan Zepeda del PRD; y Óscar González del PT y la independiente Teresa Castell. Alfredo del Mazo, del PRI dijo que era la pobreza. Delfina Gómez de Morena señaló que la corrupción.

Una de las preguntas fue si admitían que cárteles del crimen organizado operaban ahí. Cinco suspirantes respondieron que sí. Sólo Del Mazo lo negó.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *